Actualizado 27/10/2020 18:19 CET

Reyes apuesta por que la provincia de Jaén juegue "un papel importante" en el reparto de las ayudas de la PAC

Consejo Provincial del Aceite de Oliva
Consejo Provincial del Aceite de Oliva - DIPUTACIÓN DE JAÉN

JAÉN, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, ha valorado el acuerdo alcanzado por los países de la Unión Europea sobre la PAC post 2020 y ha aportado por que la provincia juegue "un papel importante" en el reparto de las ayudas.

Así lo ha señalado durante la celebración del Consejo Provincial del Aceite de Oliva, un encuentro que ha contado con la presencia del secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda, quien ha expuesto las principales novedades que conlleva esta reforma, calificada como "un éxito" por Reyes.

El máximo responsable de la Administración provincial jiennense ha destacado que la nueva PAC va a representar "para nuestro país un incremento presupuestario, ya que pasamos de los 47.500 millones de euros del anterior marco comunitario a 47.724 millones de euros, lo que demuestra el compromiso claro de Europa por su agricultura, un sector que considera estratégico".

Sobre este aumento del presupuesto agrícola comunitario, Francisco Reyes ha puntualizado que "casi nadie podía imaginárselo por el Brexit o la situación de pandemia que supone un gran esfuerzo económico por parte de todas las administraciones".

Además de una mayor dotación, el acuerdo alcanzado permitirá igualmente que "se destine un 60 por ciento del presupuesto a pagos directos y también un 20 por ciento a los ecoesquemas", que primarán prácticas más respetuosas con el medio ambiente, según ha resaltado Reyes, quien también ha valorado que "tendrá en cuenta el enfoque de género a propuesta de España y la apuesta por la incorporación de nuevos agricultores".

En definitiva, ha subrayado que se trata de "una PAC menos burocrática y más ágil, que camina hacia una transición digital y que será una aliada imprescindible para esa transformación medioambiental por la que también está apostando Europa".

A partir de ahora, "el trabajo lo tenemos en España, habrá que definir el reparto de estas ayudas con la implicación de todas las comunidades autónomas, y en eso está inmerso el Ministerio de Agricultura, también con la participación de las organizaciones agrarias y otros colectivos".

En este contexto, ha reivindicado que "Andalucía y Jaén tienen que jugar un papel importante en el diseño del plan estratégico que España tiene que presentar a la UE, porque aquí somos especialmente conscientes de la importancia de esta actividad para nuestra economía, el empleo y la forma de vivir que tenemos".

Para esta negociación que debe realizarse en España, Reyes también ha valorado que en el acuerdo suscrito en la UE se haya introducido una reducción de las ayudas europeas directas a partir de que se reciban más de 60.000 euros".

Sobre esta nueva PAC, Fernando Miranda ha explicado que "introducirá cambios paulatinos, porque en el fondo es una reforma para casi diez años, con el objetivo de que se mantenga el tejido productivo y que nuestros sectores agrícola y ganadero sigan siendo competitivos y sostenibles".

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura ha expresado su satisfacción por el presupuesto que se ha conseguido, al que "se sumarán también fondos de recuperación, con lo que es probable que contemos con la mayor cantidad de dinero que nunca hayamos tenido en la PAC".

En este sentido, la ha calificado como "una ocasión", por lo que se ha mostrado "optimista" de cara a un futuro en el que "hay que cambiar, no podemos quedarnos como estamos, porque la sociedad ha evolucionado en estos últimos años y cada vez tiene más conciencia medioambiental respecto a cómo se producen los alimentos, pero tendremos tiempo para adaptarnos".

Así, ha indicado que "hemos logrado que hasta 2025 no se apliquen los ecoesquemas, por lo que podremos acompañar durante los años previos a los agricultores para que puedan incorporar estas medidas". Unas propuestas que figurarán en el plan estratégico que España deberá presentar en la UE, para el que Miranda ha pedido "a todos, las comunidades autónomas y las organizaciones agrarias, que hagan un esfuerzo para afrontar los retos de esta próxima década y superarlos con éxito".

Miranda ha señalado que el olivar tradicional "tiene que tener algún reflejo en la PAC, tanto en la ayuda básica a la renta como en los ecoesquemas". Además, ha señalado que la nueva PAC contempla la posibilidad de introducir programas sectoriales y el ministro de Agricultura, Luis Planas, ya ha apuntado que propondrá uno para el olivar que primará la producción de aceite de oliva y su comercialización.

El plan estratégico comenzó a elaborarse en febrero de 2019 en una primera fase que se llama análisis de las necesidades y en la que, según Miranda, se ha puesto sobre la mesa las dificultades que entraña un sistema basado en derechos individuales para cuestiones como la entrada de jóvenes agricultores o dar transparencia al mercado de compra-venta y arrendamiento de tierras.

Ha añadido que esos derechos individuales no han existido siempre sino que son "bastante recientes" puesto que datan de 2006. "Se pueden producir efectos equivalentes a los derechos individuales sin necesidad de que exista un mercado de compra-venta de derechos" ya que ello conlleva que haya "atesoramiento" de los derechos por el propietario-titular de los derechos y no por el que ejerce la actividad agraria.

Para el responsable de Agricultura, avanzar hacia un sistema no basado en derechos sería ganar transparencia a la hora de ejercer la actividad agraria. Por eso ha apuntado que para cuando se extingan los derechos de cara a la próxima PAC toda la superficie agrícola o ganadera tendrá derecho ayuda. A partir de ahí lo que habría que evitar es que "haya gente que quiera introducir en el sistema superficie de manera especulativa" y para ello tendrán que demostrar que están realizando una actividad "fidedigna".

"No va a ser barra libre, vamos a introducir un sistema de control muy estricto para que una vez que concluya el sistema de derechos, lógicamente sólo se puedan seguir beneficiando de las ayudas los que son verdaderamente agricultores y ganaderos".

Para leer más