Susana Díaz recalca que no hay ni una "sola mácula" en la gestión de su Gobierno

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, en una entrevista radiofónica
PSOE-A
Actualizado 16/10/2018 10:49:59 CET

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha recalcado este martes que no existe ni una sola "mácula" en la gestión de su Gobierno y que el PP-A, al no haber podido encontrar nada, se remonta a casos de corrupción de hace diez años con el único objetivo de "manchar" y "destruir" al adversario.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Susana Díaz ha querido dejar claro que desde que está al frente de la Presidencia, "no ha habido ni un solo caso que manche al Gobierno andaluz" y que por ello se siente "contenta" porque tenía un compromiso con la transparencia total tanto en lo que respecta a su casa, porque todos los andaluces saben lo que entra en su hogar, como a su Ejecutivo.

Díaz ha defendido que se han puesto en marcha más controles de los que nunca ha habido y ha insistido en que se acuesta tranquila por las noches porque la gente sabe lo que tiene y cómo gestiona lo publico.

Respecto al caso del gasto de dinero público de la extinta Faffe en prostíbulos, la presidenta ha insistido en que es algo que pasó hace diez años y que fue la Junta la que lo llevó a la justicia porque consideraba que esos comportamientos no cabían.

Ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz, desde el primer día, ha estado colaborando con la justicia y que, de hecho, llegó a poner a su disposición las claves del sistema informático de la administración para que accediera directamente.

Para Susana Díaz, es "repugnante" destinar dinero tanto público como privado a la prostitución, pero mucho más si es público.

Preguntada sobre si es partidaria de que se reactive, cuando se conforme el nuevo Parlamento tras las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, la comisión de investigación sobre la Faffe, Susana Díaz ha señalado que cuando llegue el momento serán los partidos los que determinen la actividad parlamentaria.

Para la presidenta, es evidente que el PP-A está utilizando este asunto con el único objetivo de "deteriorar" y "manchar" porque no ha podido encontrar nada en su Gobierno. Eso lleva también al PP, según ha indicado, a citarla el 8 de noviembre ante la comisión sobre financiación de los partidos del Senado para que hable de algo que pasó hace quince años, cuando ella estaba todavía "en el COU".

En cuanto la caso de los ERE, ha señalado que espera que la justicia sea rápida a la hora de determinar qué pasó.

Para la presidenta, la justicia dirá tanto en el caso de los ERE como de la Faffe qué paso, y ha querido dejar claro que nadie de la época en que ocurrieron los hechos está ya en política activa.