Científicos de Granada participan en la identificación de los genes que determinan la personalidad

Científicos identifican por primera vez los genes que determinan la personalidad
UGR
Actualizado 19/10/2018 12:23:36 CET

GRANADA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Científicos de las Universidades de Granada (UGR) y Washington de Saint Louis (Estados Unidos) han logrado identificar con éxito por primera vez prácticamente todos los genes relacionados con la personalidad humana, lo cual contribuirá a comprender los mecanismos básicos que influyen en las emociones.

Este avance científico ha sido reflejado en dos artículos que publica la revista científica 'Molecular Psychiatry', y también podría ayudar a comprender la forma en que los seres humanos controlan sus propios "sentimientos, metas y valores para vivir de una forma sana y satisfactoria", según ha informado la UGR en una nota de prensa.

Para los expertos, la identificación de estos genes abre la posibilidad de "profundizar en los complicados procesos cerebrales y moleculares que regulan la salud y el bienestar humano". Aunque la personalidad humana es altamente compleja, "resulta crucial su comprensión por ser el predictor de salud más fuerte a todos los niveles, físico, mental y social". Además, es "la causa real de la mayoría de las muertes y enfermedades crónicas".

Esta investigación ha sido llevada a cabo por los doctores Igor Zwir, Coral del Val, Javier Arnedo, y Rocío Romero, y el investigador Alberto Mesa, todos ellos pertenecientes al 'Mining for Modelling Lab' (M4MLab) del Departamento de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada y al Instituto de Investigacion Biosanitaria de Granada (iBS Granada), en colaboración con el doctor Robert Cloninger, autor de la Universidad Washington en Saint Louis. En el trabajo han colaborado también investigadores del Young Finns Study en Finlandia, y colaboradores de Korea y Alemania.

Según estudios realizados con hermanos gemelos, las diferencias en personalidad son hereditarias hasta en un 50 por ciento, pero hasta ahora los genes relaccionados sólo podían explicar un uno por ciento de su heredabilidad.

Los investigadores de la UGR han desarrollado un nuevo método basado en aprendizaje automático para identificar agrupaciones de genes que interactúan entre sí y con el entorno e influyen en los perfiles de las cualidades que conforman a la persona. Los trabajos previos que consideraban solo los efectos de los genes individuales en los rasgos de la personalidad habían sido "ineficaces para desentrañar la compleja genética de la personalidad humana".

Los autores de este trabajo han analizado datos de personalidad, salud y experiencias vividas de más de 2.000 personas en Finlandia de entre tres y 45 años, a quienes midieron "tanto sus impulsos emocionales, es decir, su temperamento, como los aspectos de la personalidad que les permiten autorregular su comportamiento intencional", esto es, su carácter. Los resultados fuerosn replicados independientemente en otras dos muestras diferentes de aproximadamente 1000 personas de Alemania y otras 1.000 de Corea.

"Hemos encontrado casi 1.000 genes que influyen directamente en el temperamento y en el carácter, tanto en la cultura occidental --los participantes finlandeses y alemanes-- como en la oriental --los de Corea--", ha explicado el autor principal de este trabajo, Igor Zwir.

Así, los investigadores han comprobado que tanto los genes causantes de los impulsos emocionales básicos, como ser miedoso o impulsivo, como aquellos genes que regulan esas emociones, como ser cooperativo o tener iniciativa, están casi todos expresados en el cerebro.

Los científicos han averiguado que, en la personalidad, las influencias genéticas se organizan en "configuraciones de rasgos múltiples que describen a la persona en su conjunto". Dicho de otra manera, los bloques de construcción naturales de la personalidad son "perfiles multifacéticos de la persona en su totalidad, no rasgos individuales".

La mayoría de las investigaciones anteriores se han centrado en buscar las causas de rasgos individuales como la extraversión o el neuroticismo, pero resulta que los rasgos individuales no son los componentes naturales de la personalidad. Esta nueva investigación ha permitido identificar múltiples vías moleculares que pueden producir los mismos rasgos individuales y que se distinguen por "perfiles de rasgos múltiples con una base genética más homogénea".

Estos nuevos hallazgos científicos muestran que, incluso en el nivel genético molecular más elemental, la salud de los seres humanos implica procesos de autocontrol que influyen en la forma que tenemos de percibir el mundo e interaccionar entre nosotros.

"Como consecuencia, el tratamiento de la enfermedad y la promoción de la salud deben centrarse en la persona como un todo, y no pueden reducirse a la consideración de enfermedades separadas", ha apuntado Coral del Val.