El pleno de Linares (Jaén) aborda este martes la nueva estructura del gobierno municipal

Ayuntamiento de Linares
ARCHIVO/AYUNTAMIENTO DE LINARES
Publicado 03/09/2018 17:39:36CET

LINARES (JAÉN), 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Linares (Jaén) aborda este martes la definición de la nueva estructura municipal, una vez que el alcalde, Juan Fernández, ha encontrado apoyo en buena parte de la oposición después de que fuera expulsado del PSOE y los concejales socialistas renunciaran a sus competencias en el que equipo de gobierno.

La sesión extraordinaria está fijada a las 9,00 horas en el edificio municipal de la calle Hernán Cortés con un orden del día compuesto por cuatro puntos comenzando por la renuncia a su acta de la concejal socialista Carmen Domínguez, que decidió dejarla al no sentirse identificada con las acciones de su partido tras la expulsión de Fernández.

Después, se dará cuenta de los decretos de alcaldía de revocación de delegaciones genéricas y asignación de las nuevas delegaciones genéricas a concejales y del paso a la situación de no adscritos de Juan Fernández y el también exsocialista Joaquín Robles.

Finalmente, incluye la proposición de Alcaldía sobre modificación en la designación de miembros de la Corporación con dedicación exclusiva establecida por acuerdo plenario del 25 de junio de 2015 así como adecuación de la condición de concejales corporativos no delegados, tras su renuncia, al régimen de asistencias establecido en él.

Salvo sorpresas de última hora, está previsto que en esta sesión se dé visto bueno a la nueva organización del gobierno local. Junto a Fernández en la Alcaldía, contará con la implicación de Joaquín Robles, que seguiría como teniente de alcalde; el PP (seis concejales), Cilus (uno) y otros cuatro ediles no adscritos (Antonio Martínez y Francisco Javier Tortosa, procedentes del PP, y Felipe Padilla y Juana Cruz, de IU).

Está por ver la postura final de los dos representantes que tiene Ciudadanos, quienes, según apuntó Fernández la pasada semana, "quieren estar" en lo que denominó "gobierno corporativo", aunque estaban a la espera, entre otras cosas, de su dirección regional.

En el lado opuesto se sitúa el PSOE --con siete concejales hasta que sustituya a Carmen Domínguez--, que viene reclamando a Fernández que deje su cargo y presentó una moción de censura ante notario sin que haya obtenido el respaldo necesario para formalizarla en el Consistorio. Igualmente, Izquierda Unida, que tiene una concejala, no secunda esta nueva fórmula de gobierno y el restante edil no adscrito, Sebastián Martínez (ex de IU), tampoco quiere responsabilidad en él.

La Corporación Local de Linares está formada por 25 concejales. Tras la expulsión del alcalde y Robles del PSOE, éste cuenta con ocho, aunque debe sustituir a Carmen Domínguez. El PP tiene seis representantes y Cs posee dos, mientras que IU y el partido independiente Cilus, uno en cada caso. Se completa con siete ediles no adscritos, ya que el regidor y Robles se suman a los cinco que había hasta ahora (dos procedentes del PP y tres de IU).