Las reservas del Guadalquivir alcanzan los 5.000 hm3 y se sitúan a más del 61,5% de su capacidad tras las lluvias

Desembalse del Agrio (Aznalcóllar)
Europa Press - Archivo
Publicado 10/04/2018 17:01:36CET

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los embalses que abastecen a la cuenca del río Guadalquivir han alcanzado los 5.000 hectómetros cúbicos (5.005), de un total de 8.120 de capacidad de almacenamiento, como consecuencia de las últimas lluvias, por lo que los mismos se sitúan a más del 61,5 por ciento.

En esta jornada, según han indicado a Europa Press fuentes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), se encuentran en situación de desembalse por estar al límite de su capacidad los pantanos andaluces de Gergal y Melonares, en Sevilla, y de Aguascebas, en Jaén, después de que en los últimos días los depósitos hayan almacenado 64 hectómetros cúbicos más (1,28%).

El sistema de regulación general, el más importante de la cuenca y dedicado casi en su totalidad al riego de los cultivos, se encuentra al 53 por ciento, en situación de prealerta --a finales de 2017 pasó de alerta a emergencia--, por lo que de seguir así el decreto para la sequía que gestiona el Gobierno central podría no ver continuada su tramitación al no darse las circunstancias necesarias.

Por otra parte, la Comisión de Desembalse de la CHG decidirá de manera oficial el próximo miércoles 25 de abril, a partir de las 11,30 horas, las cantidades de agua que conformarán las dotaciones para el regadío de la cuenca de cara al próximo verano, en función de las reservas.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de dicho organismo, que concretan que el periodo para el cual se prevé la dotación comprende, en principio, del 1 de mayo al 30 de septiembre, si bien es posible que se decida ampliar a octubre, un extremo que aún no está decidido.

Las previsiones de agua para los regantes de la cuenca del Guadalquivir habían aumentado a principios de marzo 200 hectómetros cúbicos, pasando de 600 a 800, como consecuencia de las lluvias caídas sobre la comunidad autónoma andaluza, que motivaron entonces un incremento del 7 por ciento en el agua almacenada respecto a la capacidad de los embalses de la demarcación.

La directora técnica de la CHG, Nuria Jiménez, valoraba así unas precipitaciones que dejaron un incremento de las reservas de más de 540 hm3 en relación a una capacidad que supera los 8.100.

Las provincias que están resultando más beneficiadas por estas lluvias son las occidentales, es decir, Sevilla, Huelva y Córdoba, que por ende son aquellas donde se han concentrado los pantanos en situación de desembalse ante la gran cantidad de agua registrada.

Entre estas tres provincias, según Jiménez, se almacenaron 400 de los 540 hm3 de incremento. Las lluvias, de esta manera, mejoraron la situación global de la cuenca, según reconoció el propio presidente de la confederación, Antonio Ramón Guinea, que no obstante instó a no "lanzar las campanas al vuelo".