Publicado 24/07/2020 17:28:36 +02:00CET

Córdoba y Granada están dispuestas a aplicar medidas "duras" contra el ocio nocturno, si así lo decide la Junta

Luis Salvador y José María Bellido, durante el encuentro institucional que han mantenido en el Ayuntamiento de Córdoba.
Luis Salvador y José María Bellido, durante el encuentro institucional que han mantenido en el Ayuntamiento de Córdoba. - AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

CÓRDOBA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), y el alcalde de Granada, Luis Salvador (Cs), que ha suscrito lo dicho por el primero, han afirmado este viernes estar dispuestos a aplicar medidas "duras" en el control del ocio nocturno, para evitar que sea fuente de contagios de Covid-19, si así lo decide la Junta Andalucía y, en concreto, "la autoridad sanitaria".

A este respecto y en una rueda de prensa conjunta tras firmar un protocolo en materia de promoción y reactivación del turismo en ambas ciudades, Bellido ha explicado que el próximo lunes, a la reunión que ha convocado el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, para abordar con los alcaldes de las capitales andaluzas limitaciones al ocio nocturno, él acudirá "absolutamente abierto a que la postura que tome la autoridad sanitaria al respecto, es la que en Córdoba, evidentemente, vamos a colaborar al 100 por 100 en su aplicación".

El alcalde de Córdoba ha dicho desear que "las medida no tuvieran que ser especialmente duras, pero sí lo son", tendrán "el respaldo absoluto de este alcalde y de este equipo de gobierno y que, además, vamos a colaborar en su puesta en funcionamiento", pues "nos estamos jugando todos mucho".

Bellido ha señalado que, en cualquier caso, "no se trata de buscar culpables", ya que, de lo que se trata es de "evitar situaciones de riesgo, es decir, puede que haciendo todos las cosas bien, aún así, en un mínimo despiste, a lo largo de toda una noche o de todo un día, se produzca un contagio y se produzca un brote", lo que "no quiere decir que nadie se haya saltado normas, o que haya sido un incumplidor, sino que, simplemente, en un momento dado, con un pequeño repite, puede surgir un brote".

Por ello, según ha insistido, "de lo que se trata es de evitar esas situaciones de riesgo que son difíciles de controlar", y así "evitar que se puedan dar más brotes", lo que ha llevado a Bellido a recordar que en Córdoba el botellón "lleva prohibido mucho tiempo" y "no hay necesidad de regularlo", al igual que ocurre en Granada, según ha recordado su alcalde, Luis Salvador, pero, aún así, el regidor cordobés ha afirmado que si el fuese "un chaval joven, no haría" botellón este fin de semana.

Además, según ha avisado Bellido, el Ayuntamiento cordobés, a través de la Policía Local, será "especialmente tajante" y también estará "muy vigilante, para que se cumpla la normativa más que nunca", aunque es "complicado, porque Córdoba muy grande y tiene muchos rincones", pero el Consistorio pondrá "todo" de su parte "para que este fin de semana no se celebre" botellón, "y se disolverá lo que haga falta".

Ello se hace necesario, según ha explicado, porque "ya no es solo un problema, como ocurría hasta ahora y por eso estaba prohibido", de que "hay que permitir el descanso de los vecinos", sino que "estamos ante un problema que pudiera ser de salud pública, porque ya hemos visto en otros municipios que lo ha sido".

Por su parte, el alcalde de Granada, Luis Salvador, tras asegurar que, "evidentemente", suscribe "todo lo que ha dicho el alcalde de Córdoba, porque esa "es la postura racional y la más normal", a lo que ha añadido que, "el problema no es que haya ocio nocturno, el problema que en el ocio nocturno hagamos cosas distintas al resto del ocio".

Es decir, "si la gente está en mesas, si mantienen la distancia, si cuando se levantan de una mesa", se ponen "la mascarilla para recorrer las zonas comunes, para ir al servicio" o a otra parte del local, "pues no tiene por qué haber ningún problema".

El problema, según ha lamentado el alcalde de Granada, "es que en el ocio nocturno estamos cayendo, por lo que estamos viendo, en una cierta relajación", pues "parece que el Covid está durmiendo, que no nos va a afectar, y entonces pues no hay tanta autoseguridad impuesta por el propio ciudadano, que a fin de cuentas es la que realmente vale".

En consecuencia, "si la persona utiliza la mascarilla como un antídoto, si utiliza la limpieza de manos y las medidas de distancia social que se están recomendando, pues no tiene que haber mayor problema, pero es más fácil por la noche, y digamos si estás alegre y estás contento con la gente que estás compartiendo", que haya "una mínima relajación que pueda dar lugar a un contagio".

Por ello, según ha concluido Salvador, "hay que sensibilizar mucho a la población de que la llave la tienen ellos con la autoprotección, que no se pueden relajar nunca esas medidas, que ya lo demás lo haremos nosotros".

Contador