Publicado 03/02/2021 15:01CET

Bendodo se “reafirma” en sus palabras sobre muertes y medidas más duras y critica la “pose” de PSOE-A y Adelante

El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo
El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo - María José López - Europa Press

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha señalado este miércoles que se "reafirma" en las manifestaciones que hizo ayer cuando planteó "cuántas muertes tiene que haber" para que el Gobierno central deje a las comunidades tomar decisiones más drásticas para luchar contra la pandemia del coronavirus, y ha criticado la "pose" de PSOE-A y Adelante Andalucía exigiéndole una rectificación.

En declaraciones a Canal Sur Televisión (CSTV), recogidas por Europa Press, Bendodo ha indicado, respecto al hecho de que desde el PSOE-A y Adelante se le acuse de "usar a los fallecidos" para confrontar o en "beneficio político", que el papel de la oposición es criticar la labor del Gobierno y que él, "con deportividad", entiende el papel que tienen que jugar y "la pose que hacen".

"Se me entendió claramente, ayer fue un ejemplo de la desesperación no sólo del Gobierno andaluz sino de todos los gobiernos autonómicos, ya que estamos ante una tercera ola mucho más agresiva", según ha señalado Elías Bendodo, quien ha manifestado que ayer Andalucía tocó techo en fallecimientos, con 106, mientras que hoy se sitúan en 88.

"Lo que quise decir y me reafirmo es que hasta qué punto tiene que subir la tercera ola no sólo en contagios e ingresos, sino también en fallecimientos, para que el Gobierno nos deje a las comunidades tomar decisiones de más calado", según ha recalcado el consejero, quien ha apuntado que no cree que dijera nada que lleve a nadie a "rasgarse las vestiduras".

Bendodo ha insistido en que las comunidades están peleando contra esta tercera ola, más agresiva que las dos anteriores, "con una mano atada a la espalda", y ha indicado que si el Gobierno central lo que no quiere es asumir un desgaste por las medidas a adoptar, las comunidades sí están dispuestas a hacerlo y, por ello, están pidiendo más herramientas para la lucha contra la pandemia, como adelantar el toque de queda o la posibilidad de confinar a municipios con alta incidencia de contagios.

"Quise decir eso: Hasta qué punto hay que llegar para que el Gobierno deje a las comunidades tomar decisiones porque él no las quiere tomar", ha recalcado el consejero.

Asimismo, sobre las medidas que está adoptando en este momento la Junta, ha indicado que se está haciendo una "cirugía de precisión", analizando la situación municipio por municipio, y ha expresado que entiende las quejas de sectores como la hostelería o el comercial ante el cierre de los negocios en los municipios con una tasa de incidencia de más de 1.000 casos por 100.000 habitantes.

Ha señalado que le duele ver que su provincia, Málaga, tiene cerrados los servicios no esenciales en importantes ciudades, como en la capital, por haberse superado esa tasa de contagios de más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, una situación que se tiene que mantener al menos durante 14 días, porque ese es el mismo periodo de incubación del virus.

Bendodo ha querido dejar claro en cualquier caso, después de que el propio alcalde de Málaga, Francisco de Torre, pida que se pueda abrir la actividad no esencial antes de 14 días al bajarse de la tasa de incidencia de 1.000 casos, que detrás de las decisiones de la Junta no hay ningún "criterio político", sino que todo está sujeto al criterio de los expertos y de los sanitarios.

Ha agregado que entiende la posición del alcalde, pero hay que hacer caso a los expertos y seguir frenando el número de contagios, de ingresos y de fallecimientos.