Actualizado 30/03/2012 22:42 CET

Nieto achaca los abucheos del Pleno a "la representación más pura de la izquierda antisistema"

Nieto En Sala De Prensa Tras El Pleno
EUROPA PRESS

Lamenta que se haya transmitido "una imagen de la ciudad de absoluto desprestigio" y espera que "no se repita en el futuro"

CÓRDOBA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), achaca los abucheos e interrupciones que se han producido en el Pleno Extraordinario de este viernes a "la representación más pura de la izquierda antisistema, unida a esa nueva fórmula política que se autodenomina la izquierda en Andalucía". Estas protestas de sindicatos y colectivos vecinales han obligado a la suspensión temporal del Pleno hasta en tres ocasiones.

En una rueda de prensa posterior a la sesión plenaria, Nieto ha argumentado que dicha actitud "no sabemos si tenía su origen en el plan" de ajuste que se ha aprobado; "o en el pasado domingo", jornada electoral autonómica, "o en el fracaso de lo que algunos querían que pasara en el día de ayer", con la convocatoria de huelga general.

A su juicio, "ha sido el recorte profundo y el tijeretazo brutal a la democracia y la libertad de expresión en la casa de la soberanía de Córdoba como es el Pleno", al tiempo que lamenta que se "ha transmitido la peor imagen posible de lo que tiene que ser un modelo democrático, espacio de libertades y un lugar donde la libertad de expresión debería ser sagrado".

En este sentido, declara que "desde el Ayuntamiento ni vamos a entrar a ese trapo, ni vamos a perder los nervios, ni le vamos a regalar ninguna foto de la que estaban buscando, ni vamos a modificar nada de lo que el Ayuntamiento y el gobierno municipal sabe que hay que hacer", de modo que "diálogo, al cien por cien", pero "someternos a la presión que hoy se tratado de hacer, a ese modelo antidemocrático que se ha querido imponer a gritos en el salón de plenos", advierte, "que sepan que no va a haber ni un mínimo resquicio en el gobierno municipal abierto a esa actitud".

Una actitud con la que Nieto considera que se transmite "una imagen de la ciudad de absoluto desprestigio y con la que no comulgo para nada", es más, espera que "no se repita en el futuro porque los ciudadanos de Córdoba merecen otra imagen", así como "trasmitir a la sociedad tolerancia y no esa actitud".

Asimismo, apostilla que "los que no entienden o quieren cambiar el resultado de las urnas a gritos no merecen llamarse demócratas" y matiza que entre los "manifestantes que no han dejado hablar a los concejales" hay quienes "se niegan a aceptar que haya una reforma legal que hace que la jornada de los funcionarios pase de 35 a 37 horas y media cuando hay gente que daría todo lo que tiene por tener una jornada de 40 horas, que es la que se tiene en cualquier empresa", o quienes "quieren que se siga manteniendo una guardería que le cuesta a los cordobeses 1.000 euros por niño al mes".

RAZONES

De este modo, el alcalde aclara que "ninguna de las razones que ha obligado al Ayuntamiento a acogerse al plan de ajuste han surgido, han nacido o han crecido en los últimos nueve meses de la etapa de gobierno del PP" en la ciudad, y aún así subraya que una vez que está aprobado el plan que cumple con el Real Decreto para el pago a proveedores aprobado por el Gobierno central, "tenemos plena garantía de estabilidad en el funcionamiento económico del Ayuntamiento", así como "absoluta garantía del mantenimiento de los servicios municipales y su calidad".

Además, proclama que "este plan pone fin a algunos privilegios de los que se dará cuenta pormenorizada a la sociedad de Córdoba", al tiempo que "consolida derechos básicos", y que se van a "mejorar" con este plan.

En relación al otro punto aprobado en el Pleno, la comisión de expertos para analizar la construcción del centro de congresos, Nieto apunta que si en un mes el nuevo gobierno de la Junta "garantiza y aporta el 40 por ciento del coste de la actuación y cubre el 40 por ciento de las desviaciones que se puedan producir", asegura que está "encantado de estudiar a fondo" el proyecto en el Parque de Miraflores, además de "solicitarle al Gobierno de España una aportación similar y buscar la manera de que el Ayuntamiento pueda aportar el doble de lo que le costaría el Centro de Convenciones". En caso de que no haya compromiso pide al futuro gobierno de la Junta que "deje la especulación".