El primer juicio del caso Invercaria se reanuda con la declaración del denunciante de la trama

Actualizado 07/10/2019 7:49:16 CET
El expresidentes de Invercaria  Tomás Pérez-Sauquillo y  la que fuera administradora única de la empresa, Gracia Rodríguez Cortés,  en  la Audiencia Provincial de Sevilla para declaran en el juicio por la primera pieza separada de la causa.
El expresidentes de Invercaria  Tomás Pérez-Sauquillo y  la que fuera administradora única de la empresa, Gracia Rodríguez Cortés, en la Audiencia Provincial de Sevilla para declaran en el juicio por la primera pieza separada de la causa. - Jesús Prieto - Europa Press

SEVILLA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juicio de la primera pieza de la causa de Invercaria, que juzga el préstamo participativo de 100.000 euros concedido en 2009 a la empresa Aceitunas Tatis de la localidad jiennense de La Carolina, se reanuda este lunes en la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla con la declaración del denunciante de la trama, el exdirector de Promoción Cristóbal Cantos.

Una vez que ya ha terminado la primera fase de la vista oral con la declaración de los dos acusados en esta causa, el expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y la que fuera administradora única de la empresa, Gracia Rodríguez, se inicia la fase testifical en la que acudirá como testigo Cristóbal Cantos así como la también expresidenta de Invercaria Laura Gómiz.

Cabe recordar que en esta causa tanto Pérez-Sauquillo como la empresaria jiennense se enfrentan a seis años de prisión y 15 de inhabilitación y dos años y medio de cárcel y once años de inhabilitación, respectivamente, por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias.

De otra parte, se da la circunstancia que Cantos será juzgado, junto con Pérez-Sauquillo, en la pieza separada de personal de la macrocausa Invercaria. En esta causa, que se juzgará en un futuro en la Audiencia Provincial, el exdirector de Promoción se enfrenta a una pena de tres años y medio de cárcel por un presunto delito continuado de malversación mientras que el expresidente de Invercaria afronta una petición de la Fiscalía de seis años de cárcel por un delito continuado de malversación y nueve años de inhabilitación por un supuesto delito de prevaricación.

PRIMERAS SESIONES

En las primeras sesiones del juicio de la pieza de Aceitunas Tatis, el tribunal de la Sección Primera ha desestimado las peticiones de nulidad del procedimiento y de las actuaciones planteadas por las defensas como cuestiones previas. En esa línea, desestima la nulidad del procedimiento por una serie de defectos aludidos por las defensas en relación a la falta de determinación del objeto de imputación, y a la forma en que la misma se le hizo a los acusados, mientras que también rechaza la petición de nulidad del procedimiento por el enjuiciamiento separado de la causa, desestimando la pretensión de acumulación a otras piezas que se encuentran pendientes de enjuiciamiento.

De su lado, en su declaración, Pérez-Sauquillo señaló que en Invercaria no existía "ningún descontrol" a la hora de proceder a la selección de que inversiones de capital de riesgo a empresas se realizaban y que de hecho esta empresa pública funcionaba "con mucha eficiencia" a pesar de que no cumpliera con el plan director dado que éste era "un borrador obsoleto".

Igualmente, indicó que le sorprendió "desde un principio" ser juzgado por el préstamo a Tatis toda vez que "se siguió el mismo procedimiento" con inversiones exitosas como "Génova, Green Power o Carbures" o con inversiones que se abrieron investigación judicial y que luego se archivó como la de "Pescador de Estrellas".

Por su parte, la que fuera administradora única de Aceitunas Tatis, Gracia Rodríguez, negó en su declaración que cuando se le concedió el préstamo participativo por parte de Invercaria, su empresa "no estaba quebrada" sino que era "totalmente viable". Asimismo, la encausada negó que usara ese préstamo esencialmente para "pagar deudas" sino que se invirtió la mayoría del dinero en desarrollar su empresa que estaba "a mitad de camino" de constitución.

Contador