Publicado 30/01/2019 14:17CET

Quirónsalud Málaga logra la recuperación de ovocitos maduros en una paciente con tumor ovárico

Embriólogas trabajan en un hospital de Quirónsalud
QUIRÓNSALUD - Archivo

MÁLAGA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Quirónsalud Málaga ha realizado con éxito una recuperación de ovocitos maduros de una paciente con un tumor ovárico para la preservación de su fertilidad mediante vitrificación.

La vitrificación o crioconservación de ovocitos es un método eficiente de preservación de la fertilidad que puede aplicarse en mujeres que desean posponer su maternidad o que padecen afecciones ginecológicas que amenazan su futuro reproductivo, según ha explicado Quirónsalud en una nota de prensa.

Desde que en 2010 se pusiera en marcha esta técnica en el Hospital Quirónsalud Málaga, han nacido en el mismo varios bebés de ovocitos congelados, suponiendo ya la preservación de la fertilidad el ocho por ciento de los ciclos realizados en la Unidad de Reproducción Asistida del centro hospitalario.

Para dar a conocer esta técnica y sus beneficios en cuanto a preservación de la fertilidad se refiere, la Unidad de Reproducción Asistida y el servicio de Ginecología del Hospital Quirónsalud Málaga han realizado la primera comunicación que describe la aspiración ovárica ex vivo o extracorpórea de ovocitos maduros para la preservación de la fertilidad utilizando la guía de ultrasonido estándar.

A pesar de que esta guía de ultrasonido no es completamente necesaria, como han demostrado otros autores, tal procedimiento ha permitido una cosecha fácil y completa de ovocitos en un tumor raro con extrañas formaciones quísticas que dificultan mucho el reconocimiento de los folículos ováricos dentro de la tumoración neoplásica.

CASO CLÍNICO

Una mujer de 31 años fue remitida a la Unidad de Reproducción Asistida por el servicio de Ginecología del Hospital Quirónsalud Málaga, liderado por el doctor Andrés Carlos López, para recibir asesoramiento sobre sus opciones de preservación de la fertilidad tras una ooforectomía o extirpación quirúrgica de su ovario derecho debido a un tumor ovárico.

"La joven, sin pareja, sin embarazos y sin intentos de embarazo previo y con menstruaciones regulares desde la edad de doce años ya había perdido su ovario izquierdo hacía seis años, después de una ooforectomía laparoscópica por un teratoma maduro de 14 centímetros de diámetro", explica el doctor Enrique Pérez de la Blanca, jefe de la unidad de Reproducción Asistida de los Hospitales Quirónsalud Málaga y Marbella.

PROCEDIMIENTO

La paciente llegó al servicio de Ginecología del Hospital Quirónsalud Málaga con una masa ovárica con múltiples formaciones quísticas redondas, muy parecidas a folículos en desarrollo. "Tras las pruebas diagnósticas necesarias, se sospechaba de un teratoma de rápido crecimiento y, tras completar el estudio con una resonancia magnética, se diagnosticó un cistoadenoma mucinoso probable", determina el doctor Pérez de la Blanca.

Después de una conversación exhaustiva sobre todos los factores médicos y personales (residencia en otro país con dificultades para la vigilancia médica, ausencia de una pareja y sin proyecto reproductiva inmediato, masa compleja de difícil manejo conservador), la paciente eligió una cirugía laparoscópica con ooforectomía.

Su decisión fue esa ya que la ecografía y la RM determinaron una masa muy compleja, con un crecimiento rápido, difícil de caracterizar de forma clara como benigno y sin una porción saludable significativa del ovario para ser observado en el futuro.

"Al encontrarse en ese caso sin posibilidades reproductivas en el futuro, se ofreció a la paciente la vitrificación de ovocitos, después de la estimulación ovárica y la aspiración folicular extracorpórea, con la intención de facilitar la aspiración de los folículos en un ovario tan atípico y evitar el derrame de contenido tumoral potencialmente maligno en la cavidad abdominal", continúa el jefe de Reproducción Asistida.

POSTOPERATORIO

El período postoperatorio fue completamente normal y la paciente fue dada de alta 48 horas después. El estudio de los tejidos extirpados diagnosticó un raro tumor denominado estruma ovárico (teratoma quístico monodérmico maduro), "afortunadamente benigno".

La paciente "pudo así conservar un cierto potencial de ser madre con sus propios ovocitos en el futuro, algo que hubiese sido imposible de no haberse realizado el procedimiento de preservación", han apuntado.

UNIDAD DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

La Unidad de Reproducción Asistida liderada por el doctor Enrique Pérez de la Blanca, presente en el Hospital Quirónsalud Málaga desde su apertura hace más de nueve años y con alrededor de 450 tratamientos anuales, está ahora presente también en el Hospital Quirónsalud Marbella.

Cuenta con la colaboración del servicio de Obstetricia y Ginecología de Marbella, encabezado por los doctores Francisco Jesús González Carvajal y José Amores Tirado, para facilitar el acceso a sus pacientes de todos los medios humanos y técnicos para conseguir el sueño de concebir un hijo.