Aguilera ve "débil" al Gobierno andaluz para defender la financiación autonómica: "Venden a Andalucía al mejor postor"

Publicado 17/08/2019 11:19:33CET
449280.1.644.368.20190817111933
Vídeo de la noticia

SEVILLA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía y dirigente de Podemos, Ángela Aguilera, ha señalado la "debilidad" que, a su juicio, caracteriza al Gobierno andaluz que comparten PP-A y Ciudadanos (Cs) sobre todo por ser "dependiente" de Madrid. "Andalucía necesita un Gobierno andaluz que defienda la financiación autonómica y que defienda el papel de Andalucía en el modelo territorial a nivel de Estado, y estos señores no están capacitados para hacerlo: Venden a Andalucía al mejor postor", ha remachado.

"Son patriotas de pacotilla, para ponerse la banderita", ha afirmado en una entrevista con Europa Press Aguilera, que cree que el jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno, "no termina de creerse y asimilar que es el presidente de la Junta de Andalucía".

A su juicio, el que lidera el PP-A "es un gobierno débil" toda vez que considera que con 26 diputados "es normal que sea complicado sentirse fuerte ni liderar nada". "El PP-A tiene 26 diputados y Cs --con 21-- está permanentemente soplándole el cogote" y a todo esto se suma, según ha apuntado la dirigente de Adelante, "que dependen de los dimes y diretes de Vox".

Y así, en la misma línea, Aguilera se ha referido a las "descoordinaciones" que se producen en el seno del Gobierno andaluz para señalar que esto es "una prueba evidente de esa debilidad".

"En absoluto es el Gobierno que necesitamos en este momento para abanderar el proceso de defensa de los intereses de Andalucía", ha proseguido para apuntar que se trata de un Ejecutivo que "se configuró en Madrid, las direcciones andaluzas no se movieron hasta que no daban el visto bueno en Madrid".

Por eso, ha censurado que el Ejecutivo de Juanma Moreno "depende de Madrid" cuando Andalucía un Gobierno "que defienda la financiación autonómica y el papel de Andalucía en el modelo territorial a nivel de Estado".

Ha insistido en que "son patriotas de pacotilla" porque "cuando hay que defender a los sectores productivos, la economía, el campo, la pesca o un modelo de transición ecológica andaluz, flaquean". Y esto ocurre, en opinión de Aguilera, "porque sus intereses no son los de Andalucía, sus intereses son los de mantener a Andalucía como ha estado hasta ahora, dependiente del Estado y siendo un granero de manos de obra barata y, sobre todo, de recursos naturales".

LA PRIORIDADES DE ADELANTE

Frente a esto, ha explicado que la prioridad de Adelante Andalucía en el nuevo periodo de sesiones que arrancará en septiembre será hablar de Andalucía, "de cómo se va a desarrollar el cumplimiento del acuerdo de financiación autonómica y del papel de Andalucía en el proceso de desarrollo del modelo territorial". "La presencia de Andalucía es fundamental, estratégica, es la piedra de toque para el desarrollo andaluz de los próximos años", ha abundado Ángela Aguilera.

Y con todo, ha explicado que seguirán impulsado iniciativas a fin de acabar con los "privilegios" de la clase política porque entiende que es "una vergüenza y una ignominia que los diputados cobren dietas, indemnizaciones y desplazamientos por no venir a trabajar" en agosto, mes inhábil en la Cámara autonómica. También ha rechazado que los altos cargos perciban ayudas para el alquiler, "que gente con salario medio de 60.000 euros las cobren es un insulto para todos los ciudadanos".

"La política hay que ejercerla desde la ética, es una cuestión prioritaria", ha sostenido la dirigente de Podemos para explicar que volverán a plantear la Ley de Cuentas Claras y Abiertas que su formación impulsó en la pasada legislatura y que entonces fue rechazada, así como defenderán la puesta en marcha de una Oficina Anticorrupción y centrarán el discurso en el cambio climático.

Sobre esto último ha explicado que Andalucía tiene los medios y los recursos naturales para abanderar la lucha contra el cambio climático y que esto, además, "puede ser una salida para la economía, para defender otros sectores productivos" y que "se hable de futuro y no de pasado".