Cuatro investigados en Cádiz y Huelva en una operación contra estafas por Internet a nivel nacional

Recurso de coche de Policía Nacional
MINISTERIO DE INTERIOR
Actualizado 28/12/2018 15:17:29 CET

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional y la Guardia Civil han dado por desarticulada una presunta organización criminal dedicada a la comisión de estafas por Internet a nivel nacional en el marco de una operación en la que han sido detenidas cinco personas e investigadas otras ocho, cuatro de ellas en Andalucía.

En concreto, han sido investigadas dos personas en Chiclana de la Frontera (Cádiz), otra en San Fernando (Cádiz) y una cuarta en Lucena del Puerto (Huelva) que presuntamente hacían las funciones de "mulas", según ha informado la Policía en un comunicado.

Los miembros de la supuesta organización desarticulada presuntamente vendían teléfonos móviles, ordenadores y aparatos electrónicos mediante anuncios y previo pago por parte de la víctima, quien "en ningún momento no recibía el artículo adquirido".

Para "ganarse la confianza del potencial comprador", los integrantes del grupo se identificaban enviándoles datos y fotografías de terceras personas previamente ya estafadas, según explica la Policía.

Ante la recepción de hasta 36 denuncias, tanto en dependencias de la Policía Nacional como de la Guardia Civil interpuestas en diferentes puntos de la geografía nacional por personas que habrían adquirido a través de Internet terminales de telefonía móvil, abonando por adelantado la cantidad económica estipulada pero sin recibir el terminal adquirido, se constituyó un equipo conjunto de investigación entre ambos cuerpos policiales.

El trabajo en común determinó que se trataba de una "organización criminal" operante desde Cataluña que insertaba anuncios fraudulentos en Internet de venta de teléfonos móviles de alta gama, robots de cocina de reconocida marca internacional, ordenadores y cámaras fotográficas, entre otros.

Los interesados se ponían en contacto con las personas cuyos nombres figuraban en los anuncios. Una vez acordada la cantidad total a satisfacer, se les indicaba siempre un número de cuenta bancaria donde debían efectuar el ingreso --transferencias e ingresos en cajeros--, números de cuenta obtenidos previamente por los miembros del grupo de otras terceras personas conocida en el argot policial como "mulas". Una vez efectuado el pago, los productos adquiridos nunca llegaban al comprador, según detalla la Policía.

La operativa desarrollada por los delincuentes se realizaba utilizando filiaciones verdaderas de algunos de los integrantes de la organización criminal o utilizando otras identidades reales de terceras personas, usurpando de esta manera su identidad.

RECIBOS BANCARIOS FALSIFICADOS

En otras ocasiones actuaban como compradores, de forma que presuntamente contactaban con vendedores reales de productos electrónicos de alta gama y enviaban recibos bancarios falsificados de ingreso del valor del producto.

Como la teórica transferencia no se hacía en el momento, sino que se pasaba a ser efectiva al día siguiente, los vendedores enviaban los productos "confiados en que la transferencia se había realizado", pero cuando los vendedores se daban cuenta del engaño, los estafadores ya tenían en su poder el producto y al ser recibos falsificados resultaba imposible reclamarlo, según indican desde la Policía.

Como resultado de la investigación, se ha detenido a cinco personas supuestamente integrantes de la cúpula de la organización que residían en pisos 'okupas' en la localidad de Sabadell, a las que se les imputan presuntos delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de identidad, así como se ha investigado a otras ocho personas en las provincias de Barcelona, Cádiz, Huelva y Valencia, que supuestamente realizaban funciones de "mulas".

La operación se ha desarrollado conjuntamente por el Grupo 2º (Fraudes por Internet) de la Sección de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Barcelona y el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Territorial de Sabadell (Barcelona) por parte de Policía Nacional y del Grupo de Delincuencia Organizada Común, EDOC2, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona por parte de la Guardia Civil.

Contador