Las asociaciones andaluzas de personas sordas piden una solución a la Junta frente a la deuda que mantiene con la FAAS

Publicado 21/09/2015 18:47:21CET

Aseguran que la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio "adeuda 1.500.000 euros" a la entidad

SEVILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los responsables del movimiento asociativo de personas sordas o con discapacidad auditiva de Andalucía, encabezados por la Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas (FAAS), reclaman a la Junta de Andalucía la puesta en marcha de medidas "urgentes" para resolver las deudas que el ejecutivo autonómico que preside Susana Díaz, mantiene con esta ONG.

Este problema financiero, según un comunicado de la FAAS, ha obligado en los dos últimos años a la federación y a su red asociativa "a reducir de forma continua los servicios que prestan a las personas sordas de esta comunidad autónoma, y que además, ha provocado la pérdida de más de un centenar de empleos en esta organización".

En la actualidad, FAAS señala que la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, a través de las políticas activas de Empleo y la Formación profesional para el empleo, "adeuda aproximadamente 1.500.000 euros". Esta deuda, señala, ha provocado el "colapso" en la prestación de servicios y "el impago a trabajadores que, hasta la fecha actual, llevan ocho meses sin cobrar", afirma.

Asimismo, recuerda que en el mes de julio se envió a todos los grupos parlamentarios un escrito solicitando apoyos para acabar con "esta injusticia social" hacia la ciudadanía sorda andaluza y a la entidad FAAS, a pesar de que lleva más de 28 años manteniendo líneas de colaboración con la Junta de Andalucía.

A ello, añade que se suma el peregrinaje de reuniones que el presidente de la FAAS, Alfredo Gómez, ha mantenido con distintos agentes sociales y económicos durante los últimos meses para denunciar esta situación.

"Los retrasos desproporcionados en los pagos (2008-2015) está afectando gravemente a la atención social que prestamos a nuestro colectivo, y a su derecho a acceder a la salud, la justicia, la educación, la formación, el empleo y otros servicios de carácter público", ha asegurado, toda vez que manifiesta: "Las personas sordas necesitamos sentirnos iguales que el resto de la ciudadanía, y acceder en igualdad de oportunidades a los servicios básicos necesarios para el desarrollo de nuestra vida diaria".

En este sentido, los presidentes de las asociaciones andaluzas de personas sordas miembros de la FAAS, coincidiendo con la Semana del Día Internacional de las Personas Sordas, "exigen el cumplimiento y la implementación real" de la Ley 11/2011 de la Lengua de Signos y Medios de Apoyo a la Comunicación Oral, una ley aprobada por el Parlamento Andaluz en la que estaban depositadas muchas esperanzas y que procuraría el bienestar social de la ciudadanía sorda.

Sin embargo, a fecha actual "no ha garantizado los mandatos que se recogen en la misma, y que ni siquiera se ha tenido en cuenta para apoyar al colectivo frente a la complicada situación que atraviesa". Muestra de ello, argumenta, es la actual Convocatoria anual de Ayudas a Mantenimiento y Programas correspondiente al 2015 "pendiente aún de publicarse y que a pesar de ello y los riesgos que conlleva la FAAS lleva ejecutando desde el pasado mes de enero".

Así, la organización concluye que "se ha visto obligada a adelantar los gastos ocasionados sin garantía de cobro, para poder asegurar la atención social a personas sordas y con discapacidad auditiva, agravando aún más su deterioro económico".

Francisco Javier Imbroda Ortíz

Francisco Javier Imbroda Ortíz

Consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía

19/07/2019

Patrocinado por