El consumo de energía renovable en Andalucía alcanza en 2017 su segunda cifra más alta de la historia

Planta solar fotovoltaica La Matallana.
AYUNTAMIENTO DE LORA DEL RÍO/ARCHIVO
Publicado 09/01/2019 11:02:05CET

SEVILLA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consumo de energía en Andalucía procedente de fuentes renovables
alcanzó en 2017 las 3.609 ktep (kilotoneladas equivalentes de petróleo), la segunda cifra más alta de su historia y próxima al máximo histórico registrado en 2014.

Así se recoge en la publicación 'Datos Energéticos de Andalucía 2017', documento que realiza anualmente la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, donde se expone la realidad energética andaluza y la evolución de sus principales indicadores.

En un año marcado por el crecimiento generalizado del consumo de todas las fuentes de energía, tanto renovables como de origen fósil, el aporte de fuentes limpias aumenta un 3,2 por ciento respecto al año anterior (111 ktep), motivado principalmente por la mayor generación eléctrica con energía eólica y termosolar.

Mantiene así un papel destacado en la matriz de consumo de energía, multiplicándose por más de tres en los últimos diez años y siendo la tercera fuente de consumo en Andalucía, tras el petróleo y el gas natural. En España, el aporte de renovables se ha reducido un 9,2 por ciento.

De esta forma, las energías renovables representan en la estructura energética andaluza el 18,6 por ciento del consumo de energía primaria (energía que no ha sido sometida a ningún proceso de conversión y se encuentra en su forma natural), que se sitúa en 19.412,1 ktep, un 6,2 por ciento más que el año anterior.

El aprovechamiento de los recursos renovables está permitiendo mejorar la tasa de dependencia energética del exterior, situándose en 2017 en el 81,6 por ciento (en el año 2000 era del 90% y en 2006 del 94%), lo que se traduce en una reducción de las importaciones de energía.

Respecto a la generación eléctrica, las energías renovables produjeron 13.468 GWh, lo que equivale al 40 por ciento de la demanda eléctrica de los andaluces.

El análisis de la situación energética de Andalucía de este año también muestra un importante crecimiento de la demanda de productos petrolíferos en transporte y de carbón para generación eléctrica con respecto a 2016, debido a una recuperación del consumo de energía final (consumo de energía en el conjunto de la industria, transporte, servicios, agricultura y pesca y hogares), la cual se ha incrementado en un 5,5 por ciento (672 ktep).

ANÁLISIS SECTORIAL

La distribución por sectores muestra que el consumo de energía del transporte crece en 2017 un 8,4 por ciento (385,7 ktep) y se sitúa en 4.986 ktep, lo que representa el 38,4 por ciento de consumo total en Andalucía. Los derivados del petróleo siguen siendo los combustibles más usados, destacando el crecimiento de los biocarburantes un 18,9 por ciento (34,3 ktep), seguidos del gas natural (8,9% y 0,5 ktep) y la energía eléctrica (8,5% y 1,5 ktep).

El sector industrial incrementa su consumo un 2,9 por ciento (107 ktep más que en 2016), englobando el 29,6 por ciento de toda la energía final de la región, 3.843 ktep. Crece el consumo de productos de petróleo un 4,6 por ciento (57,4 ktep), de energía eléctrica un 4,9 por ciento (31,7 ktep) y de gas natural un dos por ciento (29,7 ktep). El consumo de energía renovable desciende un 3,1 por ciento (11,9 ktep).

El consumo del conjunto de los sectores residencial, servicios y primario crece en los tres ámbitos y representa el 32 por ciento del consumo final regional.

EVALUACIÓN PROVINCIAL

La demanda de energía final se ha incrementado en 2017 en todas las provincias andaluzas. En porcentaje, el mayor crecimiento se registra en la provincia de Cádiz, con un 11,4 por ciento (254,8 ktep), donde hay que señalar que el consumo de productos petrolíferos ha aumentado de manera significativa, un 20,3 por ciento (254,2 ktep).

Le sigue Huelva con el 8,8 por ciento (126,4 ktep), provincia que, como característica principal, es la única que consume gas natural para uso no energético (para la fabricación de productos), con 295,5 ktep. En Granada, la demanda de energía final se ha incrementado un 7,4 por ciento (85,8 ktep), y la fuente cuyo consumo ha aumentado
más es el gas natural, con un 35,9 por ciento (31,7 ktep). En Almería esta subida ha sido del 4,0 por ciento (39,0 ktep), en Málaga del 3,6 por ciento (73,1 ktep), Jaén un 2,7 por ciento (30,1 ktep) y Sevilla, el 2,1 por ciento (48,6 ktep). Córdoba ha sido la provincia donde menos ha subido la demanda de energía final, un 1,4 por ciento (14,5 ktep).

Contador