Actualizado 26/10/2018 11:49 CET

Cáritas constata el "enquistamiento" de la pobreza en Andalucía pese al "destacado" descenso de beneficiarios en 2017

Pobreza, pobre, indigente, mendigo, sin techo, persona pidiendo en la calle
Europa Press - Archivo

La organización gastó el año pasado 47 euros más de media por persona beneficiada en su acción social en la comunidad

SEVILLA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La recuperación económica aún es imperceptible para miles de andaluces, que ven cómo la situación de pobreza que atraviesan se "enquista", según se pone de manifiesto en la Memoria 2017 de Cáritas Regional de Andalucía, cuyos datos se han presentado en la pasada Asamblea de Obispos del Sur y que certifican un "destacado" descenso en el número de las personas beneficiadas por su acción social en la comunidad andaluza.

Mientras que en 2016 la cifra fue de 342.893 personas, el pasado año se situó en 257.016, lo que supone 85.877 personas menos. De este modo, las Cáritas Diocesanas de Andalucía invirtieron durante 2017 esfuerzo y recursos en ámbitos como Acogida y Acompañamiento (236.360 personas beneficiadas), así como en programas de familia (6.797), empleo (6.400), personas en situación de sin hogar (6.120) y mayores (3.417), entre otros.

Sin embargo, Cáritas expone en un comunicado que no solo mantuvo lo invertido en la comunidad en 2016, sino que la inversión experimentó un incremento del 5,6 por ciento, con 2,2 millones de euros más, hasta alcanzar los 41,6 millones de euros en Andalucía.

De la confrontación de ambos datos se deduce que, aunque son menos las personas beneficiadas, estas se encuentran en una situación de pobreza más aguda y crónica, por lo que resulta necesaria la inversión de más recursos económicos para su atención a través de los programas que materializa Cáritas en las diez diócesis andaluzas.

"A pesar de que son menos personas las que llaman a la puerta de Cáritas, la situación de empobrecimiento es mayor y continuamos apostando por una atención mucho más integral y personalizada" explica el presidente de Cáritas Regional de Andalucía, Mariano Pérez de Ayala.

En cuanto a la inversión en cada uno de estos ámbitos, se refleja un incremento en los que tuvieron como destino la Acogida y Acompañamiento, que aumentaron en 1,12 millones de euros alcanzando en 2017 los 13,14 millones; es precisamente este apartado el más significativo de cuantos se recogen en la Memoria de Cáritas Regional de Andalucía, ya que a él se destinó el 31,56 por ciento de los recursos invertidos, es decir, casi 1 de cada 3 euros.

Además del ya mencionado ámbito de Acogida y Atención, sobresalen otros apartados según la cuantía de los recursos destinados. En este sentido, a Mayores se destinó el 18,64 por ciento de los fondos invertidos, lo que supuso en 2017 unos 7,76 millones de euros, seguido en importancia de Empleo y Economía Solidaria, con un 8,82 por ciento del total, es decir, 3,67 millones de euros.

Para Personas en Situación de Sin Hogar se invirtieron 3,51 millones de euros, un 8,44 por ciento, mientras que en Economía Social se alcanzaron los 2,95 millones de euros, el 7,10 por ciento del total invertido.

En cuanto a la procedencia de los fondos, casi siete de cada diez euros invertidos por la organización en la comunidad andaluza corresponden a fuentes privadas, superando en 2017 los 29 millones de euros: son fruto de la generosidad de socios, donantes, colectas, legados y la colaboración de entidades de carácter privado.

Con respecto a las fuentes públicas, el montante se situó el año pasado en 12,57 millones de euros, siendo su origen las administraciones europeas, estatales, regionales, provinciales y locales.

"SIGNIFICATIVO" DESCENSO DE LAS APORTACIONES PÚBLICAS

Con respecto a 2016 se certifica un descenso significativo de las aportaciones públicas a las Cáritas andaluzas, cifrado en más de 670.000 euros menos, frente al aumento de los fondos de procedencia privada, con un notable crecimiento, superior a los 2,9 millones de euros.

"Agradecemos la colaboración de muchas personas, empresas y entidades que siguen apostando incansablemente por nuestra entidad y cuya solidaridad revierte en que mejore la vida de miles de personas", ha destacado Pérez de Ayala, que aún así insiste en que "continúan disminuyendo las aportaciones de las administraciones públicas al desarrollo de nuestra labor, a pesar de que actualmente estamos cubriendo áreas a las que no están llegando. Es necesario que exista voluntad política para dar respuesta a muchas familias andaluzas que se encuentran en el umbral de la pobreza".

Para Cáritas Regional de Andalucía, cobra especial importancia la "incuantificable" labor desempeñada por sus 13.565 voluntarios, cifra que se ve incrementada con respecto al año anterior, así como por los 789 profesionales que forman parte del personal contratado.

"Sin duda, los voluntarios son el auténtico motor de Cáritas y los que, junto con el personal contratado, hacen posible el desarrollo de la labor de nuestra entidad. Entregan su tiempo, esfuerzo y compromiso para crear un mundo más justo y solidario", concluye el presidente.