Actualizado 03/12/2021 13:42 CET

Susana Díaz se desvincula de la gestión de Faffe y sugiere citar al Gobierno PP-Cs en la comisión de investigación

La senadora del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz (c), junto a varios diputados del PSOE-A,  a su llegada a la comisión de investigación sobre la extinta Faffe. A 03 de diciembre de 2021, en Sevilla (Andalucía, España).
La senadora del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz (c), junto a varios diputados del PSOE-A, a su llegada a la comisión de investigación sobre la extinta Faffe. A 03 de diciembre de 2021, en Sevilla (Andalucía, España). - María José López - Europa Press

SEVILLA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La expresidenta de la Junta de Andalucía y ex secretaria general del PSOE-A Susana Díaz se ha desvinculado este viernes de la gestión de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), al remarcar que el periodo de existencia de la misma no coincidió en el tiempo con sus responsabilidades en el Gobierno andaluz, al tiempo que ha defendido la conveniencia, a su juicio, de que en la comisión de investigación creada en el Parlamento en torno a dicho ente se cite a miembros del actual Ejecutivo andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs).

   La actual senadora socialista por designación del Parlamento andaluz ha comparecido este viernes en dicha comisión de investigación de la Cámara autonómica defendiendo que cumplía con su "deber" al haber sido requerida para ello por la Presidencia del Parlamento, pero queriendo dejar claro que "los hechos que se investigan no son coincidentes" en el tiempo con los cargos institucionales que desempeñó en la Junta.

   Así, Susana Díaz ha remarcado que accedió al Gobierno andaluz por primera vez en mayo de 2012, cuando fue nombrada consejera de la Presidencia e Igualdad, y que después fue presidenta de la Junta entre septiembre de 2013 y enero de 2019, mientras que la Faffe "se creó en 2003" y "se liquidó en 2011", periodo en el que "no ostentó cargo alguno" en el Ejecutivo autonómico, según ha insistido, por lo que, cuando llegó al Gobierno, "no había ni fundación, ni recursos, ni organigrama ni absolutamente nada".

   De igual modo, la representante socialista ha defendido en varias ocasiones a lo largo de su intervención que sería conveniente citar a representantes del actual Gobierno andaluz para que aporten explicaciones sobre lo realizado tras la extinción de la Faffe, y ha señalado por ello que falta una "pata" en el listado de comparecientes de esta comisión.

   En su intervención inicial, Susana Díaz ha defendido además que, en el periodo en el que ocupó cargos institucionales en la Junta, siempre trasladó a sus colaboradores la necesidad de seguir un "cumplimiento estricto de las normas", de mantener una actitud de "tolerancia cero con cualquier tipo de irregularidad", y de trasladar de forma "diligente" a la Justicia aquella que se pudiera detectar.

   Al hilo, ha querido "agradecer a todos los cargos públicos" que han trabajado a su lado "el esfuerzo y la diligencia que han tenido en cumplir con esa premisa", tras lo que ha sostenido que no podía aportar en esta comisión de investigación "nada nuevo que no pudieran aportar los actuales miembros que hoy tiene el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía".

"PACTO DE SILENCIO" DE PP Y CS

   Al respecto, ha señalado que el grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs), a través de su entonces portavoz, Sergio Romero, registró el 5 de abril de 2021 un listado de solicitudes de comparecientes en la comisión que incluía a "un representante de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo en ese momento", si bien "inmediatamente después se retira" esa solicitud, "y se pide que se retire y que no conste, porque alguien le dice a Cs que no lo presente", según ha abundado Susana Díaz, que ha acusado así a los partidos que sustentan el Ejecutivo andaluz de tener un "pacto de silencio" que "impide que nadie del Gobierno actual venga aquí a aclarar qué se ha hecho, cuál es la responsabilidad y qué información tiene" sobre estas cuestiones.

   De igual modo, Susana Díaz ha sostenido que nunca se ha negado a recoger ninguna citación para comparecer en esta comisión, si bien ha lamentado que se la quiso citar en campaña electoral, "a 72 horas" de las elecciones generales de noviembre de 2019, así como "el día que empezaba el Congreso del PSOE-A", en referencia al pasado 5 de noviembre, de modo que se ha intentado hacer "coincidir" su comparecencia con procesos "electorales u orgánicos" de su partido, algo que ha criticado, al tiempo que ha defendido que hubiera sido "más sencillo" que los diputados hubiesen aprovechado su asistencia al Parlamento como diputada esta legislatura hasta el pasado mes de julio para hacerle llegar la citación a comparecer.

   Para justificar su argumentación, la senadora ha llegado a pedir a la letrada de la comisión --a quien ha agradecido, al igual que al Letrado Mayor del Parlamento, su labor para "facilitar" su comparecencia-- que dijera "en qué momento me he negado a recoger la convocatoria de esta citación" para su comparecencia en ocasiones anteriores, algo a lo que la letrada ha respondido indicando que no tenía "constancia" de que Susana Díaz "se haya negado a recibir una citación", ni en el caso actual "ni anteriormente".

   Igualmente, y en respuesta a la portavoz del PP-A Ana Vanessa García, ha negado que ella haya ordenado "un pacto de silencio" entre exconsejeros socialistas que han sido llamados a declarar en la comisión, y ha defendido que ella había acudido a la comisión a hablar de "lo que haga falta", pero ha criticado que los 'populares' buscaban seguir la estrategia de "manchar, que algo queda".

   Asimismo, y en varias ocasiones a lo largo de su comparecencia, Susana Díaz ha puesto de relieve que actualmente es "alto cargo" de la Junta, "elegido por el actual Consejo de Gobierno" de Juanma Moreno, como "director general de contratación", quien era letrado "responsable de los servicios jurídicos" de la Administración andaluza durante su presidencia, por lo que, según ha defendido Susana Díaz, la "colaboración con la justicia" en relación a las posibles irregularidades de la Faffe durante su etapa al frente de la Junta "es evidente que tuvo que ser ejemplar cuando el responsable de los servicios jurídicos hoy es alto cargo elegido expresamente por el Gobierno de Moreno".

   La senadora socialista ha preguntado igualmente al PP-A si cree que el presidente de la Junta "está cometiendo nepotismo" al mantener a los trabajadores de la Faffe dentro de la administración autonómica en la situación en la que quedaron tras la extinción de la fundación, "porque los trabajadores que estaban entonces eran los mismos que están ahora, e imagino que si Moreno Bonilla los mantiene es porque no hay ninguna sentencia que diga que se vulnera ningún tipo de acceso a la función pública", ha remachado Susana Díaz.

   Sobre el uso de tarjetas vinculadas a la Faffe en prostíbulos, Susana Díaz ha señalado que durante su etapa de presidenta de la Junta "nadie en el Consejo de Gobierno tuvo tarjetas". "Ni yo misma", ha apostillado, porque "me parece que no es necesario eso en ninguna administración".

   Además de por sus portavoces en la comisión --Soledad Pérez y Noelia Ruiz--, el Grupo Socialista ha contado durante la comparecencia de Susana Díaz con la presencia en la sala de sus diputados autonómicos José Fiscal, Rodrigo Sánchez Haro, Verónica Pérez y Francisco Javier Fernández, quienes también han acompañado a la expresidenta de la Junta a su llegada a la Cámara.

DEFIENDE EL "LEGADO DE HONESTIDAD" DE SUS GOBIERNOS

   Su comparecencia ha estado salpicada de cruce de acusaciones de mentir que se han intercambiado los portavoces de los grupos que han intervenido en la comisión --PSOE-A, PP-A, Cs y Vox-- con la expresidenta de la Junta, quien en varias ocasiones ha afirmado haber sido "insultada", y ha llegado a pedir amparo al presidente de la comisión y a la letrada de la misma, así como respeto y "decoro" a los grupos hacia su persona.

   Susana Díaz ha concluido defendiendo el "legado de honestidad" de sus gobiernos en su etapa al frente de la Junta, y ha subrayado que tiene el "honor y la tranquilidad" de haber dejado "una gestión ejemplar" en sus seis años como presidenta, "sin ninguna denuncia y sin ningún miembro de mi gobierno con ninguna imputación y denuncia de ningún tipo", según ha puesto de relieve con "orgullo".

621674.1.260.149.20211203102423
Vídeo de la noticia