Satse alerta de que las mujeres fueron "principales víctimas" de las agresiones a profesionales en 2018

Publicado 08/03/2019 15:13:11CET
SATSE - Archivo

SEVILLA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería en Andalucía, Satse, ha alertado del "nuevo incremento" registrado en las agresiones a los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) durante el año 2018, con un total de 1.234 actos violentos contra profesionales, "siendo las mujeres las principales víctimas, con 914 agresiones contabilizadas en el último año".

En concreto, según los datos del registro de agresiones del SAS recopilados por Satse, durante el último año "se han incrementado los ataques a los profesionales de la sanidad andaluza, pasando de los 1.115 del año 2017 a los ya citados 1.234 del 2018, de ellas 914 contra mujeres y 320 contra hombres".

El sindicato ha señalado en un comunicado que, por provincias, Málaga es la que contabiliza mayor número de agresiones en 2018 con un total de 309 (201 a mujeres y 76 a hombres), seguida de Sevilla con 282 (201 a mujeres y 81 a hombres), Cádiz con 140 (102 mujeres y 38 hombres), Huelva con 135 (107 mujeres y 28 hombres), Jaén con 109 (77 mujeres y 32 hombres), Córdoba con 106 (88 mujeres y 18 hombres), Granada con 83 (59 mujeres y 24 hombres) y, por último Almería, con 70 víctimas de agresiones (47 mujeres y 23 hombres).

En lo que se refiere a tipo de agresión, el sindicato de enfermería ha expuesto que principalmente "se trata de agresiones no físicas, tales como insultos o amenazas, con 967 contabilizadas en toda Andalucía frente a las 267 agresiones físicas que constan en el registro de agresiones".

Ante esta situación, el sindicato continuará con la campaña que vienen desarrollando desde hace ahora un año bajo el lema '#Stop agresiones. Nada justifica una agresión' y que sigue la línea de la iniciada en 2005 bajo el lema 'La agresión no es la solución'.

Satse ha considerado "fundamental sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares". En este sentido, ha recalcado que "los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad del profesional, el cual los sufre también y hace todo lo posible para que no se vea afectada la calidad de la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos".

Por ello, ha concluido adelantando que la próxima semana, "en el marco de la negociación del nuevo plan frente a las agresiones del Sistema Sanitario Público de Andalucía que anunció el Gobierno andaluz, planteará una batería de propuestas a los responsables de la Administración sanitaria andaluza para hacer frente a este grave problema".

Para leer más