Empresa y trabajadores del metro de Granada retoman las negociaciones tras los paros y huelga de septiembre

Huelga en el metro
ÁLEX CÁMARA/EUROPA PRESS-ARCHIVO
Actualizado 02/10/2018 8:32:20 CET

GRANADA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la empresa adjudicataria del servicio de gestión del metro de Granada y de sus trabajadores se reúnen en la mañana de este martes para retomar las negociaciones al objeto de articular un convenio colectivo, después de las jornadas de paro y de huelga llevadas a cabo el pasado mes de septiembre.

La reunión tendrá lugar en el edificio de talleres y cocheras del metro de Granada, a instancias de la adjudicataria Avanza, en el que es el primer encuentro formal tras los citados actos reivindicativos, según ha detallado a Europa Press el secretario del comité de empresa, Juan Antonio Jiménez (Sindicato Ferroviario), quien ha agregado que espera que la empresa muestre su "talante negociador".

Se trata, según Jiménez, de "llegar a un acuerdo" con base en un "punto intermedio" entre las pretensiones de los trabajadores y las propuestas de la empresa para el convenio colectivo, en aras de "evitar tener que volver a convocar paros o huelga" en octubre.

Las reivindicaciones de los trabajadores siguen pasando, entre otras cuestiones, por que se computen las horas de las jornadas laborales "al completo", y por la equiparación salarial con los trabajadores de los metros de Sevilla o Málaga, en el marco de un "convenio colectivo digno".

El 21 de septiembre, en el marco de una huelga de 24 horas, alrededor de un centenar de personas --hasta 150 según los trabajadores, unas 80, conforme a los datos de la Policía Nacional-- recorrieron el tramo que va desde la avenida de Andaluces con Constitución hasta la sede en Granada de la Junta, administración responsable de la gestión del metro.

Fue el culmen de dos semanas con paros parciales convocados entre los días 10 y 19 de septiembre, los lunes, miércoles y viernes entre las 6,30 y las 9,30, las 13,30 y las 16,00, y las 20,00 y las 22,30 horas, con un seguimiento cercano al cien por cien, al igual que la jornada de huelga, según el comité de empresa, que lo calificó de "éxito", y quedó a la espera de que la empresa tomara la iniciativa para retomar las negociaciones.