Publicado 12/09/2022 13:35

Uno de cada tres docentes afirma que el curso arranca con reducción de unidades en su centro, según un sondeo de CSIF-A

Archivo - Un aula de un colegio, foto de archivo
Archivo - Un aula de un colegio, foto de archivo - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Sector de Educación de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía ha detectado a través de un sondeo llevado a cabo a través de su web que uno de cada tres docentes afirma que el curso escolar 2022-2023 ha arrancado con reducción de unidades en sus centros educativos.

CSIF ha lamentado el cierre de unidades que se está produciendo en la escuela pública en los últimos años y que asciende 1.161 unidades menos en los últimos cuatro cursos escolares, con especial incidencia en los cursos 19/20 y 20/21, ante lo que el sindicato aboga por "poner freno a esta tendencia y aprovechar la bajada de la natalidad por reducir la ratio de los grupos en lugar de cerrar unidades de la escuela pública", según ha manifestado la presidenta de CSIF Educación Andalucía, Elena García.

Igualmente, según se indica en nota de prensa, el 68% del profesorado asegura que el curso escolar 2022-2023 ha arrancado en su centro "sin la plantilla del claustro al completo" y el 34% indica que las obras que se han estado desarrollando durante el verano "aún no han concluido".

Respecto a la carga burocrática que soporta el profesorado, el 96% de los docentes considera que esta es excesiva o abrumadora, y el 70% de ellos dice emplear entre cinco y siete horas semanales a labores de este tipo, según la citada encuesta, que avala la denuncia de CSIF Educación sobre que las tareas burocráticas innecesarias que tienen que desempeñar los docentes restan horas de atención al alumnado y de preparación de sus clases.

PLAN DE CHOQUE CONTRA EL PAPELEO SUPERFLUO

Ante ello, la central sindical ha propuesto un plan de choque para reducir el "exceso de papeleo superfluo" en los centros educativos, que además provoca "frustración y desmotivación" entre el profesorado. Dicho plan contempla el incremento tanto del personal docente como del no docente. Precisamente, según el sondeo de CSIF para el inicio de curso, el 45% del profesorado consultado señala que falta personal de administración y servicios (PAS) en su centro educativo.

"Si las horas de dedicación a tareas burocráticas por parte de los docentes de un claustro se computaran conjuntamente se traducirían en docentes adicionales en cada centro y ello tendría un impacto positivo en cuanto a refuerzos, desdobles y una atención más individualizada del alumnado".

De este modo, ha establecido una relación directa entre la burocracia docente, plantillas y ratio y ha afirmado que "la plantilla de docentes con la que cuenta la escuela pública no es suficiente", por lo que ha insistido en "aprovechar la bajada de la natalidad para recudir la ratio de alumnos y alumnas por grupo en lugar de cerrar unidades de la escuela pública".

En esta línea, García ha añadido que "son necesarios más recursos para un verdadera apuesta por la educación pública en Andalucía, con incremento de plantillas, bajadas de ratios y refuerzo de la atención a la diversidad".

ASPECTOS POSITIVOS

Como aspectos positivos de este curso escolar que comienza, desde CSIF Educación Andalucía se señala el llamado Concursillo, a través del cual más de 13.000 docentes se benefician de una mejor conciliación al poder desempeñar su trabajo más cerca de su localidad, según ha detallado García.

Igualmente, la dirigente sindical se ha congratulado por que en la nómina de septiembre de los docentes se dé el primer paso hacia la equiparación retributiva del profesorado andaluz, al tiempo que ha recordado el trabajo realizado por la organización sindical en este sentido.

Contador

Más información