Publicado 11/05/2020 11:23CET

Macrosad ensaya con lectores para tomar la temperatura de las visitas en residencias de mayores

Instalación de lectores faciales en la residencia de mayores Ángeles Cobo López
Instalación de lectores faciales en la residencia de mayores Ángeles Cobo López - MACROSAD

JAÉN, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La cooperativa andaluza Macrosad está desarrollando en dos de sus residencias para personas mayores un sistema basado en el reconocimiento facial y en la medición de temperatura con detección de fiebre, que impedirá acceder de visita a los centros a personas cuya temperatura corporal supere los 37 grados.

Se trata, según ha informado la empresa en un comunicado, de un proyecto, que se está desarrollando en la residencia Macrosad Ángeles Cobo López, ubicada en Alcaudete (Jaén), y en la residencia Macrosad Las Gabias-San Cristóbal, situada en Las Gabias (Granada).

El objetivo de esta iniciativa puesta en marcha en colaboración con Innovasur es prevenir la transmisión del virus ya que permitirá realizar un seguimiento y monitorización en el acceso a sus residencias y así proteger la salud de profesionales, personas usuarias y sus familiares.

Además, Macrosad también está diseñando pantallas de metacrilato, espacios independientes, y elaborando protocolos "seguros y exigentes" para favorecer y facilitar el encuentro entre residentes y sus familias y estar preparados para cuando las autoridades sanitarias así lo autoricen.

Por otro lado, con motivo de la nueva etapa de desescalada, Macrosad ha creado la iniciativa 'Maceteros de Ilusión' con la que regala a cada persona usuaria una maceta "con mensajes optimistas y positivos". Según la cooperativa, se trata de "una actividad grupal y psicodinámica encaminada a la orientación espacial y temporal, la estimulación de capacidades cognitivas, la interacción social y la reminiscencia de momentos emotivos".

Desde el pasado 17 de marzo, un equipo multidisciplinar compuesto por más de 20 profesionales lleva a cabo un seguimiento telefónico que vela por la salud y bienestar de las personas usuarias en situación de suspensión o baja temporal del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD).

Los principales objetivos de esta iniciativa son recordar la importancia de continuar con los tratamientos farmacológicos prescritos por el facultativo, ofrecer servicios de psicología, enfermería y fisioterapia de manera telemática, y apoyar tanto a personas usuarias del SAD como a sus familiares. De esta forma, ya se han realizado un total de 53.979 llamadas de seguimiento y 792 sesiones de apoyo psicológico a familiares y personas usuarias que lo han solicitado.

Macrosad también ha activado un servicio de apoyo emocional y psicológico para su equipo de profesionales que necesiten ayuda para continuar sobrellevando su día a día mientras continúe el actual estado de alarma.

A raíz de la nueva situación ocasionada por la COVID-19, las escuelas infantiles de Macrosad han llevado a cabo una transformación educativa. En esta nueva línea de trabajo se ha desarrollado una app gratuita, 'Chacolines en casa', que incluye una programación de carácter semanal, con rutinas adaptadas para cada franja de edad (0-1, 1-2 y 2-3 años).

Macrosad ha agradecido a la Diputación de Jaén la entrega de 15.000 mascarillas y a la Diputación de Huelva la aportación de 14.600 mascarillas para que las profesionales del Servicio de Ayuda a Domicilio de la provincia puedan seguir desarrollando su trabajo con plenas garantías de seguridad.

También ha extendido su agradecimiento a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, por su aportación de más de 18.300 mascarillas y 4.300 guantes, así como a La Caixa por la donación de material sanitario.

Macrosad es una cooperativa andaluza de educación y cuidados a personas que ofrece Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), atendiendo a un total de 10.108 personas usuarias, y cuenta a lo largo y ancho de Andalucía, con 16 centros para personas mayores, 17 escuelas infantiles y nueve centros de Atención Infantil Temprana.

Para leer más