Publicado 10/02/2021 22:05CET

Junta señala autonomía universitaria en clases y evaluación ante Covid y quiere aprobar nueva financiación en primavera

El consejero de Transformación Económica, Rogelio Velasco, este miércoles en el Pleno del Parlamento.
El consejero de Transformación Económica, Rogelio Velasco, este miércoles en el Pleno del Parlamento. - PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha esgrimido este miércoles ante el Pleno del Parlamento de Andalucía la autonomía de las universidades para decidir sobre la presencialidad de las clases y la modalidad de evaluación de los alumnos en ausencia de un criterio de prohibición de las autoridades sanitarias.

Velasco ha anunciado la previsión de que el Consejo de Gobierno apruebe la próxima primavera el nuevo modelo de financiación de las universidades, respecto al cual se ha declarado partidario de "vincular objetivos a variables que demuestren la excelencia en la investigación".

El consejero de Transformación, que ha presentado los datos de un curso universitario 2020-21 caracterizado por sus 240.000 alumnos, 47.000 de ellos de nuevos ingresos, así como por otras 30.000 personas como profesorado y Personal de Administración y Servicios (PAS), ha reconocido el escenario de "incertidumbre" para la comunidad universitaria ocasionado por el coronavirus, lo que ha obligado a "redoblar esfuerzos" ante la posibilidad de "condicionar gravemente" el desarrollo del curso.

Velasco, que ha reivindicado que Andalucía fue la primera Comunidad en diseñar un acuerdo marco con criterios comunes para las universidades en 2020, ha trasladado que la mayor incidencia del coronavirus llevó a prohibir las clases universitarias en octubre de 2020 durante 14 días, que luego se ha revisado, salvo para las prácticas experimentales. El consejero ha defendido "la semipresencialidad cuando seamos capaces de superar esta pandemia".

Velasco ha abogado por la autonomía de las universidades tanto para "la docencia como para la evaluación" tras describir la docencia telemática en la práctica totalidad de las universidades, salvo en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, mientras que ha esgrimido la competencia de las autoridades sanitarias para determinar "las recomendaciones o prohibiciones" en la evaluación de los riesgos para la salud de la población.

El consejero de Transformación Económica, quien ha esgrimido que las medidas adoptadas "velan tanto por la salud y seguridad como la calidad de la docencia", ha sostenido "el gran esfuerzo" del Gobierno andaluz para dotar a las universidades de la financiación que condujera a "la mejora de la calidad y al fomento de la excelencia académica".

En este sentido Velasco ha defendido que la financiación media universitaria en el periodo 2019-21 ha sido de 1.530 millones de euros frente a una media de 1.272 millones de promedio en el periodo anterior, a lo que ha sumado una ejecución presupuestaria de un 95% en 2020, 10 puntos superior al curso 2015-16.

Otros números blandidos por Velasco han sido el 13% de incremento de la retribución de la plantilla con 166 millones de euros más entre 2018-2020, hecho que ha traducido en "cumplir los compromisos con los PDI (Personal Docente Investigador) y PAS, abonar complementos, limitar a 34 créditos la actividad docente, sexenios y trienios, e incrementar en 1.151 personas el PDI y PAS".

Velasco, que ha abogado por una ordenación de las enseñanzas universitarias que "responda a las demandas del tejido empresarial", para lo que espera en los próximos meses las aportaciones de las universidades, ha subrayado el esfuerzo en I+D+I con un incremento de 251 millones de euros en dos años, dato al que ha sumado que en este 2021 habrá un refuerzo de ocho líneas de incentivos dotadas con 140 millones de euros.

El consejero de Transformación Económica ha reconocido "el inmenso esfuerzo del sistema público universitario", así como "el sentido de la responsabilidad, con los rectores a la cabeza, para adaptar a la situación conforme a la planificación".

PSOE: LA AUTORIDAD SANITARIA COMO SI FUERA DE INDOCHINA

El diputado del PSOE Javier Carnero ha reprochado al consejero de Transformación Económica que haya detraído 135 millones de euros en la financiación de las universidades en 2020, así como "las decisiones cambiantes faltas de rigor", para lo que ha utilizado el caso vivido con la Universidad de Granada tras decretarse su cierre "mientras estaba todo abierto" en la capital.

Carnero, que ha ironizado sobre la distancia que ha empleado Velasco para apelar a la autoridad sanitaria como "si fuera del Gobierno de Indochina" así como se ha cuestionado los expertos que asesoran al Gobierno andaluz al tratarse de "los ocho delegados provinciales y tres directores generales", ha sostenido que la reclamación de los alumnos se encamina a pedir que "los exámenes sean en coherencia con las clases recibidas, sean presenciales o telemáticas".

Tras pedir "criterios ordenados", el diputado del PSOE ha censurado a la Junta por "echar sobre las espaldas de los rectores la toma de decisones, igual que han hecho en los colegios".

El parlamentario del PP Ramón Herrera ha defendido la rendición de cuentas del consejero de Transformación Económica ante el Parlamento frente al comportamiento del ministro de Universidades, a quien ha llamado "el camarada Castells", ha asegurado que el Gobierno andaluz trabaja para que los alumnos "recuperen su vida y experiencia universitaria lo antes posible" y ha descrito el trabajo de la Junta en tres etapas, que arrancó con el acuerdo marco de abril de 2020, ha pasado por la dotación de medios tecnológicos y la transferencia de 61 millones de euros para ese proceso.

Herrera ha apelado a "las circunstancias distintas de cada Universidad, de ahí la autonomía".

El parlamentario de Cs Juan de Dios Sánchez ha defendido que "si no hay prohibiciones expresas de las autoridades sanitarias" se determina la presencialidad como una competencia de los rectores y ha considerado que la petición de la oposición para que sea el Gobierno andaluz que coordine la estrategia universitaria ante Covid entraña "suprimir la autonomía de las universidades".

"Eso es lo que pretenden los expertos en problemas y crispación", ha apostillado.

VOX: FIRME PARTIDARIO DE LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

El parlamentario de Vox Macario Valpuesta, que se ha declarado "firme partidario de la autonomía universitaria" con la advertencia de que la autonomía universitaria "no es independencia", ha abogado ante la tercera ola del coronavirus por "una docencia a distancia, sobre todo los exámenes, para minimizar los riesgos y no ser focos activos de contagios".

Valpuesta ha considerado la posibilidad de "clases presenciales sin riesgo alguno" mediante "aulas de tamaño considerable bien ventiladas" mientras ha descartado "el modelo de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) con todo el respeto que nos merece".

El diputado de Adelante Andalucía Guzmán Ahumada, quien ha reprochado a Rogelio Velasco que su última comparecencia en Pleno fuera el 5 de marzo de 2020, lo ha calificado de "cero a la izquierda" así como lo ha llamado "consejero intranscendente en una Consejería transcendental", le ha reprochado "las excusas para no ejercer el liderazgo", así como ser "el consejero del tijeretazo de los 135 millones de euros en transferencias corrientes a las universidades".

Ahumada ha sostenido que la actuación del Gobierno andaluz "carecía de protocolo común y de un presupuesto extraordinario" así como que en "la tercera ola no vuelve a hacer nada".