Publicado 06/02/2020 15:19

Detenidos cuatro individuos en la localidad de Peligros (Granada) por allanamiento de morada cuando huían de la Guardia

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil
Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL

PELIGROS (GRANADA), 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en el municipio de Peligros (Granada) a cuatro individuos de entre 29 y 30 y un años, todos con antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito de allanamiento de morada.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, los detenidos estaban construyendo la infraestructura necesaria para cultivar cannabis sativa en una vivienda de la localidad y al ver que agentes de la Guardia Civil estaban en la puerta de la casa, pensaron que iban a ser detenidos y huyeron a través de los tejados de las casas contiguas para esconderse en dos viviendas vecinas.

Estas detenciones, según ha informado la Benemérita se produjeron durante la noche del día 4 de febrero en la localidad del Área Metropolitana de Granada.

La Guardia Civil, en su lucha diaria contra el cultivo ilegal de cannabis acudió a un domicilio de Peligros para investigar la posible existencia de una plantación, ya que algunos vecinos habían alertado a los agentes del puesto de Maracena después de haber visto a desconocidos entrando y saliendo de una casa y por el fuerte olor a marihuana que desde entonces había en la calle.

Los agentes pararon el coche patrulla en las inmediaciones de la vivienda para unas primeras pesquisas y los detenidos, al verlos, pensaron que habían sido descubiertos y que iban a ser detenidos y huyeron por el patio posterior de la casa y a través de los tejados a esconderse en las casas vecinas.

Los propietarios de los inmuebles presuntamente allanados, al ver a desconocidos descolgarse hasta sus patios por las ventadas salieron a la calle corriendo pidiendo auxilio. Los guardias civiles acudieron inmediatamente a socorrer a estas personas y descubrieron a tres de los detenidos en la casa contigua a la que habían ido a vigilar y al cuarto en otra vivienda contigua pero de la calle posterior.

La Guardia Civil de Maracena descubrió que los detenidos huían porque estaban instalando los transformadores, focos, aparatos de aire acondicionado y filtros necesarios para el cultivo intensivo de cannabis dentro del inmueble.

Más información