Ametic, CTA y socios internacionales abren convocatoria de ayudas para la digitalización del sector agroalimentario

Publicado 17/12/2018 17:43:17CET

SEVILLA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Ametic y Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), junto a otros ocho socios internacionales, han abierto la primera convocatoria de ayudas del proyecto
europeo DIVA dirigido a pymes que incorporen tecnologías digitales a los sectores
agroalimentario, medioambiental y forestal.

Este proyecto, bajo el nombre completo de 'Boosting innovative DIgitech Value chains for Agrifood, forestry and environment' y financiado a través del programa europeo Horizonte 2020, tiene como objetivo principal impulsar la digitalización de estos sectores.

En concreto, pretende fomentar la innovación aplicada a los modelos de negocio de estos sectores productivos a través de la introducción de la tecnología a lo largo de toda su cadena de valor: desde la producción de la materia prima, pasando por el procesado en fábrica, hasta la fase de transporte, la logística y su llegada al consumidor final.

Para ello, el proyecto DIVA prestará soporte específico a pymes innovadoras de los sectores agrícola, alimentario, forestal, medioambiental y TIC. Asimismo, ofrecerá un amplio abanico de instrumentos de financiación directa, repartiendo en su primera convocatoria un total de 1,35 millones de euros en forma de cheques, con el objetivo de ayudar en el desarrollo de proyectos innovadores de maduración tecnológica, pruebas de demostración y de actividades de internacionalización.

El proyecto DIVA está liderado por el clúster francés Agri-Sud Ouest Innovation, acompañado por un consorcio de otras nueve entidades expertas de seis países europeos: Francia, España, Italia, Portugal, Grecia e Irlanda, en su mayoría asociaciones o grupos de empresas de los sectores mencionados, entre los que se encuentran Ametic y CTA como socios españoles. El resto de partners que completan el consorcio son: Digital Place (FR), CRPV y H-farm (IT), Inovisa y InescTEc (PT), GRNET (GR) y Teagasc (IR).

Durante los nueve primeros meses del proyecto, iniciado el pasado mes de abril, los socios del proyecto DIVA han recopilado una serie de retos tecnológicos y necesidades transmitidas por los propios usuarios finales de estos tres sectores. Ello ha sido posible gracias a la organización de actividades específicas de trabajo donde se han recogido las experiencias, preocupaciones e inquietudes de productores, agricultores, empresas de procesamiento, distribuidores o vendedores de producto final. La finalidad de este trabajo es la de alinear las
necesidades del sector con las actividades que el proyecto DIVA financiará a través de sus convocatorias de ayudas a proyectos.

El proyecto DIVA lanzará a lo largo de sus tres años de duración dos convocatorias abiertas para la presentación de propuestas de proyectos desarrollados por pymes que incorporen tecnologías digitales a los sectores agroalimentario, forestal y medioambiental. Las ayudas serán de hasta 60.000 euros por pyme.

Las empresas candidatas podrán optar a las ayudas a través de tres modalidades o instrumentos diferentes. El instrumento de maduración, que se divide a su vez, para actividades de maduración, destinado a financiar actividades de maduración de modelos de negocio innovadores. El tipo de actividades financiadas en este caso serían principalmente servicios de consultoría, coaching o mentoring en materias como estrategia y maduración de planes de negocio y comercialización, patentes y propiedad intelectual, vigilancia del estado del arte, regulación y certificación, estudios de mercado, competencia o viabilidad del producto, entre otros. Los cheques tendrán una cuantía de 10.000 euros.

También para actividades de maduración tecnológica que trata de financiar actividades de maduración tecnológica de productos o servicios ya desarrollados que requieran actividades de testeo, integración o prototipado en laboratorio, como paso previo a pruebas de pilotaje y demostración en entornos reales o casi reales. Los cheques serán también de 10.000 euros.

Otro de los instrumentos es el de demostración orientado a financiar actividades de puesta en marcha de demostradores en entornos de operaciones reales, tanto a pequeña escala (abordando una parte concreta de la cadena de valor) como a gran escala (cubriendo extremo a extremo la cadena de valor). El
objetivo es validar técnica y funcionalmente nuevos productos o servicios innovadores basados en tecnologías digitales, o probar la integración con otras tecnologías o entornos en los sectores cubiertos por el proyecto DIVA. Los cheques serán de 25.000 euros para demostradores de pequeña escala y 60.000 euros para demostradores de gran escala.

El tercero es el instrumento de internacionalización, a través de cheques de soporte a la internacionalización, que tendrán una cuantía de 30.000 euros, son para aquellas pymes que requieran ayuda en actividades orientadas a la expansión de su actividad comercial más allá de su país de origen. En este caso, son objeto de financiación actividades como la contratación de expertos para la elaboración de estrategias comerciales de expansión, prospecciones de mercado en países diana, estudios de la regulación, marcos legislativos o protección del producto en otros países, así como soporte financiero a misiones a ferias internacionales.

PLAZOS Y VÍAS DE SOLICITUD

La presentación de propuestas, estará abierta hasta el próximo 1 de febrero de 2019, y se realizará de forma 'on line' a través de la plataforma también accesible desde la web del proyecto DIVA. Todos aquellos interesados en colaborar con las actividades del proyecto o presentar su propuesta tienen a disposición diferentes formas de conectarse con el mismo.

A través de la suscripción a la 'newsletter' oficial del proyecto que periódicamente informa de las actividades o eventos más importantes del proyecto; comunicándose con los puntos nacionales de contacto del proyecto DIVA quienes
darán soporte para la orientación de las propuestas de proyecto. En el caso de España, Javier Valero (jvalero@ametic.es)o Nathalie Chavrier (nathalie.chavrier@corporaciontecnologica.com); enviando una consulta a través del formulario general del proyecto DIVA o inscribiéndose y acudiendo a los eventos nacionales y europeos organizados por el proyecto DIVA.

El fuerte crecimiento de la población global, acompañado de cambios en los patrones de consumo, implicará que la agricultura suministre un 60 por ciento más de alimentos en 2050. La sociedad, cada vez más concienciada con su salud y el entorno, demandará tener acceso a nuevas fuentes de alimentación fiables y que reduzcan significativamente el impacto en el medioambiente. De ahí, la necesidad de concienciar sobre las oportunidades que ofrecen la tecnología y los habilitadores digitales para conseguir que el sector agroalimentario sea más
eficiente y sostenible, principalmente a través de la innovación.

Para ello, hace falta fomentar la hibridación y reducir la brecha entre los dos sectores, poniendo en contacto a empresas del sector TIC con las del agroalimentario. De este modo, se crea una cultura de colaboración que acerca la tecnología a un sector culturalmente reacio a la misma.