Publicado 04/08/2021 13:00CET

CCOO-A lamenta que la Junta "desprestigie" el sector instrumental en auditorías privadas y pide "valorar lo público"

Archivo - Torre Triana, sede de Educación y Hacienda de la Junta
Archivo - Torre Triana, sede de Educación y Hacienda de la Junta - EUROPA PRESS - JOSÉ GONZÁLEZ - Archivo

SEVILLA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

CCOO-A ha criticado este miércoles a la Junta de Andalucía por "desprestigiar a las entidades instrumentales" en las auditorías que ha mantenido con empresas privadas, donde "se ha menospreciado no solo a los trabajadores, sino también a los servicios públicos que conforman el sector público instrumental" y, en esta línea, ha animado al gobierno andaluz a "hacer una puesta en valor de lo público y tomar en cuenta al sindicato en sus solicitudes".

Según el sindicato, esta "estrategia" tuvo su origen desde los inicios de la legislatura, en 2019, con "la elaboración de informes de auditoría de los funcionarios de la Intervención General de la Junta" que, según ha lamentado CCOO-A en un comunicado, "probablemente nunca fueron públicas ya que no dieron el resultado deseado".

Posteriormente, ha indicado que el gobierno andaluz "encargó auditorías privadas a 54 entidades instrumentales, fuera del ámbito público de control y supervisión" y ha alertado de que "cuestionan el valor de los servicios públicos y la deriva de los mismos".

También ha lamentado el nuevo encargo del 'Plan de mejora y simplificación del sector público instrumental' pensado para "diseñar y ejecutar las estrategias a realizar", lo que ha calificado como un "despropósito", debido a que "la empresa privada tiene sus propios intereses, por tanto, le va a decir al gobierno andaluz lo que ha de hacer en el ámbito público".

Para CCOO-A, "este despilfarro de dinero público --suma seis millones y cuya licitación asciende a cuatro millones aproximadamente--, solo tiene como objetivo aplicar los criterios liberales por encima de la utilidad pública", que es aquella que "debe primar en un servicio público", en lugar de "servir de justificación y excusa al gobierno para aplicar políticas con un fuerte componente ideológico".

En esta línea, CCOO-A ha subrayado que el sindicato "lleva años formando parte de la negociación del sector público" y que ha "defendido la reordenación del sector en Andalucía, así como la necesidad de que se cumpla la legislación laboral" y ha hecho hincapié en el cumplimiento de "los principios de igualdad, mérito, capacidad y transparencia en todos los ámbitos públicos".

Sin embargo, ha insistido en que, actualmente, se ejecuta una "campaña sin precedentes en las auditorías" que se encuentran "licitadas al ámbito mercantil-privado, responsable directo de desarrollar una estructura competencial en la Junta de Andalucía" y que "cuestiona" a los órganos del sector instrumental a través de "sus direcciones generales, gerencias, consejos de administración o puestos de libre designación".

En definitiva, ha apuntado que este escenario "vuelve a poner en tela de juicio tanto a los servicios como a los empleados públicos", de manera que "señala a los innecesarios, los que pueden ser sustituidos, externalizados o concertados, y qué trabajadores son prescindibles en plena pandemia y crisis social, económica, sanitaria e, incluso, ambiental".

RESUMEN "INTERESADO Y PARCIAL"

De esta forma, CCOO-A ha indicado que las auditorías "carecen de datos que apoyen sus conclusiones" y, así, se "limitan a ser un mero resumen interesando, parcial y tendencioso que no ofrece datos objetivos en los que apoyarse".

Así, el sindicato ha revisado los informes que contienen cuestiones "que han sido previamente denunciadas" por su parte y por los organismos públicos y ha advertido que "no hubieran hecho falta millones de euros, simplemente ejercitar la negociación colectiva en cada ámbito, algo que el gobierno andaluz cercena continuamente en casi todas las entidades instrumentales, obviando a su representación sindical, como ha ocurrido a la hora de elaborar las auditorías".

Igualmente, ha señalado que "se ha obviado" la negociación con las organizaciones sindicales en el ámbito del grupo de trabajo del sector público instrumental, creado al efecto desde 2018 en el marco de la mesa general de la administraciones, "que reiteradamente se desprecia por parte del gobierno actual".

Finalmente, el sindicato ha concluido que "el gobierno andaluz solo reacciona frente a sentencias administrativas o judiciales, y tiende a culpabilizar de su mala gestión a los empleados públicos, esenciales en esta pandemia, demostrando una profesionalidad y compromiso con lo público ejemplar".