Publicado 21/05/2020 17:12CET

El comercio ambulante podrá acogerse a las ayudas de once millones para la reactivación del sector comercial

Varias personas realizan compras en un mercadillo.
Varias personas realizan compras en un mercadillo. - Eduardo Sanz / Europa Press

SEVILLA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El comercio ambulante de la comunidad podrá acogerse al programa de once millones de euros en ayudas impulsado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad para la modernización y reactivación del sector comercial y la artesanía, una vez que se abra la convocatoria a principios de junio.

Así se lo ha trasladado Economía a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) en un encuentro en el que "se ha puesto de manifiesto el apoyo del Ejecutivo andaluz a esta actividad económica de vital importancia en la comunidad, convirtiéndose en muchos municipios en un servicio esencial para suministrar bienes de primera necesidad", según ha explicado en un comunicado la Junta. Solo el comercio al por menor en mercadillos supone una facturación anual de casi 400 millones de euros.

Bajo la denominación de comercio ambulante se identifican tres modalidades de actividad. Los mercadillos, que constituyen una agrupación de puestos y se celebran de forma periódica y en un lugar público fijado por los ayuntamientos; el comercio callejero, que es el que se realiza en vías públicas pero sin que se organice en torno a puestos, y el comercio itinerante, que se practica mediante vehículos en itinerarios permitidos por los consistorios.

Los mercadillos, que suman 848 en toda la comunidad con 40.991 puestos, son el principal segmento del comercio ambulante y está sometido a las diferentes fases de desescalada establecidas por el Gobierno central. En la fase 1, en la que se encuentra actualmente todo el territorio andaluz, los mercadillos pueden celebrarse con una limitación de puestos al 25%, con una afluencia inferior al 30% de su aforo habitual y con una preferencia de venta de bienes de primera necesidad. Una vez que Andalucía entre en la fase 2, las restricciones se suavizarán, de forma que se permitirá un tercio de los puestos y no habrá exigencias de aforo pero se deberá asegurar la distancia mínima de dos metros. En la fase 3 ya se podrá instalar el 50% de los puestos.

PAGO ANTICIPADO DE LAS AYUDAS

Estas ayudas, con carácter general, se dirigen a favorecer la transformación digital, la modernización y expansión del negocio y el relevo generacional de las pymes comerciales y artesanas. Sin embargo, con el fin de minimizar las consecuencias negativas de la paralización de la actividad y de apoyar la recuperación de ambos sectores durante la desescalada, la Consejería ha ampliado los conceptos para acceder a los incentivos, de forma que puedan ser también subvencionables las inversiones relacionadas con el Covid-19.

Las ayudas, cofinanciadas con Fondos Feder, cubrirán hasta el 100% de la inversión planteada por la pyme dentro de los importes máximos establecidos para cada una de las cuatro modalidades contempladas, que oscilan entre los 6.000 y los 42.000 euros. Además, la orden de bases reguladora de esta línea permite anticipar las subvenciones íntegramente cuando la cuantía concedida sea igual o inferior a 6.000 euros. Para los incentivos que superen esa cantidad, el abono anticipado será del 50%, liquidándose el otro 50% una vez que el destinatario haya justificado la realización del proyecto subvencionado y el gasto realizado. De igual modo, el programa posibilita que una misma empresa pueda acceder a las cuatro tipologías de ayudas, pudiendo superar la subvención los 90.000 euros.

La Junta ha señalado que el comercio ambulante se podrá beneficiar de tres de las cuatro modalidades de ayudas, las dirigidas a la transformación digital, modernización del negocio y relevo generacional. Entre las actuaciones subvencionables destacan la implantación de soluciones digitales como Terminales de Punto de Venta, sistemas de codificación y lectura óptica de productos o de etiquetas electrónicas y similares. También pueden solicitar fondos para instalar software, programas, herramientas, aplicaciones u otras soluciones digitales para la implementación de proyectos de gestión de las relaciones con clientes.

En materia de comercio electrónico se podrán subvencionar la creación y diseño de aplicaciones para móviles o sitios web con información corporativa, un catálogo de productos, u otra información necesaria en este tipo de aplicaciones. A esto se suma el diseño e implantación de una tienda on-line, la adaptación del sitio web del establecimiento comercial a los dispositivos móviles o actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en Internet, tales como enlaces patrocinados o marketing en buscadores o SEM.

Por otro lado, los comerciantes ambulantes podrán financiar a través de estos incentivos "el desarrollo del protocolo familiar que contemple las condiciones para garantizar el relevo generacional de la empresa".

Para leer más