Cabrera ve "de cajón" que la nueva regulación del taxi y los VTC hace necesario incorporar "más inspectores"

Protesta de taxistas por el borrador de la Junta sobre los VTC
Jesús Prieto - Europa Press
Publicado 25/04/2019 14:03:31CET

SEVILLA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ante el borrador elaborado por la Junta de Andalucía con propuestas para la ordenación y modernización del sector del transporte discrecional en vehículos turismo, que abarca tanto a los taxis como a los vehículos de transporte concertado (VTC), el concejal de Movilidad del Ayuntamiento hispalense, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha visto "de cajón" que las medidas incluidas en dicho documento harán necesaria la incorporación de "más inspectores" para supervisar el cumplimiento de lo estipulado.

En rueda de prensa, Cabrera y el director general de Movilidad del Ayuntamiento, José Santiago Lorenzo Martín, han explicado que el Consistorio ha participado en una reunión celebrada entre la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y la Consejería de Fomento, en torno a este borrador derivado del Real Decreto Ley que faculta a las comunidades autónomas y los municipios para regular la actividad de los vehículos de transporte concertado que operan para las empresas de alquiler de coches con conductor como Uber o Cabify.

Previamente, en el caso de Sevilla, los taxistas de dicha ciudad y el Consistorio acordaron pedir a la Junta que ciñese la contratación de los servicios de VTC a una antelación mínima de entre 30 minutos y una hora, con la obligación de que estos vehículos regresen a sus bases tras cada porte, entre otros aspectos.

Al respecto, y mientras el sector local del taxi critica que el mencionado borrador no haya incluido la demanda de que sea fijada una antelación mínima de entre 30 minutos y una hora para la contratación de los VTC, el concejal de Movilidad hispalense ha defendido la "buena línea" de trabajo y negociación promovida por las instituciones en la mencionada mesa conjunta entre la FAMP y la Consejería de Fomento, asegurando que el Ayuntamiento de Sevilla defenderá sus "consideraciones".

ES "DE CAJÓN"

Eso sí, dado que corresponderá al Consistorio "la gestión" en la práctica de la nueva regulación que finalmente sea aprobada para los taxis y los VTC, Cabrera ha señalado que resulta "de cajón" que "serán necesarios más inspectores" de movilidad. En cualquier caso, ha defendido que la actividad de los taxis y de los VTC es compatible, porque cada uno de los sectores tiene su propio "espacio, demanda y necesidad", toda vez que Élite Taxi celebraba este pasado martes una caravana de coches por la capital andaluza en protesta por los términos del borrador de la Junta.

Y es que el sector local del taxi acusa a los conductores de VTC de invadir su ámbito de actuación e incurrir continuamente en situaciones de "intrusismo", pues la regulación de los vehículos de transporte concertado, por ejemplo, prohíbe que estos conductores circulen a la búsqueda aleatoria de clientes, capten viajeros de manera espontánea o utilicen los carriles reservados a los autobuses públicos y taxis. Los conductores de VTC, por su parte, han denunciado no pocas situaciones de coacción o incluso daños a manos de taxistas.

En ese sentido, y conforme al decreto ley que faculta a las comunidades autónomas y los municipios para regular la actividad de los vehículos de transporte concertado que operan para empresas como Uber o Cabify, las propuestas de la Junta para modernizar el sector del taxi contemplan la posibilidad de que los taxistas ofrezcan un precio cerrado al usuario en los servicios precontratados o realizar servicios cobrando por plaza, entre otros aspectos.

LAS ESTACIONES DE VTC

En cuanto a los VTC, y mientras dicho decreto ley estipula un régimen transitorio de cuatro años para que las comunidades autónomas y los municipios adapten las normativas, periodo en el que los VTC podrán seguir operando como hasta ahora en el ámbito urbano, las propuestas de la Junta incluyen para dicho periodo la creación de estaciones de VTC ubicadas en el perímetro de los núcleos urbanos, para que tal servicio sea prestado desde estas ubicaciones.

La idea, según precisa la Junta respecto a sus propuestas, es que los VTC estén obligados a regresar a dichas estaciones cuando completen sus servicios "salvo que tengan otro servicio precontratado", apostando por supervisar la actividad de los VTC mediante una página web de control andaluza que se nutra de la estatal y permita complementar aquellos campos de los que ésta carezca.

También respecto a los VTC, la Junta propone que al menos un 20 por ciento de las flotas de las empresas de dicho sector con más de cinco licencias corresponda a vehículos ECO y que las empresas con más de 15 vehículos cuenten con un cinco por ciento de su flota adaptada a personas de movilidad reducida, entre otras medidas.

Contador

Para leer más