Junta teme que los PGE de 2018 van a "consolidar" la "gran bajada" del 36% en inversiones para Andalucía de 2017

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero
EUROPA PRESS
Publicado 28/03/2018 14:03:50CET

SEVILLA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de la Junta de Andalucía cree que "todo aventura", según las cifras conocidas hasta ahora, a que "se va a consolidar" en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 la "gran bajada" del 36 por ciento en inversiones para la comunidad autónoma que se plasmó en las cuentas del Estado del pasado año 2017.

Así lo ha apuntado la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, en una comparecencia ante los medios en la sede de la Consejería después de que el Consejo de Ministros aprobase este pasado martes la remisión a las Cortes del proyecto de Ley de PGE para 2018.

La consejera ha criticado que, "un año más", los PGE se presentan "de forma opaca, con falta de transparencia", de forma que este martes "apenas si se dieron tres o cuatro esbozos de cómo se va a comportar el gasto público", no obstante lo cual, a tenor de los datos conocidos, "todo aventura a que se va a consolidar" esa "gran bajada" de la inversión para Andalucía.

En esa línea, la titular andaluza de Hacienda ha señalado que los Presupuestos se han elaborado "sin pensar en Andalucía" y "sin revitalizar las inversiones" en la comunidad autónoma --"al menos no se ha dicho", según ha apostillado--, de ahí que "nos tememos" desde la Junta "que se va a consagrar el recorte que se dio el año pasado", según ha insistido.

La consejera ha indicado que, aunque el Presupuesto "pueda dar apariencia de subida" en materia de inversiones, "ya se anunció que en torno a 572 millones de euros" de esta partida "van para el Corredor del Mediterráneo", mientras que "hay otras partidas importantes que van a infraestructuras en el País Vasco", y otra partida es para "el rescate" de las autopistas radiales, lo cual "preferiblemente afecta a Madrid", según ha recordado.

Montero también ha criticado que "ni siquiera se ha anunciado un plan de empleo para aquellas regiones" como Andalucía que, en materia de paro, "tienen un mayor desfase en relación con la media de España".

Además, ha explicado que, en relación al dinero "que aparentemente se le da a las comunidades autónomas" y que ya se comunicó en julio, no se sabe "si son cifras similares o que se pueden corresponder con el dato con el que Andalucía elaboró el Presupuesto" de este año, y además desde el Gobierno central son "extraordinariamente cicateros con las administraciones territoriales", a pesar de ser éstas las que "estamos haciendo posible que el Gobierno de España cumpla con Bruselas", según ha subrayado.

PRESUPUESTO "A LA DESESPERADA"

Así las cosas, la consejera considera que el presupuesto "no es expansivo", de forma que "apenas crece un 1,27 por ciento, que es casi una cuarta parte menos de lo que crece el Presupuesto de la Junta de Andalucía", según ha destacado, a la par que ha incidido en señalar que el presupuesto aprobado por el Gobierno está "hecho a la desesperada" y "a la defensiva".

También ha opinado que "no contiene tintes electoralistas, sino que lo que hace es intentar calmar a los colectivos que están viendo de forma clara que la recuperación económica no es capaz de traducirse en mejoras en las familias y de recuperación de los servicios públicos".

Así, ha alertado de que "el peso del gasto público en relación al total del PIB cae y es inferior al de años anteriores", y al respecto ha atribuido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, "una estrategia deliberada" de imprimir un "adelgazamiento" hasta lo "esquelético" del peso del sector público. Esto significa, según ha agregado, que "hay menos dinero para repartir y menos capacidad para redistribuir la riqueza".

Además, Montero se ha preguntado que, si el Gobierno "realmente intenta llevar una cantidad económica a las familias, por qué se hace en base a rebajas del IRPF en vez de con ayudas directas" como, por ejemplo, en materia de guarderías.

"Si efectivamente las cuentas que marca el Gobierno permitirían incrementar las ayudas a las familias con niños de edades comprendidas entre cero y tres años, ¿por qué se hace a través de una bajada del IRPF en vez de con ayudas directas?", se ha preguntado la consejera, que también ha advertido de una "cifra preocupante" como es que el montante total para dependencia "sólo se incrementa en 48 millones", cuando "sólo a Andalucía se le deben 500 millones" en esa materia.

De esta manera, "apenas ni siquiera intenta cubrir el 50 por ciento de lo que ha sido el incremento de la Junta en materia de dependencia en esta legislatura", ha abundado la consejera, quien también ha puesto de relieve el "esfuerzo importantísimo" que, en relación a los funcionarios, realizan las comunidades autónomas "para intentar atender las previsiones de crecimiento que marca el Gobierno de España".

Montero ha aseverado que "las comunidades autónomas que hemos cumplido con el objetivo de estabilidad también lo cumpliremos en el futuro, a pesar de que esas ayudas que ahora anuncia el Gobierno de España recaen" en mayor medida en autonomías y ayuntamientos, según ha agregado.

Tras añadir que el proyecto de PGE "parece que ni siquiera es capaz de recuperar los más de 160.000 empleos que se perdieron desde la llegada al Gobierno de Mariano Rajoy", la consejera ha aseverado que "tampoco son unos Presupuestos dirigidos a los empleados públicos", y que "son las comunidades autónomas y los ayuntamientos los que vamos a sufragar en mayor medida esas ayudas" para ese colectivo. La consejera ha aclarado que las autonomías lo hacen "gustosos", pero ha recalcado que "no es algo que se pueda arrogar" el Gobierno central.

"DESACELERACIÓN"

Por otro lado, ha llamado la atención acerca de que el crecimiento en relación al PIB que prevé el Gobierno para este año 2018 --en torno a un 2,7 por ciento, frente al 3,1 por ciento que creció la economía en 2017, según ha recordado-- están indicando "lo que ya veníamos diciendo", esto es, que se evidencia "una desaceleración de la economía en el sentido, probablemente, de que ese pretendido milagro económico al que hacen referencia Rajoy y Montoro era incierto, inconsistente".

De esta manera, según esta teoría, "lo que estaba haciendo España era beneficiarse de forma tardía del viento de cola que venía del impulso desde Europa, fundamentalmente por la bajada del combustible, por la liquidez del Banco Central Europeo, y, por tanto, ya empiezan a ponerse de manifiesto cifras que se pueden corresponder mejor con el funcionamiento de la economía", según ha añadido la consejera.

La titular andaluza de Hacienda ha resumido señalado que los PGE de 2018 son unos presupuestos "a la desesperada, que intentan, sin lograrlo, hacer guiños a colectivos donde no se plantea realmente un incremento en sus condiciones laborales o de vida", y están elaborados "en un momento complicado políticamente, según parece, para Rajoy", que "a la defensiva está intentando atender a aquello que se expresa en la calle sin conseguirlo".

Por último, ha indicado que, "en materia de pensiones, la bajada del IRPF" anunciada "no beneficiaría a más del 70 por ciento de los jubilados de Andalucía", y "la bajada del IRPF para el resto de activos no beneficiaría a un 60 por ciento de los asalariados" de la comunidad autónoma.

II ENCUENTRO ECONÓMICO-ASEGURADOR 'FUTURO ECONÓMICO Y TENDENCIAS DEL SECTOR ASEGURADOR' EL VIERNES 26 DE OCTUBRE A LAS 9:00H. EN EL AUDITORIO RAFAEL DEL PINO.