Casado sobre Cataluña: ERC, PdeCat y la CUP son "un circo con tres pistas" donde a veces "los focos son distintos"

Pablo Casado, este viernes en Sevilla
PP-A
Publicado 05/10/2018 14:25:47CET

DOS HERMANAS (SEVILLA), 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha manifestado que el escenario político en Cataluña es "un circo con tres pistas", uno de ERC, otro es del PdeCat y el último es de la CUP. Según Casado, en estas "tres pistas" hay "un espectáculo que a veces coincide" y, en otras ocasiones, "los focos son distintos". "No se lo merece Cataluña", ha añadido el líder popular.

En declaraciones a los periodistas durante su visita a la empresa Ybarra en Sevilla, Pablo Casado ha dicho que "no entiende nada" de la estrategia que están siguiendo los independentistas porque es algo que se va modificando continuamente. "Lo que vemos es que en Cataluña hay un circo con tres pistas", ha dicho el popular, quien ha recordado que se ha cumplido un año del discurso del Rey Felipe VI "liderando la nación española" y es "muy triste" que se siga "en la rueda del hámster".

Casado ha insistido en que su partido lo que pide es "normalidad" y eso no se relaciona con el "apaciguamiento" ni con las "negociaciones con los que quieren romper España", refiriéndose directamente a la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez del conflicto catalán. Por eso, ha hecho hincapié en la necesidad de que un gobierno nacional "ponga orden" en una autonomía "que está completamente fuera de la ley" y que ponga orden en las calles porque "los catalanes tienen miedo".

Sobre esto último, el presidente del PP ha querido mandar un mensaje a los catalanes para que "estén tranquilos" porque su partido "no va a dejarles solos". "El PP lleva muchos años siendo agredido, siendo criticado, incluso muchos de los nuestros han pagado con su vida también la lucha antiterrorista contra aquellos nacionalistas excluyentes en el País Vasco", ha explicado, al tiempo que ha matizado que en Cataluña "aun no se ha llegado a ese tipo de violencia" pero sí a otra que se produce con violencia en las calles "que no se puede tolerar".

Con todo, el líder del PP ha resumido que la situación en Cataluña, en la que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont "da una orden" y el actual presidente, Quim Torra, "obedece", "no se sostiene". Asimismo, ha indicado que tampoco es sostenible "ruina económica de 4.500 empresas" fuera de Cataluña, la "quiebra del turismo", la "caída de las inversiones" y la "ruptura" social. Para terminar con esto, Casado ha hecho un llamamiento a los otros partidos constitucionalistas para que vayan "juntos" para "poner freno cuanto antes".

KALE BORROCA EN CATALUÑA

Preguntado sobre la propuesta del PP de la posibilidad de ilegalizar partidos independentistas, Casado ha apuntado a la Ley de partidos políticos que "deja claro" que cualquier partido que aliente la violencia y no condene los actos violentos "puede ser sometido a un proceso de ilegalización" que puede iniciar el Gobierno, la Fiscalía, el Congreso o el Senado". "Lo que hemos visto en Cataluña podría definirse como kale borroca", ha dicho, al tiempo que ha asegurado que ha visto carteles en la calle dando "vivas" a "una organización terrorista que mató gente".

Casado ha dicho que, además, su partido plantea una modificación de la ley de financiación de partidos para que cualquier partido y organización que haga política y que justifique actos de violencia "no pueda recibir fondos públicos". Esto, sumado a la legalización, es algo "lógico" que "en cualquier país democrático no causaría sorpresa", la sorpresa, según el popular, es que el Gobierno "se dedique a decir que hace falta diálogo" en lugar de "poner orden".

"Con los que pegan a guardias civiles, a mujeres por la calle y quieren tomar parlamentos por la fuerza no cabe diálogo, sólo cabe la aplicación de la ley", ha añadido, al tiempo que ha alertado de que "o se pone orden en Cataluña o habrá un problema". La otra opción, según ha sugerido, es que el Gobierno convoque elecciones y sea el PP "el que ponga orden".

El presidente del PP ha recordado que su partido ha ofrecido su mayoría absoluta en el Senado para que se apruebe de nuevo el artículo 155 de la Constitución pero la responsabilidad del Gobierno es "ninguna" y, hasta ahora, nadie le ha llamado del Ejecutivo para contarle qué pretender hacer en Cataluña. "Si no quieren asumir responsabilidades con los votos que les damos, lo mejor es que convoquen elecciones y la situación se acabe cuanto antes".