Vithas desarrolla una técnica para reducir la dosis de radiación y medicación a pacientes con hipertiroidismo

Málaga.- Vithas desarrolla una técnica para reducir la dosis de radiación y medicación a pacientes con hipertiroidismo
GRUPO VITHAS - Archivo
Publicado 08/05/2019 11:17:35CET

MÁLAGA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Física Médica del Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena, en colaboración con el servicio de Medicina Nuclear, ha desarrollado una técnica para pacientes con hipertiroidismo que permite minimizar la dosis de radiación y medicación a la que deben ser sometidos para tratar su patología.

De esta forma, y siguiendo los procedimientos recomendados por la Asociación Europea de Medicina Nuclear (EANM por sus siglas en inglés), el hospital ha conseguido retirar la medicación al 50 por ciento de los pacientes tratados con esta técnica y reducir la medicación al mínimo en el resto de pacientes.

El hipertiroidismo es una enfermedad frecuente, sobre todo en mujeres de entre 30 y 40 años. Esta patología se puede manifestar con síntomas como irritabilidad, nerviosismo, fatiga o debilidad muscular, dificultad para conciliar el sueño, frecuencia cardiaca incrementada o irregular, entre otros.

"En numerosas ocasiones se ha de tratar dicha enfermedad, siendo comunes las técnicas de cirugía o tratamiento con yodo radiactivo (I-131), unas técnicas que conllevan que el paciente pueda desarrollar un hipotiroidismo transitorio o definitivo, dependiendo de la cantidad de tejido tiroideo funcional remanente", según ha explicado David Jiménez Feltström, radiofísico del servicio de Física Médica y Protección Radiológica.

Con esta nueva técnica, ha agregado, se ha logrado reducir entre un 30 y 60 por ciento la actividad administrada en los pacientes planificados, eliminando la medicación por completo en la mitad de los pacientes. "Estos resultados se consideran un éxito pues el hipotiroidismo es más sencillo de controlar, utilizando la administración de una dosis diaria de hormona tiroidea", ha puntualizado este especialista.

Jiménez ha explicado que los resultados de los tratamientos se evalúan con el paso de los años y el estado del paciente, pero los datos preliminares que se han obtenido en el hospital después de dos años de implantación indican que algunos pacientes han reducido la dosis a su tiroides en más de 170G y eso equivale a 680 TACS. "Es un método que permite cumplir con el criterio ALARA --dosis tan baja como sea razonablemente posible-- y la ventaja es inmediata para el paciente", ha indicado en un comunicado.

Asimmismo se recortan los tiempos de respuesta de los pacientes, de forma que alcanzan un nivel normal de hormonas estimulantes de tiroides (TSH) en los tres primeros meses, la mitad de tiempo que los casos no planificados con esta técnica en el mismo periodo.

"Esto significa también que la asistencia del paciente a las revisiones se reduce a menos de la mitad, frente a los algunos pacientes que desarrollen un hipotiroidismo franco que necesitan de un mayor seguimiento, más analíticas, con medicaciones más altas y difíciles de controlar", ha sostenido.

La cuarta ventaja es que los pacientes se estabilizan con baja o ninguna medicación, frente a dosis de Eutirox hasta cuatro veces mayores en otros pacientes.

Contador

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial