Moreno refuerza las medidas contra agresiones a sanitarios tras 1.234 casos en dos años

Moreno aboga por la "concienciación social" para "erradicar" agresiones a sanita
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2019 12:00:02 CET

El presidente ha dicho que en los últimos dos años se han registrado 1.234 actos violentos a sanitarios, el 75 por ciento a mujeres

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), ha abogado este jueves por la "concienciación" del conjunto de la sociedad para "erradicar" las agresiones que sufren los profesionales sanitarios en el desarrollo de su trabajo, a la par que ha dicho que analizará las mejoras que puedan aplicarse a la normativa vigente.

   Así lo ha manifestado Moreno en declaraciones a periodistas antes de reunirse en la Consejería de Salud y Familias, ubicada en Sevilla, con miembros de la Mesa de Prevención de Agresiones a Profesionales Sanitarios, un grupo de trabajo que busca "examinar y analizar cuál es el margen de mejora para evitar esas agresiones".

   En este marco, el presidente ha asegurado que entre las "grandes prioridades" del Ejecutivo andaluz se encuentra el de "enmendar, impulsar, arreglar e intentar solucionar los muchos y variados problemas que en materia de gestión sanitaria que nos hemos encontrado". Para ello, en lo referente a las medidas, ha enumerado que se encuentra la de "poner luz a muchas sombras como las listas de espera, permitir que los médicos puedan jubilarse a los 70 años o que los contratos estructurales tengan un mínimo de seis meses de duración".

   Al respecto, el jefe del Ejecutivo andaluz ha valorado dichas medidas dado que buscan "dignificar" a los profesionales sanitarios porque "sin ellos nuestro sistema andaluz hubiera sucumbido", aplaudiendo además su "vocación, entrega y dedicación".

   Juanma Moreno ha recordado que en el primer Consejo de Gobierno se impulsó un grupo de trabajo para paliar la violencia que sufren los profesionales sanitarios en el ejercicio de su función, cuya primera reunión se celebra este jueves con representantes de las fuerzas y cuerpo de seguridad del estado, de la Administración y organizaciones sindicales. "He querido estar personalmente en esta primera reunión porque le doy la máxima prioridad a erradicar y a evitar de una vez por todas la violencia contra los profesionales sanitarios", ha señalado.

   Al hilo, el presidente ha dicho que en los últimos dos años se han registrado un total de 1.234 actos violentos a sanitarios en Andalucía, de los cuales el 75 por ciento han sido a mujeres. Dichos actos, a su juicio, suponen una "limitación en el ejercicio de su profesionalidad, que han supuesto una situación de angustia, estrés, ansiedad e incluso depresión en profesionales que no se sienten cómodos ni pueden realizar su labor".

   Por todo ello, Moreno ha expresado que se trata de un problema en el que la sociedad "tiene que tomar conciencia" y en el que el Gobierno andaluz "va a ser determinante y va a actuar con fortaleza, determinación y coraje para intentar paliarlo".

   "Por muchos problemas que un familiar tenga, angustia o presión que sienta, nunca se puede legitimar ni justificar la violencia hacia un profesional que está haciendo su trabajo y eso tenemos que asumirlo e interiorizarlo el conjunto de la sociedad", ha agregado.

   Así, el presidente ha expresado que para "luchar contra eso" cuando seamos testigos de comportamientos violentos como "insultos, tratos vejatorios o actitudes chulescas, somos los pacientes los que tenemos que denunciarlo y reclamarle que se calme y que no siga por ese camino".

   "Todos tenemos que colaborar y trabajar en red para erradicar una de las lacras que también sufren nuestros profesionales sanitarios. Los profesionales sanitarios van a tener el apoyo, cobijo y respaldo del Gobierno de la Junta de Andalucía", ha concluido.

MESA DE TRABAJO

   Sobre la mesa de trabajo en cuestión, Moreno ha explicado que en ella se van a "analizar todos los aspectos que tienen que ver con la agresiones y comportamientos violentos a los profesionales", así como conocer "cómo podemos mejorar el marco normativo, los protocolos de seguridad con los cuerpos de seguridad o cómo mejorar la organización interna de los centros sanitarios", entre otros aspectos.

   En definitiva, ha añadido el presidente, la reunión tiene como fin "examinar y analizar cuál es el margen de mejora para evitar esas agresiones" dado que "cualquiera mejora que se tenga que introducir, incluida la normativa, también la vamos a llevar a cabo".

   La mesa de trabajo para la prevención de agresiones a sanitarios está formada por miembros de la Consejería de Salud y Familias, Servicio Andaluz de Salud (SAS), colegios profesionales, sindicatos, asociaciones de pacientes, interlocutores policiales sanitarios y la asociación de Letrados de la Administración Sanitaria de Andalucía.

   Esta mesa nace tras el acuerdo del Consejo de Gobierno en el que se solicitó la elaboración y puesta en marcha de un nuevo Plan de Prevención de Agresiones a personal sanitario, en el que se incluyan mejoras respecto al ya existente y con el que se consiga que el cien por cien de los profesionales agredidos denuncie.

   Entre otras actuaciones, se facilitará atención psicológica durante el tiempo que sea necesario y, en todo momento, se acompañará al profesional agredido a recibir asistencia sanitaria. Otra de las medidas es la simplificación de la tramitación burocrática, de manera que se pueda simultanear la cumplimentación de los documentos para evitar que el profesional tenga que recordar repetidamente lo ocurrido.

   Una novedad más será la adopción de medidas dirigidas a concienciar a los pacientes y usuarios con campañas informativas explicando cómo funciona el sistema sanitario y qué puede o no puede hacer un profesional. Este desconocimiento lleva, en muchas ocasiones, a realizar exigencias que sobrepasan el ámbito de actuación del profesional.

   La formación a los profesionales cobrará especial importancia y tendrá una doble vertiente. Por un lado, se diseñarán talleres y actividades incluidas en los planes de formación de los centros en los que los profesionales aprenderán a controlar situaciones conflictivas; por otro, recibirán formación sobre qué hacer cuando se produce una agresión.

   Dentro de las líneas del Plan de Prevención y Atención de Agresiones se incluye un protocolo de actuación que se activa ante la notificación de una agresión en un centro sanitario y que incluye la asesoría jurídica al personal agredido por parte de los Servicios Jurídicos del SAS.

Contador
Juan Marín

Juan Marín

Vicepresidente y Consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local Junta Andalucía

27/03/2019

Patrocinado por