Actualizado 28/10/2010 19:54 CET

Chamizo reabre la queja de los ruidos del metro en la vaguada de San Juan y pide mediciones a Medio Ambiente

Vaguada de San Juan y trazado del metro
EP

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha reabierto el expediente incoado en torno a la queja relativa a las molestias causadas por el tramo del metro que, en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), atraviesa la vaguada que separa, a su vez, la barriada de Virgen del Rocío y la urbanización Cornisa Azul, en los accesos y salidas de la estación Barrio Alto. En paralelo, el departamento de Chamizo recomienda a la Consejería de Medio Ambiente que practique "nuevas mediciones" en cuanto a los niveles de ruido que soportan las viviendas de este entorno.

El asunto, como se recordará, había sido también elevado a la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico por el colectivo de vecinos de San Juan de Aznalfarache que promovía también la queja entregada a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz. Tras haber incoado una serie de diligencias informativas, no obstante, el Ministerio Público resolvió el sobreseimiento de las actuaciones una vez practicada una consulta al Ayuntamiento de este municipio aljarafeño, gobernado por Fernando Zamora (PSOE).

En concreto, este colectivo de vecinos ha expuesto tanto a la Fiscalía como a la institución que dirige José Chamizo las molestias del funcionamiento del metro en el tramo que transcurre, en superficie, desde el túnel del cerro del Monumento a los Sagrados Corazones, hasta más allá de la estación Barrio Alto, con efectos en los barrios sanjuaneros de Virgen del Rocío, Cornisa Azul y Montelar. Las quejas y acciones judiciales incluyen también los ruidos procedentes del tráfico que soporta la autovía A-8057, que transcurre paralela al trazado del metro y para la que el Consistorio reclama ahora asfalto fonoabsorbente y una barrera de árboles que aminore el impacto acústico.

Un mapa de ruidos recogido por el colectivo señalaba que los niveles de decibelios que padecía la vaguada "sobrepasan los establecidos como límite" por la Ley estatal del Ruido promulgada en 2003 o la Ley 7/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, así como el Reglamento de Protección Acústica de Andalucía. En concreto, este mapa de ruidos atribuiría, según la documentación recogida por Europa Press, la generación de "picos" de hasta 97 decibelios 'A' al tránsito de trenes en esta vaguada que separa el Barrio Alto de la urbanización Cornisa Azul y que también alberga la autovía A-8057. Así, este estudio reduce a 67 decibelios 'A' el nivel de contaminación acústica del entorno sin el funcionamiento del metro, cuya acción eleva hasta a 97 decibelios 'A' este indicativo.

RESULTADOS CONTRAPUESTOS

No obstante, el último estudio sobre la contaminación acústica de la vaguada, elaborado por encargo de la sociedad gestora del metro, habría resuelto que los decibelios que soporta la zona se mantienen dentro de los "límites" de la legislación sobre protección acústica durante el día, pero superarían el máximo permitido durante la noche, por lo que las administraciones atribuyen las molestias al tráfico rodado de la autovía A-8057, que conecta Mairena del Aljarafe con la autovía A-8058 (Sevilla-Coria del Río).

De cualquier manera, en un escrito librado por José Chamizo el 22 de octubre y recogido por Europa Press, el Defensor del Pueblo Andaluz reabre el expediente incoado en cuanto a la queja de este colectivo y recomienda a la Consejería de Medio Ambiente que, "por sus propios medios", practique "las nuevas mediciones necesarias para verificar los niveles de ruido". Propone, de hecho, que las mediciones sean realizadas "en el interior de las viviendas más afectadas" al objeto de que sean aplicadas "medidas correctoras" en el caso de que los resultados de tales pruebas reflejen un grado de contaminación acústica por encima de lo permitido.

Para el colectivo que promueve estas actuaciones, la Consejería de Obras Públicas y Transportes y su ente público Ferrocarriles de la Junta de Andalucía "han intentado falsear" las mediciones cuyos resultados atribuían a la autovía las molestias denunciadas, dado que, como ya había advertido el colectivo mediante la difusión de unos vídeos, los trenes habrían sido "ralentizados" durante la práctica de estas pruebas, extremo que ha negado absolutamente la Consejería. Igualmente, se reclama que el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache haga público el estudio de ruidos realizado entre los meses de septiembre y octubre.