El 90% de empleados públicos cree que los recortes no han servido para salvar el empleo público, según encuesta de CSI-F

Publicado 02/01/2014 17:17:29CET

SEVILLA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

La central sindical CSI-F ha expuesto que los empleados públicos andaluces "siguen sin ver la luz al final del túnel" y, recortados de nuevo en 2014, "siguen siendo los verdaderos damnificados de la crisis por las medidas que sobre ellos aplican, de manera injusta, desproporcionada y arbitraria, los diferentes gobiernos, llevándoles a perder casi un 40 por ciento de poder adquisitivo en los últimos años".

En este sentido, los datos que arroja una encuesta realizada por el Sector de Sanidad de CSI-F Andalucía a más de cinco mil empleados públicos reflejan las sensaciones del sector, que en un 89,7 por ciento cree que los recortes que han sufrido no han servido para salvaguardar el empleo público, que en el sector sanitario cerró 2012 con siete mil puestos de trabajo menos y que en 2013 ha sufrido una "sangría" similar, según expone el sindicato en un comunicado.

Dentro del Sector de Sanidad, los empleados públicos aseguran, en un 50 por ciento, que han perdido más de un 30 por ciento de poder adquisitivo, mientras que en un 40 por ciento se asegura que esa pérdida está entre el 20 y el 30 por ciento.

Los datos son más alarmantes al ser preguntados por la posible recuperación de esos derechos laborales y salariales perdidos en estos años. El 93 por ciento no cree posible recuperar el 5 por ciento retraído por Rodríguez Zapatero en 2010, mientras que más de un 90 por ciento de los encuestados no cree posible recuperar los complementos autonómicos de las pagas extra de 2013 y 2014 eliminados por la Junta de Andalucía.

Respecto al 10 por ciento descontado por la Junta desde 2012, el 91 por ciento cree que no se recuperará, mientras que sí son más optimistas en cuanto a la recuperación de la paga eliminada por el Gobierno de Rajoy en la navidad de 2012: el 34 por ciento cree que se devolverá gracias a las sentencias judiciales, mientras que el 66 por ciento restante cree que no.

Por último, cuestionados sobre la discriminación sufrida en Andalucía, los empleados públicos encuestados aseguran en un 96 por ciento que los andaluces han sido discriminados respecto al conjunto de empleados públicos nacionales y, en un 97 por ciento, también lo han sido respecto a la clase política. En un 93 por ciento entienden que existen otras alternativas a los recortes.

En este sentido, como una alternativa "simpática" en momentos complicados, el presidente del Sector de Sanidad de CSI-F Andalucía, Javier Martínez, ha remitido al director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) una copia de la carta a los Reyes Magos con sus deseos para 2014.

Martínez le pide, "de manera desesperada a los Magos de Oriente, que la Junta devuelva todos los derechos salariales y laborales perdidos en estos años por los profesionales sanitarios y por el conjunto de los empleados públicos, la estabilidad laboral con contratos al 100 por ciento, la transparencia y la claridad por parte del gerente del SAS y un concurso de traslados acorde a la realidad de la sanidad andaluza". "Es casi la única alternativa que nos queda dada la opacidad del SAS y a la falta de diálogo existente", agrega.