La UNIA acoge este lunes en Baeza un encuentro científico internacional de biomedicina sobre bacterias patógenas

Actualizado 25/10/2015 10:56:40 CET

BAEZA (JAÉN), 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Campus 'Antonio Machado' de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), con sede en Baeza (Jaén), comienza este lunes día 26 el 'workshop' o Encuentro científico internacional 'Adaptation and Communication of Bacterial Pathogens' (Adaptación y Comunicación de Bacterias Patógenas), organizado por Pascale Cossart, del Institut Pasteur de París (Francia); Carmen Beuzón, de la Universidad de Málaga (España), y Laurent Aussel, del Aix Marseille University, Marsella (Francia).

Según ha informado la UNIA en una nota, el encuentro se celebrará hasta el miércoles día 28 y tiene como objetivo "reunir los aspectos complementarios de los mecanismos moleculares que conducen a la adaptación bacteriana y comunicación en varios huéspedes, entre ellos plantas y humanos", un asunto "complejo de indiscutible relevancia para campos tales como ecología, biotecnología, protección de cultivos o biomedicina".

El encuentro también supondrá "una oportunidad única de reunir a diferentes comunidades científicas que casi nunca se encuentran", de modo que contará con la participación de prestigiosos científicos entre los que destacan Soren Molin, del departamento de Biología de Sistemas del Centro de Biosostenibilidad de la Fundación Novo Nordisk, Universidad Técnica de Dinamarca, que es un experto en biofilms y descifró los mecanismos moleculares responsables de su formación, además de haber generado "una inmensa cantidad de herramientas moleculares destinadas a su estudio", muchas de las cuales han sido de amplia aplicación en otros campos del análisis en bacterias.

Además, también participará David A. Low, del departamento de Desarrollo de biología molecular y celular de la Universidad de California (USA), que es experto en interacciones entre bacterias tanto a nivel macroscópico, en regulación de comunidades bacterianas, como a nivel molecular, donde ha definido en detalle los mecanismos de transporte de toxinas implicadas en la inhibición del crecimiento dependiente de contacto. Estuvo previamente implicado en los primeros estudios clave para el desarrollo de la epigenética en bacterias, ya que junto con otro de los invitados, Josep Casadesús --del departamento de Genética de la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla, uno de los principales investigadores en el campo--, desentrañaron el papel de la metilación Dam en la regulación de la expresión génica en bacterias.

Otro de los participantes en el 'workshop' que comienza este lunes es David W. Holden, del Centro MRC de Bacteriología molecular e infección, Sección de Microbiología del Imperial College de Londres, "conocido a nivel mundial" por el desarrollo de una técnica conocida por sus siglas en ingles STM (signature-tagged mutagenesis) que permitía la identificación, a modo de código de barras, de mutantes individuales en poblaciones mixtas.

Se trata de una técnica que ha sido utilizada "en un elevadísimo número de laboratorios y aplicada al estudio de un gran número de patógenos", llevando a la identificación de muchos determinantes de virulencia cruciales para el desarrollo de infecciones, según destaca la UNIA, que explica que desde entonces su grupo ha liderado la investigación en los mecanismos intracelulares de salmonella, con varios descubrimientos claves en el avance del campo.

Igualmente, la nómina de expertos participantes en el encuentro incluye a David Russell, con "una larga trayectoria en centros de excelencia" desde su licenciatura en St. Andrews University en Escocia en 1979, incluyendo su doctorado en Imperial College London en 1982, y posiciones en la Universidad de Kent, el Max-Planck-Institute en Tuebingen, el NYU School of Medicine, hasta las de Profesor en el Departamento de Microbiología Molecular en la Universidad de Washington, a la actual de profesor en el Departamento de Microbiología e Inmunología en la Universidad de Cornell.

Su investigación, financiada por el National Institutes of Health (NIH), se centra en la biología de 'Mycobacterium' y 'Leishmania'. Las 'mycobacterias' incluyen a importantes patógenos tanto de animales como de humanos, y muestran estilos de vida con extensos paralelismos en sus mecanismos de supervivencia intralecular y su persistencia. El laboratorio de Russell tiene como tres objetivos principales "el estudio de la interacción entre el patógeno y el macrófago, de la respuesta de la bacteria al ambiente intracelular, y de la regulación de las funciones celulares del huésped".

También intervendrán otros investigadores como Andreas Baumler, profesor del Departamento de Microbiología Médica e Inmunología de la Universidad de California Davis, que dirige un grupo centrado en los mecanismos moleculares de la interacción de salmonella con la mucosa intestinal, así como con la microbiota intestinal, durante el desarrollo de la infección. Asimismo, estudian las manifestaciones de la enfermedad en humanos asociadas a serotipos de este patógeno, como las fiebres tifoideas causadas por 'Salmonella typhi', y la gastroenteritis causada por serotipos no tifoideos como por ejemplo 'Salmonella typhimurium'.

Uno de los puntos de interés es cómo estas bacterias difieren en la respuesta que disparan en el huésped en la mucosa intestinal, sitio de origen de ambas infecciones, y la identificación de los factores de la bacteria y del huésped que contribuyen de manera diferencial a ambos procesos infecciosos.

MÁS PARTICIPANTES

El encuentro también reunirá a Stephane Genin, científico del CNRS, que se unió al centro del INRA en Toulouse en 1989 en el grupo dirigido por Christian Boucher, responsable de la identificación de un sistema de secreción tipo III en una bacteria patógena de plantas, descubriendo así el elevado grado de paralelismo molecular entre los mecanismos de virulencia de patógenos de animales y de plantas, y que lidera un equipo de investigación desde 1995, centrado en los mecanismos moleculares que determinan la infección y el rango de huésped del patógeno de cuarentena 'Ralstonia solanacearum', agente causante de enfermedades graves en más de 200 especies de plantas pertenecientes a más de 50 familias. Este patógeno se considera la bacteria fitopatógena más destructiva a nivel mundial.

Su laboratorio utiliza aproximaciones genéticas y genómicas para el estudio de la función molecular de los determinantes de virulencia de este patógeno, de su regulación, y de su evolución, explica la UNIA, que añade también que otro de los participantes es Adam Schikora, del Instituto de Fitopatología del Centro de Investigación para Biosistemas, uso del suelo y nutrición de la Universidad Justus Liebig de Giessen (Alemania), uno de los primeros en caracterizar la interacción de un patógeno de humanos, salmonella, con las plantas, dando lugar a la consideración de estas como huéspedes alternativos, lo que ha tenido "un gran impacto en la epidemiología de este patógeno".

Tras este encuentro, aún resta un 'workshop' de los previstos para 2015, 'The nuclear lamina in health and disease' (La lámina nuclear en la salud y la enfermedad), que se celebra del 16 al 18 de noviembre, cuya organización corresponde a Vicente Andrés, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de Madrid (España); Peter Askjaer, del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo (CABD) de Sevilla (España), y Tom Misteli, del National Cancer Institute, NIH, Bethesda (Estados Unidos).

Para leer más