Actualizado 15/10/2010 17:25

M.La superficie afectada por incendios forestales alcanza las 719 hectáreas, la mayoría matorral

Tareas de extinción de un incendio
EP

CÓRDOBA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La superficie afectada por incendios forestales en Andalucía alcanza las 719 hectáreas, si bien un alto porcentaje, el 89,1 por ciento, se refiere a suelos de matorral, que disponen de rápida regeneración natural, mientras que de arbolado --de mayor afección medioambiental--, sólo han sido afectadas 77 hectáreas.

En declaraciones a los periodistas, el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, que se ha reunido en Córdoba con los responsables regionales del Plan Infoca para evaluar la campaña de incendios forestales en Andalucía, ha informado también de que la superficie calcinada se ha reducido un 94 por ciento respecto a la media de la última década, y además, en 2010 no se ha producido ningún gran incendio forestal --que son los que superan las 500 hectáreas--, siendo éstos los más peligrosos y los de mayor complejidad en su extinción.

Según los datos provisionales de estadística a 14 de octubre, el dispositivo Infoca ha realizado este año un total de 513 actuaciones en zonas forestales, lo que supone un 48 por ciento menos que la media de intervenciones de la última década. Además, el 78,9 por ciento de estas actuaciones quedaron reducidas a conatos, lo que demuestra la rápida respuesta del dispositivo ante cualquier alerta.

Igualmente, Díaz Trillo también ha valorado "el buen grado de cumplimiento de la orden de regulación del uso del fuego, que prohíbe la realización de quemas agrícolas y barbacoas en zonas forestales y zonas de influencia forestal", y que está en vigor de forma permanente todos los veranos desde el 1 de junio al 15 de octubre.

Esta iniciativa ha sido respaldada por numerosos ayuntamientos andaluces que han recibido "de buen grado la proposición de la Consejería de Medio Ambiente para que realizaran bandos municipales informando de las medidas restrictivas a la población". Tras cuatro años con la orden en vigor, la ciudadanía "cada vez respeta más las medidas y asume la necesidad de estas prohibiciones en pro de evitar riesgos hacia el monte mediterráneo andaluz", ha indicado el consejero.

Por ello, ha subrayado también la colaboración e implicación de la ciudadanía como uno de los baluartes que han permitido que 2010 haya resultado "el mejor año de la última década en cuanto a proliferación de incendios forestales se refiere".

Por último, el consejero también ha adelantado el inicio de una campaña en medios de comunicación que hará especial hincapié en agradecer, y seguir solicitando, la colaboración ciudadana en la prevención y alerta ante los incendios forestales.

De otro lado, una vez que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía abre este sábado la temporada general de caza mayor en Andalucía, el consejero ha hecho un "llamamiento a la responsabilidad en el campo para una actividad cinegética responsable y sostenible".

Más información