El presidente de Flacema apuesta por la economía circular como futuro para las empresas del sector

El presidente de Flacema, Francisco Zunzunegui
FLACEMA
Publicado 18/11/2018 11:57:33CET

SEVILLA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Laboral Andaluza del Cemento y el Medio Ambiente (Flacema), Francisco Zunzunegui, ha apostado por la economía circular como futuro para las empresas del sector.

En una entrevista a la que ha tenido acceso Europa Press, Zunzunegui ha explicado que Andalucía está adquiriendo "un papel destacado" en el crecimiento económico español, por lo que ha vaticinado que tendrá "un rol esencial" en el fomento de la economía circular, tanto por sus condiciones climáticas como por su potencial empresarial.

"La industria cementera española es tan eficiente como la que pueda haber en otros países que se consideran referentes en el mundo, puesto que hemos apostado por el desarrollo sostenible", ha señalado, a pesar de que ha añadido que "la economía circular no es un término novedoso para el sector, ya que se lleva aplicando durante más de una década".

En este sentido, ha indicado que este concepto plantea la importancia de pasar de un modelo de economía lineal a otro circular, donde los recursos, productos y servicios se reutilicen y vuelvan a la cadena de producción, de modo que aporten el máximo valor durante el mayor tiempo posible.

De hecho, ha asegurado que la sostenibilidad es, además de "un reto económico, una responsabilidad empresarial", por lo que ha dicho que debe formar parte de la filosofía de las compañías, sobre todo de las de carácter industrial.

"Una empresa que se coloca hoy en día fuera del ámbito de la economía circular o que no tiene un comportamiento ambiental adecuado es una empresa sin futuro; en Andalucía esto se está poniendo en práctica de la mejor forma posible, al mismo nivel que en otras zonas
industriales punteras dentro y fuera del territorio nacional", ha asegurado.

RECUPERACIÓN, RECICLAJE Y REUTILIZACIÓN DE RESIDUOS

Asimismo, ha resaltado que la forma más efectiva en la que el sector contribuye al fomento de la economía circular es a través de la recuperación, reciclaje y reutilización de residuos para integrarlos en el proceso productivo, de modo que "se evite que su vida final esté en el vertedero".

"Esto es lo que se conoce como valorización energética de residuos,
que consiste en la sustitución de combustibles fósiles por otros derivados de residuos que no pueden reciclarse ni reutilizarse de otro modo", ha manifestado, al tiempo que ha añadido que "es una solución eficiente, segura y respetuosa con el medio ambiente, a la hora de tratar determinados residuos, evitando su envío a vertederos y disminuyendo a la vez las emisiones de gases de efecto invernadero".

En esta línea, Zunzunegui ha dicho que esta técnica es referencia en Europa dentro del ámbito de la economía circular y en España hay fábricas con un grado de sustitución de combustibles fósiles por otros derivados de residuos que alcanza ya el 70 o el 80 por ciento.

De hecho, ha recordado que en países como Reino Unido o Alemania se imponen tasas muy altas al depósito de residuos en vertederos, por eso "se presta una gran atención a la valorización". En España, sin embargo, el 57 por ciento de los residuos sólidos urbanos van a parar a los vertederos y, en Andalucía, esta cifra crece hasta el 74 por ciento. "Esto supone un problema cada vez más mayor, pero estamos trabajando para revertir esta situación", ha asegurado.

En este sentido, ha indicado que, durante 2016, un 22,5 por ciento de la energía aportada al proceso de producción por parte de las fábricas de cemento andaluzas se obtuvo a partir de combustibles alternativos, evitando así la emisión a la atmósfera de unas 67.191 toneladas de CO2 procedentes de combustibles fósiles.

No obstante, ha apuntado que se dan "ciertas paradojas", ya que hay tres fábricas de cemento ubicadas en Andalucía --la de Cementos Portland Valderrivas, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), la de Cementos Cosmos, en Niebla (Huelva), y la de Votorantim, en Córdoba-- que, a pesar de contar con los "profesionales más cualificados" y de mostrar "un compromiso activo con su entorno", tienen "ciertas dificultades para poder valorizar con normalidad y conseguir así mejorar su competitividad en el mercado nacional e internacional, donde ya se hace habitualmente".

Sobre las desventajas de las cementeras andaluzas frente a otras fábricas españolas, Zunzunegui ha explicado que existe "un rechazo automático" a que el proceso de fabricación del cemento u otro producto industrial se lleve a cabo en el entorno donde se vive. Por ello, ha resaltado el compromiso de todas las empresas que forman parte de Flacema con el entorno.

Al hilo, ha asegurado que realizan "una apuesta constante" por la innovación, no solo orientada al incremento de la productividad, sino también a desarrollar una actividad cada vez más sostenible. "En nuestras plantas acometemos de forma periódica procesos de modernización con los que adoptamos siempre las mejores técnicas disponibles, pero debemos seguir trabajando para que este compromiso sea percibido también en las comunidades locales en las que operamos", ha concluido.