Actualizado 19/10/2012 21:39 CET

El Ayuntamiento de Mairena reclama a la Junta explicaciones por demoras en la notificación de la huelga

MAIRENA DEL ALJARAFE (SEVILLA), 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe (Sevilla), dirigido por Ricardo Tarno (PP), ha criticado que haya sido este viernes cuando la Administración autonómica le haya notificado oficialmente la convocatoria de huelga promovida por el comité de empresa en los servicios de recogida de residuos sólidos urbanos (RSU) y de recogida de enseres y poda a partir de las 00,00 horas del día 25 de octubre. El Gobierno municipal del PP señala la "mala fe" del comité de empresa al no comunicar directamente el asunto al Consistorio y reclama explicaciones y "una investigación" a la Junta a cuenta de los plazos de esta notificación.

El Ayuntamiento esgrime que el artículo número cuatro del real decreto Ley 17/1977, sobre Relaciones de Trabajo, estipula literalmente que "cuando la huelga afecte a empresas encargadas de cualquier clase de servicio públicos, el preaviso del comienzo de huelga al empresario y a la autoridad laboral habrá de ser, al menos, de diez días naturales. Los representantes de los trabajadores deberán dar a la huelga antes de su iniciación la publicidad necesaria para que sea conocida por los usuarios del servicio".

Dado el caso, el Consistorio alega que la convocatoria de huelga le fue notificada este mismo viernes, día 19 de octubre, pese a que el paro técnico se habría efectivo el día 25 de octubre y la Administración autonómica habría registrado la convocatoria de huelga el 11 de octubre. Por eso, el Gobierno municipal de Ricardo Tarno lamenta la "mala fe" del comité de empresa al no notificar directamente al Ayuntamiento la convocatoria y reclama que la Junta "investigue" por qué no fue notificada la huelga por las autoridades autonómicas en los plazos estipulados.

"La convocatoria no ha sido notificada en tiempo y forma", señala el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, que detecta cierta intencionalidad en este extremo.