El arqueólogo Juan Román reivindica "la buena conservación" de las termas romanas encontradas en Carmona (Sevilla)

El arqueólogo Juan Román
UPO
Publicado 13/07/2018 13:56:32CET

CARMONA (SEVILLA), 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El arqueólogo del Museo de la Ciudad y miembro del Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Carmona (Sevilla), Juan Manuel Román, ha asegurado este viernes que los trabajos de arqueología en la plaza de Julián Besteiro en la misma localidad "han dejado al descubierto unas termas romanas --seguramente públicas, por sus dimensiones--" que ha calificado como unos restos "muy interesantes con unos niveles relativamente bien conservados" para los que Román ha reivindicado su puesta en valor y "hacerlos visibles como un atractivo turístico más, pero hacerlo bien, garantizando la buena conservación de los restos".

Según ha informado la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en un comunicado, Román ha hecho estas declaraciones en el marco de la decimosegunda edición del Curso de Arqueología que tradicionalmente cierra el programa formativo de los Cursos de Verano de la UPO, un seminario eminentemente práctico que desde hace unos años se imparte en la excavación abierta de unas termas romanas halladas en el subsuelo de la Plaza de Julián Besteiro.

Los alumnos del curso realizarán trabajo de campo y completarán unas excavaciones que se iniciaron como actuación preventiva y las cuales concluyen este año en el que se ejecuta la última fase de los trabajos. Según ha indicado Román, la excavación "promete" con nuevos hallazgos "ya parcialmente descubiertos" de otra piscina del complejo que parece estar "en buen estado de conservación".

El arqueólogo ha fechado las termas de la época del emperador Octavio Augusto, que reinó del año 27 a.C al 14 d.C. Este hecho, de ser cierto, convierte a las ruinas en las más antiguas instalaciones encontradas hasta el momento en Carmona.

No obstante, ha explicado que existen también restos prehistóricos, como un silo de trigo, y otros tres silos posteriores de época islámica. Los expertos han podido constatar que los baños públicos estuvieron en uso hasta el siglo II o siglo III de nuestra era, pero los árabes siguieron utilizando el mismo suelo de los romanos hasta la época almohade, sobre los siglos XII y XIII. Además, los trabajos han permitido "constatar arqueológicamente por primera vez" la existencia de minas y galerías de agua desde la época romana.

Sobre este solar se edificó el convento de San José, fundado por los carmelitas descalzos a finales del siglo XVII y desamortizado a mediados del XIX. No hay restos relevantes, más allá de las naves laterales del templo que se conservan junto a los actuales juzgados, ya que el edificio fue demolido tras su uso como cárcel y colegio. Precisamente, la plaza recibe el nombre de Julián Besteiro porque el político falleció en este lugar en 1940 a consecuencia de una infección que sufrió durante su encarcelamiento en Carmona.

Los alumnos, además del trabajo de campo en la excavación, realizarán visitas guiadas a los principales monumentos de Carmona y recibirán clases teóricas sobre legislación, protocolos de actuación, registro, digitalización del dibujo arqueológico, proceso de materiales o planimetría, aspectos en los que no se suele abundar durante la etapa académica.

Por último, el experto ha señalado que el perfil de los estudiantes es diverso, pero destaca el alumnado que ha recibido formación en Historia y Arqueología, "aunque hemos tenido médicos, arquitectos, y gente interesada en arqueología en general" que tienen a Carmona como referente. No en vano, "llevamos desde 1985 realizando excavaciones urbanas y no hemos llegado todavía ni al uno por ciento de la superficie de la ciudad".