Publicado 10/08/2022 14:28

Un catedrático de la Universidad de Sevilla desarrolla un proyecto que calcula la "idoneidad" de las dosis de fármacos

Fármacos
Fármacos - UNIVERSIDAD DE SEVILLA

SEVILLA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de la Universidad de Sevilla y director de la Unidad de Salud Mental del Hospital Virgen del Rocío, Benedicto Crespo, ha liderado el desarrollo del proyecto eDOSE, que ha puesto en marcha una plataforma tecnológica que permite "facilitar el contraste de una manera rápida, fiable y reproducible de la idoneidad de las dosis de los fármacos que está tomando un individuo".

Así lo ha comunicado la propia universidad en un comunicado este miércoles, donde ha explicado que esta plataforma tecnológica, que ha puesto en marcha el proyecto eDOSE, "permite convertir de manera rápida y sencilla la dosis de cualquier tratamiento con psicotrópicos --antipsicóticos, antidepresivos y benzodiacepinas--, en dosis mili-equivalentes de gold-estándars, la medida reconocida internacionalmente para la dosificación de dichos fármacos".

Así, la Universidad ha asegurado que en el ámbito clínico e investigador "existe la necesidad frecuente" de calcular la "dosis equivalente" de los psicofármacos que un individuo está tomando en un momento dado. Esta información, ha continuado la entidad académica, "permite tomar decisiones clínicas que muchas veces no es posible adoptar hasta que no aparece un signo o síntomas de complicaciones o de mala evolución clínica".

Del mismo modo, eDOSE protegerá a los pacientes de "posibles sobredosificaciones o infradosificacoines". Esta herramienta permite establecer tratamientos "óptimos, eficaces y seguros, con el fin de evitar posibles efectos adversos asociados a sobredosificación".

Como objetivo secundario, se han "habilitado formularios para la recopilación y trazabilidad de efectos secundarios asociados a las dosis prescritas", las cuales conforman una "base de conocimiento generada de forma colaborativa" por los distintos usuarios de la plataforma. Esto permite "compartir este conocimiento entre distintos centros de investigación", así como la "generación de una serie de informes preconfigurados de prevalencias", ha aseverado la Universidad.

Por último, la entidad académica ha informado que "se está llevando a cabo una fase piloto experimental" de este proyecto, "enfocada a validar la utilidad e impacto del uso de la solución desarrollada, en un entorno clínico representativo y siguiendo una serie de protocolos y métricas establecidas por el propio equipo de trabajo".