Actualizado 01/02/2012 16:29 CET

La Junta adjudica la gestión del Hotel Mirador de Montoro por seis años a una UTE local

Este establecimiento recibirá una inversión de 480.000 euros para la mejora de sus instalaciones

MONTORO (CÓRDOBA), 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Turismo, Comercio y Deporte ha adjudicado a una Unión Temporal de Empresas (UTE) local la gestión y explotación por un periodo de seis años del Hotel Mirador de la localidad cordobesa de Montoro, establecimiento dependiente de la Empresa Pública Infraestructuras Turísticas de Andalucía (Intasa).

La UTE que ha resultado adjudicataria, tras el concurso público convocado en el mes de diciembre del pasado año, es resultado de la unión de Agrícola la Quinta Casa y Hotel Puerta del Pirineo, una de ellas formada por emprendedores locales que cuentan con un amplio conocimiento de las necesidades y potencialidad de la zona.

La gestión, formalizada este miércoles tras la firma del contrato, garantizará, según ha informado la Junta en un comunicado, "un servicio hotelero de calidad, con un especial hincapié en la puesta en valor de los productos gastronómicos y atractivos culturales de la comarca".

En este establecimiento se invertirán más de 480.000 euros en los próximos años, cantidad que se destinará a diversas actuaciones para la mejora de las instalaciones del inmueble y que, han precisado, "contribuirán, además, a reforzar la economía del municipio y a la mejora del empleo".

UN BIC CERCA DE UN PARQUE NATURAL

El Hotel Mirador de Montoro se encuentra situado en el paraje conocido como Cerro de la Muela, en las inmediaciones del casco urbano de la localidad, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), y en las cercanías del Parque Natural de Cardeña y Montoro.

Este establecimiento hotelero tiene su origen en 1986, cuando el Ayuntamiento elevó una petición a la Diputación Provincial para la redacción de un proyecto de hotel municipal. Este primer proyecto fue subvencionado por la Junta y en los años posteriores experimentó una serie de reformas para su adaptación a la normativa vigente, abriendo al público en 2005.

El inmueble, cuyas instalaciones se encuentran totalmente adaptadas para personas con discapacidad, consta de un único edificio de cinco plantas de altura, que descienden siguiendo el relieve natural de la zona en la que se asienta. Cuenta con un total de 38 habitaciones, dos de ellas suites, así como con zonas ajardinadas, piscina, parking y unas excepcionales vistas al Guadalquivir y a Montoro.