PSOE-A pedirá posición común del Parlamento sobre inmigración y atención a los MENA y rechaza las críticas a la Junta

Juan Cornejo, este lunes
PSOE-A
Publicado 03/09/2018 14:13:17CET

SEVILLA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PSOE-A defenderá la próxima semana ante el Pleno del Parlamento andaluz, el primero del nuevo curso político, una proposición no de ley con la que busca una posición común de la Cámara autonómica en relación con el problema de la inmigración y, sobre todo, en lo que respecta a los numerosos menores inmigrantes no acompañados (MENA) que han llegado a las costas andaluzas.

En rueda de prensa, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha lamentado las críticas hacia el Gobierno andaluz en relación a la atención a los menores, sobre todo, por parte del PP, al que ha acusado de utilizar el drama de la inmigración para la "confrontación partidaria" y para generar alarma en la población.

Juan Cornejo ha querido dejar claro que los menores inmigrantes no es un problema exclusivo de Andalucía, sino que es un problema de España y de Europa. Ha defendido que lo mejor para un menor es que esté con su familia y, por ello, el Gobierno central tiene que trabajar para que los menores vuelvan con sus familias "con todas las garantías".

Ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz está poniendo todos los recursos humanos y materiales posibles para atender y proteger a estos menores y ha insistido en que el drama de la inmigración requiere de una responsabilidad compartida tanto a nivel de Europa como a nivel del Estado español.

Ha confiado en que ese sea uno de los acuerdos que se desprendan de la Conferencia Sectorial de Inmigración que se celebrará esta semana. "Tiene que haber una respuesta global y coordinada para dar una respuesta a la situación", según ha apuntado Cornejo, quien ha indicado que las costas andaluzas a las que llegan miles de inmigrantes son "costas españolas y costas europeas".

En la iniciativa que el PSOE-A defenderá en el Pleno del Parlamento andaluz también se defiende la necesidad de un acuerdo de estado en materia de políticas migratorias y, sobre todo, en relación con la atención a los menores inmigrantes no acompañados.