Un estudio hecho en Granada concluye que las leyes ayudan a reducir la contaminación sin perjudicar la competitividad

Publicado 02/12/2019 13:32:04CET
Investigación sobre leyes para reducir la contaminación
Investigación sobre leyes para reducir la contaminación - UGR - Archivo

GRANADA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad de Granada (UGR) sobre regulación ambiental y empresas ha concluido que las leyes ayudan a reducir la contaminación sin generalmente perjudicar la competitividad entre ellas.

Se trata de un trabajo en que han participado investigadores de la UGR, en colaboración con las universidades de Berkeley y Minnesota, en Estados Unidos, revisando las investigaciones internacionales más importantes sobre regulación ambiental y empresas.

Según ha informado la UGR en una nota de prensa, los investigadores han propuesto que las iniciativas internacionales, como la del Cumbre del Clima en Madrid, sean la base para "regulaciones futuras más eficaces"

El trabajo, coordinado por el profesor Alberto Aragón, catedrático de Organización de Empresas de la UGR, ha sido publicado por la revista de investigación 'Academy of Management Annals', la de más impacto mundial en los campos de negocios y gestión de empresas.

Estos tres investigadores han realizado una revisión exhaustiva de las principales investigaciones empíricas sobre regulación ambiental y gestión de empresas. El objetivo ha sido poder ofrecer recomendaciones basadas en puntos de consenso.

En concreto, el trabajo desarrollado por Aragón, Marcus y Vogel ha revisado en profundidad los resultados de unas 70 investigaciones publicadas en las mejores revistas académicas del mundo. Las muestras de los estudios revisados, consideradas de forma conjunta, incluyen unas 97.000 observaciones de empresas sometidas a diferentes regulaciones ambientales.

DIFERENCIAS ENTRE LEYES OBLIGATORIAS Y VOLUNTARIAS

Los estudios consideraban empresas y regulaciones de múltiples países, con una especial atención a la situación de Estados Unidos, pero incluyendo también investigaciones de empresas en Canadá, China, Taiwan, Australia, Costa Rica, la Unión Europea, e India, entre otros. Las conclusiones del estudio diferencian entre los efectos de las leyes ambientales obligatorias y voluntarias.

Las leyes ambientales obligatorias son las más conocidas, y las investigaciones desarrolladas indican que tienen un efecto más fuerte en la reducción de la contaminación por las empresas afectadas que cualquier otro factor analizado, incluyendo una fuerza superior a los propios clientes.

Adicionalmente, los investigadores encuentran diferencias entre los efectos que se le atribuyen a las investigaciones que obligan a la utilización de ciertas tecnologías y las que "obligan a alcanzar ciertos objetivos".

Las centradas en tecnologías pueden ser "más problemáticas en términos competitivos" debido a que los sistemas fijados pueden quedar anticuados o corren el riesgo de no ser los más adecuados a las condiciones de muchas empresas. Sin embargo, las que se basan en fijar objetivos permiten que cada empresa decida los procedimientos más adecuados en cada momento y les impulsa a "seguir mejorando si el objetivo se liga al rendimiento de los mejores".

Aunque las centradas en objetivos se muestran notablemente más eficaces, todas las regulaciones medioambientales obligatorias muestran, según estos investigadores, "una gran potencia en la reducción de la contaminación por parte de las empresas". Adicionalmente, las leyes voluntarias se diseñaron precisamente para "facilitar todavía más flexibilidad".

Las leyes ambientales voluntarias han supuesto una novedad muy popular en los últimos años, pero "sus resultados en el impulso a la reducción de impactos han sido discretos".

Asimismo, las investigaciones realizadas sobre este tipo de normas muestran "dos factores preocupantes". En primer lugar, el control sobre su cumplimiento suele ser débil y eso acaba quitando credibilidad al sistema. En segundo lugar, muchas empresas se centran en los requisitos administrativos para alcanzar la certificación y acaban cayendo en "cumplimientos simbólicos".

En cualquier caso, todas las investigaciones resaltan que las regulaciones voluntarias tienen características que las hacen potencialmente interesantes, si se dieran ciertas condiciones en su diseño.

Contador

Para leer más