Publicado 05/08/2020 11:12CET

Las tres primeras PCR realizadas a internos de la prisión de Jaén dan negativo en coviid-19

Acceso a la cárcel de Jaén (foto de archivo).
Acceso a la cárcel de Jaén (foto de archivo). - EUROPA PRESS - Archivo

JAÉN, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El resultado de las primeras PCR realizadas a tres internos del Módulo 1 de la prisión de Jaén sospechosos de covid-19 ha sido negativo, de modo que no se confirma el positivo que uno de ellos había dado en un test rápido tras haber mantenido un vis a vis. Las otras pruebas, a los dos compañeros de celda, han descartado también la enfermedad.

Los tres reclusos se encuentran aislados en el módulo celular, un departamento que se habilitó expresamente para casos positivos o sospechosos de esta enfermedad. A él fueron derivados también otros seis internos que o bien dieron positivo en los test rápidos posteriores o han tenido un contacto muy cercano con ellos.

Así, se está a la espera de conocer el resultado de las otras tres pruebas PCR que se han realizado, según han precisado este miércoles a Europa Press desde la Subdelegación del Gobierno, desde la que se ha valorado que los demás test rápidos hechos a funcionarios e internos del módulo afectado han sido negativos.

En todo caso, el Módulo 1, donde en la actualidad hay 36 internos, permanece en cuarentena "por precaución" hasta que se confirmen definitivamente los resultados. De esta manera, no puede entrar nadie ajeno al centro penitenciario, por lo que se han suspendido las visitas, vis a vis y encuentros familiares.

En este sentido, se ha retomado el sistema de videollamada que se puso en funcionamiento en la cárcel durante el estado de alarma, con el que se facilita un teléfono móvil con conexión a Internet para que los presos puedan contactar con sus familiares a través de videollamada.

Desde la Subdelegación del Gobierno se ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad y se ha destacado que "los protocolos de seguridad funcionan" y, de hecho, "se ha detectado un supuesto positivo cuando ni siquiera había síntomas". Y es que el primer positivo apareció en un test rápido realizado a un interno que había mantenido un vis a vis el pasado el pasado 24 de julio.

Tras este tipo de citas, el protocolo establece que el recluso debe llevar durante los siguientes diez días la mascarilla en todo momento en los lugares comunes y únicamente puede prescindir de ella en su celda. Una finalizado este periodo, se somete a un test rápido de detección de covid-19, que es precisamente en el que el hombre dio positivo. Por ello, fue aislado en el módulo celular junto a sus dos compañeros de celda y las pruebas PCR practicadas a los tres, que eran asintomáticos, han sido negativas.

Para leer más