Asaenes Sevilla exige el cierre y posterior traslado de la unidad de salud mental de San Lázaro por su "precariedad"

Publicado 05/11/2018 14:00:45CET

La asociación denuncia que la unidad no cuenta con urgencias, espacios al aire libre y habitaciones para evitar su "masificación"

SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Asaenes Salud Mental Sevilla ha puesto en marcha una campaña de denuncia en redes sociales y de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org, que finalizará con una concentración ante el Palacio de San Telmo, para solicitar al Servicio Andaluz de Salud (SAS) el cierre y posterior traslado de la Unidad de Hospitalización de Salud Mental de San Lázaro, "ante su evidente estado de precariedad, tanto a nivel de instalaciones como de dotación de personal".

En este sentido, y a través de un nota de prensa, la asociación sevillana afirma que esta situación, prolongada durante más de tres décadas y denunciada también en sendos informes del Defensor del Pueblo Andaluz y Español, "imposibilita el trato, tratamiento digno y profesional que requieren las personas con problemas de salud mental ingresadas en esta unidad, a las que no se ofrece una atención sanitaria en condiciones de igualdad, respetando su identidad, dignidad humana e intimidad".

En cuanto a las deficiencias de las instalaciones, Asaenes Salud Mental Sevilla denuncia la "ausencia" de espacios de ocio al aire libre, la "insuficiencia" de zonas comunes en la que se puedan desarrollar las terapias ocupacionales de forma adecuada y el número "insuficiente" de habitaciones, que "son compartidas por tres pacientes la mayor parte del tiempo". En la actualidad, la unidad de San Lázaro cuenta con una sala de televisión, un pasillo y un comedor "como únicos espacios comunes de ocio para los hospitalizados".

Además, la asociación sevillana advierte "del peligro que supone la inexistencia de una unidad de urgencias para atender otras posibles patologías de los hospitalizados, que son derivadas en estos casos por medio de ambulancias a los hospitales Virgen del Rocío o Virgen Macarena". Una situación, recuerda la asociación, que "también padecen los menores con problemas de salud mental que son hospitalizadas en estas instalaciones a partir de los 14 años".

En relación a la dotación de personal, Asaenes Salud Mental Sevilla afirma que existen "serias deficiencias" en esta parcela, entre las que advierte la "ausencia" de personal celador, un psicólogo clínico o la figura de un monitor que desarrolle con los hospitalizados la necesaria terapia ocupacional. Al mismo tiempo, la entidad asegura que la "falta" de unificación del personal, que pertenece en parte al Hospital Virgen Macarena y al Virgen del Rocío (hospital de referencia de esta unidad), "provoca problemas de coordinación a la hora de aplicar la estrategia de recuperación de los pacientes".

De este modo, la asociación insiste en que para solucionar esta "grave" situación, ha iniciado una campaña de denuncia, con la que "se pretende dar visibilidad a las personas con problemas de salud mental hospitalizadas en esta unidad, que son tratadas por el Servicio Andaluz de Salud como pacientes de segunda categoría".