Actualizado 28/06/2007 12:27 CET

Córdoba.- Sucesos.- Ingresa en prisión el ex futbolista del Córdoba Alfonso Barajas tras no pagar en una gasolinera

CÓRDOBA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El hombre que hace unos días fue detenido por la Guardia Civil como presunto atracador tras no pagar en una gasolinera e incautarle entre otras cosas dos pistolas de aire comprimido, barbas y pelucas postizas es el ex futbolista del Córdoba C.F. Alfonso Barajas.

La Guardia Civil, tras conocer que se fue de la gasolinera sin pagar, estableció un dispositivo de localización, que permitió interceptar el vehículo en las inmediaciones de la capital. Una vez identificado el conductor, se pudo comprobar que las placas de matrícula que portaba el vehículo correspondían a otro turismo, procediendo la Guardia Civil a su detención como supuesto autor de un delito de sustracción de placas de matrícula.

Según informa 'El Día de Córdoba' en su edición de hoy, una vez detenido, la Guardia Civil puso al ex futbolista a disposición del Juzgado de Guardia de la Audiencia Provincial de Córdoba. El juez de guardia ordenó su ingreso en prisión preventivo y de manera inmediata. Barajas está acusado de ser el autor de varios delitos, entre los que destaca el de robo con violencia e intimidación, sustracción y falsificación de placas de matrícula, además de dos faltas de hurto.

Cabe recordar que, según informó en su día la Guardia Civil, al inspeccionar el vehículo se localizó en su interior "efectos susceptibles de ser utilizados en la comisión de robos con violencia e intimidación", entre los cuales se encontraban dos pistolas de aire comprimido, y dos cajas de munición, un pasamontañas, una peluca postiza con gorro, barbas y bigotes postizos, guantes anti-corte, diversos gorros, dos juegos de matrículas y material para inmovilizar a las posibles víctimas.

La Guardia Civil ante este hallazgo y considerando la posibilidad de que el detenido pudiera estar involucrado en algún hecho delictivo, inició gestiones fruto de las cuales la Guardia Civil pudo vincularlo con la sustracción de las placas de matrícula de un turismo en Bollullos de la Mitación (Sevilla), y con la comisión de un robo con violencia e intimidación en una estación de servicio de Carmona (Sevilla), cometido el pasado día 24 de marzo.