Reanudan con los informes el juicio del caso Almazaras

Publicado 05/06/2015 6:01:33CET
Concentración de afectados de Almazaras
EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial prevé reanudar este viernes el juicio del caso Almazaras de Priego de Córdoba con los informes finales de las partes, sobre este caso en el que se vieron afectadas unas 2.000 familias por la compraventa de aceite de oliva con contratos "ficticios" en la campaña 2004/2005, todo ello con un perjuicio superior a los 7,3 millones de euros.

En concreto, la causa sigue contra siete de los nueve acusados, por la supuesta comisión de delitos de apropiación indebida, uso de documento mercantil falso y delito societario, y quienes han negado su supuesta participación en las operaciones contables objeto de la querella.

Al respecto, se trata del exgerente de Almazaras de Priego P.J.Q.C., el exsecretario N.R.J., el extesorero A.P.T. y el presidente, F.J.V.; los interventores M.M.S. y A.G.P., y el exdirector de la Caja Rural de Córdoba en Fuente Tójar F.M.M.A.. También, han declarado el representante de Jaraoliva y autor de los contratos formalizados entre Jaraoliva y la cooperativa Almazaras de Priego, J.P.P., y el representante legal de Baldomero Ruiz CB y comisionista, B.R.M..

Estos dos últimos procesados, junto al exgerente P.J., han reconocido la operación de compraventa de aceite a Jaraoliva que supuso "un perjuicio económico" de unos 100.000 euros para Almazaras de Priego, cantidad a la que han hecho frente los tres en materia de responsabilidad civil, tras llegar a una conformidad, algo que no ha ocurrido con el exsecretario, que sigue acusado por estos hechos.

Por la sala ya han pasado exconsejeros de Almazaras, que han manifestado que se realizaron "operaciones de mucha envergadura, que no había seguridad de poder cumplir", algo que "generó el recelo" entre el exgerente y presidente, ambos acusados.

Además, tres de los exconsejeros "coinciden en que asistieron a reuniones del consejo rector de finales de 2004 y principios de 2005", y en las mismas "se puso de manifiesto el enfrentamiento" entre el exgerente y presidente "al no coincidir en datos de las operaciones", según destacaron a Europa Press fuentes de la acusación en este caso, parte de la cual ejerce la Asociación 'AlmaZeite'.

VERSIONES DE LOS ECONOMISTAS

Igualmente, distintos economistas, en calidad de peritos, han discrepado por las supuestas irregularidades contables de la cooperativa de Almazaras, en el sentido de que uno de ellos ha manifestado que "no hay ninguna razón" para que desde el consejo de Almazaras no se presentaran cuentas anuales en la citada campaña, al tiempo que ha advertido de que "hay gastos que no se deberían haber imputado", así como algunas "operaciones con terceros".

Por otra parte, un segundo economista ha mantenido que en el informe del anterior perito "se hacen elucubraciones contables", y ante "el cúmulo de irregularidades" en el que supuestamente se basa dicho documento, ha subrayado que "no se analizan" parte de las cuentas de la campaña.

Mientras, un auditor de cuentas ha apuntado a "una forma inadecuada de financiar" la cooperativa, con "capacidad nula", y un segundo auditor, que ha realizado un informe sobre el exgerente de Almazaras considera que su gestión hubiera sido "favorable y positiva" de haberse llevado a cabo los contratos comprometidos y cree que sí hubieran tenido aceite de oliva suficiente para hacer frente a los mismos.

PENAS DE MÁS DE 15 AÑOS DE CÁRCEL

Según recoge la calificación del fiscal, el Ministerio Público pide penas que van desde los tres años de prisión hasta superar los 15 años. Las supuestas irregularidades ocasionaron un perjuicio superior a los 7,3 millones de euros.

En cuanto a las indemnizaciones y responsabilidad civil, la Fiscalía reclama en torno a los diez millones de euros para los afectados de Almazaras, "en concepto de los perjuicios ocasionados como consecuencia de la ilícita contabilidad llevaba a cabo".

Además, pide indemnizaciones para cada una de las sociedades cooperativas de Primer Grado que la integran, concretamente para la Sociedad Cooperativa Andaluza Almazara San Agustín de Fuente Tójar, con 1.438.283 euros; a la Olivarera Nuestra Señora de la Cabeza, Sociedad Cooperativa Andaluza de El Cañuelo, con 729.577 euros; a la Olivarera Nuestra Señora del Carmen Sociedad Cooperativa Andaluza de Zamoranos, con 878.646 euros; a la Sociedad Cooperativa Andaluza Olivarera La Purísima, con 2.759.349 euros, y a la Olivarera Nuestra Señora del Carmen de Almedinilla, con 3.083.887 euros.

Estas cantidades son en concepto igualmente de "los perjuicios que le fueron a éstas ocasionados, asimismo por la ilícita contabilidad llevaba a cabo, al no habérseles liquidado el aceite que las mismas aportaron a dicha entidad en la campaña 2004-2005", todo ello con motivo de "la ilícita contabilidad".

Y la acusación representada por la Asociación 'AlmaZeite' solicitó más de 60 años de prisión para los nueve acusados por la supuesta comisión de delitos de estafa con los citados contratos y delitos societarios, con el presunto "falseamiento de las cuentas anuales u otros documentos que deben reflejar la situación jurídica y económica de la entidad, para causar un perjuicio económico a la misma, alguno de sus socios o a terceros".

LA QUERELLA INICIAL

Según consta en la querella inicial formulada por la cooperativa Almazaras de Priego, que fue presentada en julio de 2005, en marzo de ese año Almazaras compró a Jaraoliva una partida de dos millones de kilos de aceite por importe de 5.649.520 euros a razón de 2,82476 euros el kilo.

No obstante, el mismo día Almazaras vendió a Jaraoliva los dos millones de kilos de aceite por 5.553.360 euros, a razón de 2,77668 euros por kilo, "causando un perjuicio económico" de 96.162 euros en una operación de venta en la que supuestamente intervinieron como comisionistas el gerente y B.R..

En el pago de mercancía adquirida se entregaron a Jaraoliva 20 pagarés por importe de 282.000 euros cada uno, firmados por el gerente y el secretario de Almazaras, y en la venta recibieron de Jaraoliva otros 20 pagarés por importe de 277.000 euros cada uno, "un diferencial de 5.000 euros de pérdida para Almazaras de Priego, por cada uno de los pagarés, entregados".

Por todo ello, la acusación considera que si dichas operaciones de compraventa de aceite "eran irreales, ya que existía un pacto de no entrega de mercancía", se trata de "un enorme fraude que ha ocasionado a la cooperativa enormes pérdidas, no solo por los diferenciales en precios del aceite, sino además por haberse pagado por la cooperativa comisiones al propio gerente, como a comisionistas".

Desde la Asociación de Afectados de Almazaras de Priego, AlmaZeite, subrayan que tras diez años aún siguen "sin cobrar ni un céntimo" de lo que se les debe a las 2.000 familias de cinco cooperativas de Priego, Almedinilla, Fuente-Tójar, El Cañuelo y Zamoranos.

Aún así, señalan que durante las nueve jornadas de juicio, el trabajo realizado en la instrucción de la querella inicial de esta supuesta estafa será "la base fundamental" y servirá para que los tres magistrados nombrados para la vista oral "puedan determinar la culpabilidad o no de cada uno de los nueve acusados que se sientan en el banquillo".

Cabe recordar que el Tribunal Supremo (TS) confirmó en marzo de este año las condenas de un total de seis años y cinco meses de prisión a tres de los siete acusados del caso Almazaras de Priego, juzgados a raíz de una querella posterior por la supuesta comisión de delitos societarios, de falsedad y estafa en la compraventa de aceite de oliva, por casi 650.000 euros, en la campaña 2004/2005.