El cura acusado de abusar de una niña abandona "unos días" Villanueva

Actualizado 30/04/2015 18:45:33 CET

La alcaldesa pide "respeto" para que "la Justicia aclare esta situación indeseada" por abusos "leves a menores"

   VILLANUEVA DEL DUQUE (CÓRDOBA), 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Obispado de Córdoba y el cura Ignacio M.V., detenido por la Guardia Civil y puesto en libertad con cargos y con una orden de alejamiento sobre una niña de unos 10 años de edad, que era monaguilla y supuestamente abusó sexualmente de ella, en Villanueva del Duque (Córdoba), han decidido que va a estar "unos días" fuera de la localidad, según informan a Europa Press fuentes cercanas a la investigación y del Obispado.

   En concreto, detallan que se ha llegado a "un acuerdo mutuo", de tal modo que "él ha decidido en diálogo con sus superiores que va a estar unos días fuera de la parroquia por su bien, porque está en estado de 'shock'", de manera que "lo más oportuno es estar unos días fuera".

   Al respecto, desde el Obispado aclaran que "no hay ninguna medida de castigo", dado que "no hay ningún indicio para considerar que es culpable de algo", aunque apuntan que "si hubiera algún indicio, se tomaría alguna medida".

   Mientras, el sacerdote ha defendido ante la juez del Juzgado de Pozoblanco su "total inocencia" en estos hechos, que fueron denunciados por los padres de la menor, que ayudaba en la Iglesia como monaguilla, y cuya hermana mayor que ella supuestamente también estuvo como monaguilla antes de los hechos denunciados, según fuentes cercanas a la investigación.

   Por otra parte, según ha adelantado la prensa provincial, el religioso tiene antecedentes penales, después de que antes de ser sacerdote fue condenado de manera firme en enero de 1997 por la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) a seis años de prisión por atentado frustrado, robo y estragos.

ANTECEDENTES "CONOCIDOS POR EL OBISPADO"

   Desde el Obispado comentan que dichos antecedentes "eran conocidos por el Obispado y por el obispo que lo ordenó", si bien señalan que "es una persona que desde que cometió los delitos al día de su ordenación pasaron 25 años y eso estaba en el pasado".

   Para ello, aluden a "todos los informes" recibidos sobre el sacerdote, "incluso psicológicos", así como que "él mismo declaró que era pasado, estaba arrepentido y consideraba que estaba totalmente olvidado y rehabilitado". Fue ordenado en la Catedral de Córdoba en junio de 2012 como sacerdote y tiene unos 48 años de edad.

   En concreto, entre finales de los años 80 y principio de los 90, perteneció a 'Milicia Catalana', una banda ultraderechista contra el auge del separatismo que nació en 1985 y que fue desarticulada en 1991, precisamente tras la detención de cinco personas, entre ellas el ahora sacerdote, en Barcelona. Se les acusaba de enviar cartas bomba a autoridades gubernamentales de Cataluña y colocar explosivos en una clínica, así como realizar acciones violentas contra locales. Se les incautó armas y abundante munición.

LA POSTURA DEL AYUNTAMIENTO

   Mientras, la alcaldesa de Villanueva del Duque, María Isabel Medina, ha pedido "respeto" para que "la Justicia aclare esta situación indeseada", en relación con la detención y puesta en libertad del párroco del municipio por un presunto caso de abusos "leves a menores".

   En una nota, Medina ha pedido tanto a los vecinos como a los medios de comunicación que no creen "alarma social con un asunto tan delicado", que está en vías de investigación por la Justicia, y que "el tiempo y el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dirá la verdad".

   "La tranquilidad, la prudencia y el sentido común son en estos momentos más necesarios que nunca para que el procedimiento judicial que se ha abierto siga su curso y llegue hasta el final", ha dicho la alcaldesa.

   "Como vecina de Villanueva del Duque y como feligresa de esta Parroquia, el trato que siempre he tenido con el párroco ha sido cordial y respetuoso, y como alcaldesa la relación ha sido fluida y correcta, siempre por el bien del pueblo y de todos sus vecinos", destaca.

   De hecho, María Isabel Medina ha recordado que la Parroquia ha colaborado "de forma muy activa" con el Ayuntamiento de Villanueva en la atención social a familias en situación de emergencia social grave. "En este aspecto, tanto la mayoría de vecinos como el equipo de gobierno solo podemos mostrar nuestra gratitud a la labor que ha desempeñado el párroco en el pueblo, siempre muy comprometido con la sociedad villaduqueña, con el patrimonio, la cultura y el futuro", subraya.

"TOLERANCIA CERO" DEL OBISPADO

   Por su parte, el Obispado de Córdoba ha manifestado públicamente este miércoles que "la Iglesia tiene mucho interés en defender, proteger y salvaguardar todos los derechos de los menores y establece el criterio de tolerancia cero para los casos de abusos".

   Para ello, según ha afirmado el Obispado en un comunicado, dispone "de instrumentos jurídicos propios para esclarecer los hechos que induzcan a pensar que puede haberse cometido algún delito, como estamos haciendo en este caso".

   De hecho, "desde el momento en que las autoridades nos han notificado la detención de este sacerdote", posteriormente puesto en libertad con cargos por el Juzgado de Pozoblanco, que le ha impuesto una orden de alejamiento de la menor, "el Obispado ha manifestado a los órganos competentes su voluntad de leal colaboración para que resplandezca la verdad de los hechos".

   Es más, desde el Obispado manifiestan su expreso rechazo a "toda conducta delictiva, en éste y en todos los campos, y estamos de parte de las víctimas" y, en cualquier caso, "la ocasión es propicia para mostrar públicamente el reconocimiento a todos los sacerdotes que viven ejemplarmente el ejercicio de su ministerio al servicio de los demás".

LA INVESTIGACIÓN ABIERTA

   Cabe destacar que la juez del Juzgado de Pozoblanco ha acordado este miércoles una orden de alejamiento para el sacerdote detenido por la supuesta comisión de un delito de abusos sexuales, presuntamente sobre una niña de unos 10 años de edad.

   Al respecto, desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han detallado que la orden de alejamiento la ha dictado la juez para el párroco con respecto a la menor, tras la acusación presentada contra él por los padres.

   En este sentido, han señalado que la juez que instruye la causa practicará ahora diversas diligencias sobre los hechos que se acusan al hombre, que ha quedado en este caso en libertad con cargos. El caso está bajo secreto de sumario y se mantiene abierta la investigación.

   El hombre lleva unos dos años y medio en dicho destino como párroco y está encargado también de la feligresía de otras localidades próximas del Valle de los Pedroches como son los casos de Fuente la Lancha y Villaralto.