Publicado 24/02/2021 21:20CET

Junta y PSOE-A se acusan de vivir "en los mundos de Yupi" al evaluar la situación de la sanidad andaluza en la pandemia

El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, este miércoles en el Pleno del Parlamento.
El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, este miércoles en el Pleno del Parlamento. - MARÍA JOSÉ LÓPEZ (EUROPA PRESS)

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (PP-A), y el Grupo Socialista en el Parlamento andaluz se han intercambiado este miércoles reproches en el Pleno de la Cámara y se han acusado mutuamente de vivir "en los mundos de Yupi" a la hora de evaluar la situación de la sanidad andaluza durante la actual pandemia de Covid-19.

Ha sido en el transcurso de una comparecencia del consejero de Salud a petición del PSOE-A para informar de un "colapso" en la atención sanitaria en Andalucía que Jesús Aguirre ha negado que exista. Frente a ello, ha sostenido que lo que se ha dado es "una mayor petición de servicios sanitarios, una sobrecarga de la demanda" que se ha abordado con "una respuesta estructurada" en planes de contingencia que "ha funcionado razonablemente bien" atendiendo a las dificultades encontradas y en función de las olas de la pandemia.

El consejero de Salud ha criticado que, "en muchas ocasiones", el PSOE-A "ha obviado" en sus intervenciones en el Parlamento andaluz que "estamos haciendo frente a una pandemia mundial", y ha planteado propuestas como si los socialistas "estuvieran en un mundo Yupi" y no en una crisis sanitaria como la actual.

Jesús Aguirre ha insistido en que ni en este invierno ni en el anterior "hubo ningún tipo de colapso" en la sanidad andaluza, sino "una planificación magnífica", por lo que ha instado a los socialistas andaluces a dejar "de transmitir una imagen falsa de nuestro sistema sanitario".

El consejero ha puesto de relieve que "el día del pico de la tercera ola, el 1 de febrero" pasado, los hospitales andaluces contaban con 3.848 pacientes con Covid y 6.800 pacientes no Covid en camas convencionales, y, pese a ello, "disponíamos de 3.522 camas para ser ocupadas en cuanto fuera necesario" en aplicación del 'plan 7.500' diseñado por la Junta.

MÁS ACTIVIDAD EN MEDICINA DE FAMILIA

De igual modo, ha destacado "el incremento en la actividad en 2020, frente a la del 2018, en cuanto a médicos de familias y enfermeras, y la implementación de las consultas telefónicas como forma principal de atención inicial debido a la pandemia".

En Medicina de Familia, se ha incrementado la actividad total, con 38,2 millones de consultas en 2020 frente a los 35,7 millones del 2018, según ha detallado Aguirre, que ha explicado también que, en Pediatría, se han reducido a la mitad las consultas presenciales, aumentándose "notablemente" la actividad domiciliaria, y se han superado las 2.300.000 consultas telefónicas.

En cuanto a Enfermería, y dado que se requiere una mayor presencialidad de los pacientes, ha habido una mayor actividad en su conjunto al pasar de 24,2 millones de consultas en 2020 frente a 23,4 en 2018, según ha expuesto.

Por otra parte, el titular de Salud y Familias ha abordado el impacto que la pandemia en el proceso del cáncer en Andalucía, y ha señalado que, "como consecuencia del primer estado de alarma se suspendieron las invitaciones al programa de cribado de cáncer, que se reanudaron progresivamente en junio y no se cancelaron en ningún momento las pruebas de confirmación --colonoscopias-- previstas".

Según los datos ofrecidos por el consejero, a pesar de la pandemia, se ha visto incrementado considerablemente desde 2018 a 2020 el número de invitaciones al programa de cribado de cáncer de colon, la aceptación de las invitaciones, el porcentaje de participación, el número de test de sangre oculta en heces, el número de colonoscopias realizadas, la atención al adenoma y los cánceres invasivos diagnosticados".

En cuanto al diagnóstico de cáncer, "en el primer semestre de 2020 se diagnosticaron 40.224 nuevos casos de cáncer, lo que supone un 17,2% menos que en 2019, una cifra bastante inferior si lo comparamos con algunos países europeos y algunas comunidades autónomas de España", según ha indicado.

Aguirre ha detallado además que en el primer semestre de 2020 se realizaron en Andalucía un total de 14.989 intervenciones quirúrgicas por cáncer, lo que supone una disminución del 8,4% respecto a 2019 que ha vinculado al descenso de diagnósticos que se ha producido también.

PSOE-A CRITICA LAS "SOMBRAS" EN LA GESTIÓN DE LA JUNTA

Por su parte, el parlamentario del PSOE-A Carmelo Gómez ha reprochado a Jesús Aguirre que les acuse de vivir "en los mundos de Yupi" el consejero "del 'chupetón' y el 'culillo'", que "se ha hecho viral" con esas expresiones.

"Creo que el que vive en los mundos de Yupi es usted, que no sabe en la realidad que estamos viviendo", ha reprochado al consejero el diputado socialista, quien ha asegurado que su grupo sabe que "estamos en una pandemia mundial que nos ha sobrevenido a todos", pero que "unos la han afrontado mejor y otros peor".

En esa línea, ha subrayado que era "fundamental una política de prevención y anticipación, contratando más rastreadores y hacer más diagnósticos, y en ninguna de las dos cosas ha cumplido" la Junta, ya que Andalucía está "a la cola" entre las comunidades autónomas en realización de pruebas diagnósticas.

También ha preguntado al consejero "cómo se va a ejecutar la desescalada" de la tercera ola, y si el PSOE-A, pese a ser el principal grupo del Parlamento tendrá que "esperar al último minuto para enterarse", o a un próximo "monólogo" del presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Carmelo Gómez ha advertido además a Aguirre de que, al anunciar la recuperación de las consultas presenciales en los próximos días ha venido a reconocer que "era verdad" cuando los socialistas decían que los andaluces "sólo podían consultar telefónicamente con su médico, con el consiguiente problema" que eso genera ante determinadas dolencias, según ha agregado.

Tras apuntar que la gestión de la pandemia por parte de la Junta cuenta con "muchas más sombras que luces", el diputado socialista ha pedido al Gobierno andaluz que se mueva con "prudencia y sensatez", y que mande "un mensaje de claridad a los ciudadanos", porque "no hemos superado todavía nada, queda mucho camino por recorrer". "Por tanto, seamos prudentes en las medidas a plantear en la desescalada, porque esta en juego la salud de los andaluces", ha advertido Carmelo Gómez.

CONSULTAS TELEFÓNICAS Y PRESENCIALES

El consejero le ha replicado defendiendo que la Junta también ha "aumentado de manera exponencial la actividad asistencial", y ha reconocido que durante la pandemia ha reducido "a la mitad las consultas presenciales" en Atención Primaria, pero "voluntariamente" para evitar contagios, a la vez que ha incrementado "exponencialmente" las consultas telefónicas.

Con todo, ha indicado que "la voluntad del Gobierno andaluz es ampliar el número de citas presenciales en Atención Primaria, garantizado la seguridad de pacientes y profesionales. Por este motivo, se ha activado la desescalada en todos los distritos en función de su plan de contingencias y de la incidencia de su zona de influencia", ha dicho.

El consejero ha reconocido que "puede haber" y sigue habiendo "presión asistencial" en la sanidad andaluza, pero "de ahí a hablar de colapso hay un abismo", ha aseverado.

VACUNACIÓN

Por otro lado, y en respuesta a críticas del Grupo Socialista sobre la estrategia de vacunación de la Junta frente a la Covid, el consejero ha defendido que se está siguiendo el "protocolo" marcado por el Ministerio de Sanidad, y ha explicado que, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrada este miércoles ha planteado la "accesibilidad" a un mayor número de vacunas "a sabiendas de que la competencia no es del Gobierno central", sino que éste sirve de "correa de transmisión para presionar a nivel europeo que se cumplan los contratos de las multinacionales" que elaboran esas vacunas.

Finalmente, ha indicado que el próximo Consejo de Gobierno de la Junta aprobará el "plan 500.000" para tener capacidad de administrar en Andalucía ese número de vacunas a la semana.