Publicado 17/09/2020 11:32:49 +02:00CET

PSOE-A ve a Bendodo "ganador" de la remodelación y Marín le aclara que "solo hay un gobierno" y que "no es una tarta"

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, durante la comisión parlamentaria de su ramo en una foto de archivo
El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, durante la comisión parlamentaria de su ramo en una foto de archivo - JUNTA - Archivo

SEVILLA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El PSOE-A ha asegurado este jueves que el consejero de Presidencia, Administración Pública, Elías Bendodo, es el "claro ganador" de la remodelación acordada entre el PP-A y Ciudadanos (Cs) en la estructura de la Junta por lo que "ha sabido quitarle" al partido naranja, mientras el vicepresidente de la Junta, consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local y líder andaluz de Cs, Juan Marín, le ha aclarado a los socialistas que en Andalucía "hay un solo gobierno" y que "no es una tarta" a repartir "en trozos".

Durante una comparecencia en la comisión parlamentaria de su ramo para explicar los cambios producidos en las competencias de la Consejería que capitanea, a las críticas del PSOE-A, Marín ha replicado que este partido "no ha entendido nada" porque habla de ganadores y perdedores, "como si fuera una competencia entre el PP-A y Cs" cuando la realidad es que el andaluz "es un solo gobierno".

"En un gobierno de coalición ganan todos porque es un solo gobierno, si alguien entiende que esto es una tarta a repartir no ha entendido nada, son conceptos completamente distintos", ha abundado también contestando a las críticas de Adelante Andalucía que iban en el mismo sentido.

El vicepresidente ha explicado que, en cuanto a los cambios que afectan a su cartera, Políticas Migratorias pasa a depender de la Consejería de Presidencia "para mayor operatividad y en aras de una mejor coordinación con Interior", de modo que estas competencias se trasladan "sin sufrir ningún cambio y de forma integral". Sobre violencia de género, ha indicado se hace cargo de las competencias relacionadas directamente con la Administración de Justicia.

"Estoy orgullosísimo del trabajo que hemos hecho en Políticas Migratorias", ha sostenido Juan Marín que también, durante la réplica a los grupos, ha asegurado que se trata de "un ajuste de competencias y funciones, de poner en su sitio determinadas funciones de violencia de género", así como ha hecho hincapié en que no se ha quitado contenido de la Consejería de Igualdad "ni le quitamos competencias en esta materia".

Entretanto, el vicepresidente ha vuelto a decir que no le preocupa si hay más o menos consejeros en el Ejecutivo autonómico y que harán los cambios necesarios para resolver los problemas de la gente, toda vez que entiende que aún "hay mucho margen de mejora y que estos "han sido unos primeros cambios y probablemente no serán los últimos".

PSOE-A: "PELEA ORGÁNICA EN MITAD DE UNA PANDEMIA"

Para posicionar al PSOE-A, Javier Fernández ha censurado que en mitad de una pandemia, el Gobierno andaluz haya pasado dos meses "enfrascado en una pelea orgánica que tiene una translación a lo institucional" porque "Cs quería hacer nuevo reEquilibrio de poderes en su partido" con el que "ha perdido la ciudadanía". Ha dicho que el cambio "ha supuesto una victoria pírrica para quien se considere ganador" y "solo significa que un partido del Gobierno pierde capacidad en favor del otro" porque Bendodo es "el claro ganado no solo por las nuevas competencias adquiridas sino por lo que ha sabido quitarle a Cs".

Ha lamentado que Igualdad "pierda competencias" o que Cs sabrá lo que hace al no gestionar en adelante los fondos europeos "cuando estamos a la espera de recibir el reparto de los 140.000 millones para combatir el Covid". El socialista también cree que a Marín las políticas migratorias "le sobraban" y ve "un pago ideológico a Vox" su traspaso a Presidencia para "dar apariencia de que es un problema de policía cuando lo es de convivencia, y eso se tiene que gestionar desde los derechos".

Guzmán Ahumada, de Adelante Andalucía, ha lamentado que con el asunto de la remodelación ha habido "más ruido que nueces" y que se crearon una serie de expectativas que han quedado en nada porque confiaban en que la reestructuración en la estructura de la Junta fuera "una oportunidad" para que la "macroconsejería" de Marín sufriera cambios que permitieran avanzar "en materias en las que poco o nada se ha hecho". Además, ha censurado que la Junta "compra el discurso de Vox" en materia de violencia de género "y lo ven solo como un tipo de violencia cuando es de mucho calado". "Ni un paso atrás", ha apostillado.

Por Vox, Manuel Gavira ha achacado a "razones operativas" la reestructuración de las competencias en la Junta para "dar más fluidez o una respuesta más ágil a los problemas de los andaluces, sobretodo un año y medio después de haber llegado al Gobierno porque ahora puede ver que se puede ajustar para mejorar el funcionamiento", si bien ha lamentado que estos cambios también "han estado ligados a otras historias partidistas" y ha pedido a Marín aclarar que "lo que llaman violencia de género" sufrirá algún cambio "en la línea argumental", por el cambio de ubicación.

En nombre del PP-A, Bruno García ha defendido que en una situación muy compleja como la que atraviesa la comunidad autónoma por el Covid, la Junta quiere adaptarse "para mejorar su gestión, ser más eficaz y prestar un mejor servicio" y lo hace, además, "sin aumentar cargos ni prescindir de nadie, solo sumando". Así, ha tachado de "exageraciones" las críticas que ha hecho la oposición a estos cambios con las que solo buscan "desgastar al Gobierno andaluz".

Por último, la parlamentaria de Cs Ana Llopis ha sostenido que los andaluces reclaman "agilidad, servicios y atención" y que a eso responden los "cambios técnicos" acometidos en el Ejecutivo andaluz, más con la "sacudida" que está suponiendo la pandemia provocada por el Covid-19.

Contador

Para leer más