Actualizado 31/12/2007 14:52 CET

Córdoba.- CCOO se personará en el caso del accidente laboral en La Breña para exigir el esclarecimiento de los hechos

CÓRDOBA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, informó hoy de que el sindicato se personará en el caso del accidente laboral ocurrido en la obra de la construcción de una nueva pantalla en la presa La Breña, en Almodóvar del Río (Córdoba), en el que falleció un trabajador, para exigir el esclarecimiento de los hechos.

En declaraciones a los periodistas, Carbonero, que asistió hoy en Córdoba a una concentración convocada por CCOO y UGT por la muerte del trabajador, lamentó que el año 2007 "haya terminado con 192 muertos en Andalucía, más de 100.000 accidentes laborales con causa de baja, y que los índices de siniestralidad con causa de muerte sigan en los parámetros del año anterior".

Según dijo, "no valen las condolencias, valen los hechos y la voluntad política para poner el coraje necesario y terminar de una vez por todas con las consecuencias que producen los accidentes laborales". Añadió en este sentido, que "no sirven los discursos coyunturales o de navidad", refiriéndose al de ayer del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, en el que, como comentó Carbonero, "se olvidó de la seguridad en el empleo, la prevención en riesgos laborales o hacer una mención a las familias de los trabajadores que han muerto en accidente laboral".

Por tanto, señaló que "tiene que haber voluntad política de los gobernantes" y criticó también las declaraciones del consejero de Empleo, Antonio Fernández, quien manifestó que este caso, pese a estar relacionado con el sector de la construcción, "con la legislación en la mano, no puede calificarse como accidente laboral, ya que, el sábado es día inhábil en el sector de la construcción".

En este sentido, Carbonero manifestó que "lo que tiene que hacer el gobierno andaluz es exigir al central que cumpla con su compromiso para incrementar el número de inspectores, haya seguridad jurídica en este país y se cumpla la legislación laboral".

También culpó a las grandes constructoras de los accidentes laborales y dijo que "no pueden esconderse más detrás de las subcontratas, ya que son las máximas responsables de que haya accidentes en este país".

El secretario de CCOO en el sector de la Construcción, Andrés Pozuelo, dijo que en la obra "faltaban todas las medidas de seguridad" para poder llevar a cabo el trabajo que estaba llevando a cabo el hombre fallecido porque no tenía los medios necesarios, ya que "por ejemplo no tenía un cinturón de seguridad con doble enganche".

Además, recordó que a principios de 2007, se presentó una denuncia a la Inspección de Trabajo por la jornada laboral que están llevando a cabo en esta obra, donde, según dijo, "trabajan doce horas diarias todos los días de la semana".

De igual modo, UGT informó de que en marzo ya denunció a esta obra en la Inspección de Trabajo "porque había trabajadores que no estaban en las condiciones que deberían". No obstante, el sindicato volverá a denunciarlo y lo pondrá en conocimiento de la fiscalía, así como en el Defensor del Pueblo Andaluz.

Los hechos ocurrieron en torno a las 8.45 horas del pasado día 29, cuando uno de los compañeros de la víctima alertó de que ésta se había precipitado unos 52 metros de altura hacia el suelo, puesto que no había aún agua en el lugar de su caída. Según aseguraba, el obrero, que trabajaba para una subcontrata de la empresa Dragados, se encontraba herido de extrema gravedad.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de los Bomberos de Palma del Río, la Policía Local, la Guardia Civil y el servicio médico del 061 que, a su llegada al lugar del siniestro, no pudieron hacer nada por salvar la vida del hombre, que ya había fallecido. También acudieron el servicio de prevención de riesgos laborales y la Inspección de Trabajo.

No obstante, los efectivos médicos atendieron en el lugar del accidente a otro de los trabajadores que sufrió una crisis de ansiedad a causa del suceso y tuvo que ser sedado, aunque no precisó traslado a ningún centro hospitalario.