Publicado 02/08/2021 16:06CET

El Ayuntamiento de Sevilla elabora un catálogo de árboles singulares para reforzar la protección del patrimonio arbóreo

Archivo - Foto de archivo de árboles de Sevilla.
Archivo - Foto de archivo de árboles de Sevilla. - Eduardo Briones - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio de Parques y Jardines, ha adjudicado este lunes en Junta de Gobierno Local la elaboración del primer Catálogo de Árboles Singulares y Grandes Ejemplares de la ciudad, con el objetivo de identificarlos atendiendo a su singularidad botánica, cultural o paisajística, analizar su estado y dotarse de conocimiento e instrumentos particulares y efectivos para una correcta gestión y protección.

Con un presupuesto de licitación 21.780 euros, el plazo de ejecución del contrato, será de diez meses y la empresa adjudicataria es Tecnigral, SL.

El concejal de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara, ha explicado que "la elaboración de este catálogo se enmarca dentro de la hoja de ruta diseñada por el gobierno de la ciudad para proteger y mejorar la conservación del arbolado y zonas verdes de la ciudad".

"Es una línea que viene a desarrollar y complementar el trabajo ya realizado con el primer Plan Director del Arbolado de la ciudad de Sevilla y, con este catálogo, los técnicos tendrán herramientas de protección más efectivas y planes específicos para el mantenimiento y la conservación de estos ejemplares singulares", ha indicado.

El Consistorio ha explicado que el proyecto trata de asegurar la pervivencia en "el mejor estado posible" de los ejemplares actuales y proponer otros que pudieran adquirir en un futuro la categoría de singulares. "De esta manera, se iniciará un seguimiento especial de su evolución y, en consecuencia, comenzarán a tomarse medidas específicas y preventivas para su conservación", ha señalado.

Junto con la identificación y su localización georreferenciada, la empresa adjudicataria deberá confeccionar un plan individual de gestión para cada árbol o conjunto arbóreo catalogado, con una ficha detallada. Esta deberá contener información contrastada sobre la singularidad de cada uno de ellos, bien sea botánica, histórica, cultural o paisajística y su relación con la evolución del entorno urbano donde se asientan.

Asimismo, se procederá a verificar en una primera inspección su estado fitosanitario y de seguridad para así valorar su vulnerabilidad frente a agresiones o cambios del medio. Por último, se realizará una valoración sobre medios y recursos necesarios para elaborar un plan individual de gestión para cada ejemplar catalogado y protegido, independientemente de su titularidad.